Avisar de contenido inadecuado

Variaciones en la estructura social: sociedad de masas> y migraciones.

{
}

 TAGS:undefined 

Variaciones en la estructura social: La <> y <>

La sociedad de masas
A lo largo del siglo XIX la estructura de la sociedad continuó siendo básicamente la misma. Las clases sociales se distinguían por su distinta capacidad económica, prestigio y cultura. A fines del siglo XIX, esta sociedad experimentó tres cambios fundamentales:


a) Se consolidó una clase media acomodada, formada por las capas superiores de las profesiones liberales y de la administración pública y privada.
b) Se produjo un fuerte crecimiento de las clases medias bajas, debido al aumento de empleados en las oficinas y en los comercios.
c) Se formó una clase obrera industrial estable: cada vez más integrada en organizaciones sindicales.


Aquella era una sociedad de masas. El crecimiento demográfico <> fueron las causas de la aparición de las masas. Estas masas dieron el tono a la vida social con sus gustos y aficiones, mediante espectáculos como los deportes o el cine, bebidas, como la coca-cola o la aparición de periódicos sensacionalistas. Algunos intelectuales –los que acuñaron la expresión <> vieron el fenómeno con temor y pesimismo, como muestra de un retroceso de la racionalidad y un avance de la vulgaridad y el mal gusto. En cualquier caso el protagonismo social de las masas era un hecho irreversible.


La disminución de la jornada de trabajo permitió a la clase obrera comenzar a sumarse a la cultura del ocio, iniciada por las clases medias urbanas a mediados del siglo XIX. Entre las actividades desarrolladas durante el tiempo de ocio destacaban la práctica y contemplación de los deportes que surgieron en esta época: carreras de caballos, fútbol, tenis, rugby, patinaje, ciclismo, montañismo y, más tarde, boxeo y carreras de coches.

Emigración transoceánica


Otro fenómeno que fue muy importante fue la emigración transoceánica. Entre 1871 y 1915 abandonaron Europa con destino a otros continentes unos 36000 millones y medio de personas. La emigración se convirtió en un fenómeno general en el continente europeo: si en las décadas anteriores la mayor parte de los emigrantes procedían del noroeste de Europa, a partir de 1871 los países del sur, centro y norte de Europa participaron masivamente. Noruega fue el país con una tasa más alta de emigración en relación con su población, el 7% , seguido por Italia, con el 5, 5 %; en el extremo contrario se situaba Francia, con una tasa del 0. 5 %. La inmensa mayoría de los emigrantes eran hombres jóvenes procedentes de zonas rurales y sin una especial cualificación profesional.


La principal causa de la emigración fue de carácter económico; en Europa –debido al gran aumento de la población y a la mecanización>>- no había trabajo para todos, mientras que en otros continentes, sobre todo en América, las posibilidades eran enormes desde su integración en el mercado mundial y la inversión en ellos de capitales europeos. La emigración se convirtió así en una válvula de escape que favoreció la estabilidad de las sociedades europeas que estaban experimentando un acelerado proceso de modernización.


Los principales lugares de destino fueron cuatro países americanos: Estados Unidos –que recibió unos 22 millones de emigrantes-, Canadá, Argentina y Brasil. Aproximadamente un 60% de los emigrantes se establecieron definitivamente en los nuevos países.


Ningún aspecto de la sociedad industrial moderna fue más característico que el nuevo ocio del que gozaron las masas del pueblo. La manera en que el tiempo libre era empleado y las instituciones que surgieron en relación con él llevaron a una cultura masiva que se fue extendiendo con cada década del siglo XX, poniendo su sello en los hábitos y las perspectivas de las sociedades industriales y llegando con la difusión de la tecnología y la industrialización moderna a muchas partes del mundo.


Por primera vez en la historia, las masas del pueblos en los países industrializados se vieron libres durante una parte importante de cada día y de cada semana de las actividades necesarias para la supervivencia. (…) El ocio, que había sido el privilegio de los ricos capaces de disponer del trabajo ajeno, se convirtió en la suerte común del ciudadano corriente.


VV.AA. Historia de la humanidad. El siglo XX.

{
}
{
}

Deja tu comentario Variaciones en la estructura social: sociedad de masas> y migraciones.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.