Avisar de contenido inadecuado

Trastornos de alimentación: anorexia, bulimia. ¡Reflexionemos!

{
}

            Resulta increíble hasta qué punto hemos llegado los seres humanos, hasta el extremo de avergonzarnos de nuestro cuerpo y de buscar soluciones que pueden abocarnos a destruirlos, mientras perecemos en el intento.

            Ya no sólo se trata de esa crítica que se organiza en torno a la Comida Basura y de la defensa a ultranza de la dieta mediterránea; sino de algo mucho más serio, los desordenes alimentarios que afectan, especialmente a miles de adolescentes en todo el mundo. Aunque en la actualidad la información nos previene constantemente sobre la importancia de seguir una dieta, sin embargo nuestra fobia al rechazo, nuestro corazón... nos impulsa a seguir el camino opuesto. De hecho, los habitantes de los países privilegiados parecemos locos, puesto que no somos capaces de medir las consecuencias de nuestros actos, ni siquiera nos enteramos de la suerte que tenemos al poder llevarnos el apetitoso bocado que nos da aliento y viento todos los días. Debería darnos vergüenza, nos gastamos 80 mil millones de euros en dietas, regímenes y fórmulas para mantener el tipo en los huesos, lo que equivale a más de setenta veces el presupuesto de que dispone  la Organización de las Naciones Unidas para paliar la lacra del hambre, que por lo visto, "sólo muerde a los descalzos".  Todos nosotros no deberíamos llamarnos personas, puesto que permitimos tal injusticia, puesto que nos encerramos en nuestros cuerpos y permitimos que nos estrangule, sin mirar detrás ni escuchar los gritos de quienes piden a gritos esa comida que vomitamos o desperdiciamos.

            De hecho según los estudios del Ministerio de Asuntos Sociales, más del 35% de los adolescentes desearía estar más delgados (y esas cifras se multiplican cuando hablamos de adolescentes femeninas, llegando hasta el 80%); la mayoría ya ha exprimido su cuerpo en regímenes que muchas veces ni siquiera supervisa un médico. A esos regímenes se añaden, sesiones de gimnasio, que todavía empeoran más nuestra salud, porque el ejercicio es sano, pero si estamos débiles no debemos sobrepasarnos.

Es evidente que el origen de esos trastornos reside en una falta de confianza en nosotros mismos, nuestra autoestima decrece y nos provoca angustia, nos creemos objeto de burla o befa por parte de los demás o simplemente nos afecta el entorno, la propia familia e incluso un estado de depresión motivado por muchas circunstancias externas que provocan el detonante. Ese cúmulo de circunstancias nos conduce a la anorexia, la bulimia, e incluso, a la ingestión compulsiva ( hiperfagia) de alimentos. Contra esa epidemia, existen diversas terapias que pueden ayudarnos a recuperarnos, pero todas pasan por esa aceptación del problema, y también por una prevención o detección del mismo, ya sabemos que "vale más prevenir que curar".

            Para darnos cuenta de hasta qué punto esa enfermedad produce un daño al que debemos buscar salidas inmediatas, simplemente podemos consultar cualquier buscador de Internet y descubrir la cantidad de páginas que se ofrecen y que tratan la bulimia. Algunas de esas páginas están promovidas por grupos de afectadas (hay más afectadas, que afectados), ellas se aconsejan unas a otras. Pero sus consejos no versan en salir de la espiral o buscar soluciones, sino que ofrecen consejos y trucos para engañar a la familia, médicos y amigos, llegando a leerse consejos tales como "... después de vomitar, haz una gárgaras con agua y bicarbonato, ya que elimina el mal aliento y no se te pudrirán los dientes por las caries que produce el ácido del estómago". Creo que sobran los comentarios.

            Nunca deberíamos olvidar que la salud es muy valiosa si queremos llevar una vida cómoda y afortunada, si queremos que nuestra vida sea plena y placentera. Es necesario que apreciemos y cultivemos el cuerpo y que comamos adecuadamente, pero ese culto al cuerpo no debe convertirse en un problema obsesivo. Esa cultura de la delgadez es una ilusión que crea la moda y los medios de comunicación que continuamente nos engaña, no seremos más felices porque dispongamos de una talla de pantalón determinada. En España, esta enfermedad se está convirtiendo en una verdadera epidemia, que va poco a poco mermando la salud de muchos jóvenes, aunque también afecte a la población adulta.

            Debemos pues auscultar nuestro propio cuerpo y si descubrimos que padecemos una de estas enfermedades pedir ayuda, antes de que sea demasiado tarde, antes de que se lleve lo que más apreciamos: nuestras incombustibles ansias de disfrutar de cada instante, nuestros sueños...

            Recuerda que en la clasificación de los trastornos alimentarios de origen psíquico encontramos. Todas estas enfermedades necesitan un tratamiento clínico:   

Anorexia mental o nerviosa (delgadez extrema)

Anorexia mental restrictiva (anorexia simple)

Anorexia mental bulímica y vomitadora ( bulimarexia)

Bulimia pura o adictiva (sobrepeso o peso normal)

Hiperfagia adictiva psicosomática o neurótica (con obesidad)

Hiperfagia con bulimia

Hiperfagia sin bulimia

Hiperfagia adictiva a un alimento (dulces, chocolate

            Por eso debes informarte para no ser una víctima más. Si eres capaz de anticiparte, si eres capaz de valorarte como persona, será difícil que caigas en ese error. Recuerda ante todo que cada uno de nosotros somos únicos, distintos, diferentes... y en esa diversidad se haya nuestra fuerza y nuestra autoestima.

            Como punto final vamos a proponer que realicéis en clase un role- playing. Consiste en la creación de una situación en la que los participantes asumen roles previamente establecidos, a fin de tratar el problema desde dentro, asumiendo los papeles de los afectados como si fueran propios. Las reglas son muy sencillas: después de establecidos una serie de papeles, cada uno deja de ser uno mismo y se convierte (en su forma de hablar, moverse o comportarse) en el personaje que se le ha asignado de antemano). Es una forma de hacer terapia de grupos. Sentados en círculo, elegimos a aquel que será el coordinador o terapeuta, que va dando paso a los demás participantes. Estos deben interpretar el papel de enfermos afectados por trastornos de alimentación (anorexia, bulimia, comedor compulsivo), deberán imaginarse cómo actuarían y como se sentirían, deberán comportarse como si verdaderamente estuvieran afectados. Después, entre todos, se intentará sacar las conclusiones pertinentes.

 Algo de Bibliografía

Un peligro llamado anorexia,  Gonzalo Morande.

Inteligencia emocional, Daniel Goleman.

Mi cerebro y yo, José M. R. Delgado

Las otras drogas, Francisco Alonso Fernández.

En intenet:

www.consumaseguridad.com

www.comidabasura.com

www.bilimarexia.com

www.canales.laverdad.es

www.naturopolis.com

{
}
{
}

Comentarios Trastornos de alimentación: anorexia, bulimia. ¡Reflexionemos!

Buenos días Aghata.
La anorexia cada vez empiezan más jovenes.
Si hablamos de televisión,,sólo hay que mirar las imagenes para ver lo que realmente búscan los jóvenes,,,,
Ser aceptados,,,si para entrar en grupos y sentirse uno más han de hacer esas atrocidades,,,no dudes que lo haran.
Es importante que se den cuenta que son Amados siendo ellos mismos para que suba su autoestima,,,solo hay que escucharlos,,,pararse delante ,,,pero pararse de verdad,,,y prestarle atención a su problema,,,no quitandole valor a lo que dicen,,,simplemente escucharlos y re-orientarlos.
Aghata,,,justo esas fotos son las que ellos se identifican,,por eso creo que les da igual,,,mas bien son otras imagenes con las  que no  se identifican,,,lo demas les sirve para verse a si mism@s con la distorsión que padecen.
Cada vez que me encuentro con un@ de ellos....siento un gran respeto por la moda que ven a traves de los ojos de la sociedad.
Gracias y un abrazo
lerna Lerna 06/02/2009 a las 08:45
Hola Lerna, como ves me has hecho reflexionar y he decidido cambiar las imágenes.
Besos desde Valencia
Buenos días Aghata
Te quiero por eso
Un abrazo
Lerna Lerna 07/02/2009 a las 10:15
Esa cultura de la delgadez es una ilusión que crea la moda y los medios de comunicación que continuamente nos engaña, no seremos más felices porque dispongamos de una talla de pantalón determinada...
viagra online viagra online 30/12/2009 a las 17:18
en donde estan las familias de las estas niñas???
Prescription Drugs Prescription Drugs 30/12/2009 a las 20:54
Hola. Estoy en total acuerdo, algo tan grave como es la anorexia se da en millones de casos en cada uno de los paises del mundo (y las cifras de muertes asustan, la verdad)
Yo estoy consiguiendo salir de ella. De hecho ahora como para engordar, pues por fin me di cuenta de que antes era mas feliz, tenía vida, y aunque consiga curarme se que esto me va ha marcar para siempre.
Recomiendo que quien quiera se pase por mi metroflog, puede ser de gran ayuda para quien sufra este transtorno.
Un beso
viagra online viagra online 04/01/2010 a las 15:06
en donde estan las familias de estas niñas??? donde el escuchar? como no darce cuenta?? hay que hacer algo !! antes que se salga de control!
buy viagra buy viagra 06/01/2010 a las 23:11
Una alimentación sana es muy importante.
manipuladora alimentos manipuladora alimentos 30/01/2014 a las 18:56

Deja tu comentario Trastornos de alimentación: anorexia, bulimia. ¡Reflexionemos!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.