Avisar de contenido inadecuado

Tipologías textuales: 7000, Rosa Montero

{
}

 

 

7000   Rosa Montero  El País, 16 de Junio de 1998.

            Que me los presenten. Que me presenten a esos 7000 madrileños que abandonaron a sus perros para irse con toda tranquilidad de vacaciones. Que me presenten a esos 7000 energúmenos capaces de dejar atrás, con impavidez espeluznante y una pachorra inmensa, los hocicos temblorosos y las miradas dolientes de sus animales.

            ¿Cómo lo harán? ¿Apearán al perro en mitad de un campo solitario y huirán después a todo rugir de coche, con el pobre bicho galopando espantado detrás del guardabarros hasta que su aliento ya no dé para más? ¿O quizá lo llevarán a algún barrio lejano y escaparán aprovechando algún descuido, un animoso encuentro con otros perros o un goloso olfatear de algún alcorque? No les importa que luego el animal, al descubrirse solo, repase una vez y otra, con zozobra creciente y morro en tierra, la borrosa huella de sus dueños, intentando encontrar inútilmente el rastro hacia el único mundo que conoce. Son 7.000 en Madrid: el censo estatal de malas bestias puede aumentar bastante.

            Que me presenten a esos tipos que tuvieron el cuajo de tumbarse con la barriga al sol en una playa, plácidos y satisfechos, tras haber condenado a sus perros, en el mejor de los casos, al exterminio en la perrera, y, más probablemente, a una atroz y lenta agonía en cualquier cuneta, con el cuerpo roto tras un atropello. O a servir de cobaya en un laboratorio, o a morir en las peleas de perros, espeluznantes carnicerías que, aunque ilegales, parecen estar en pleno auge como juego de apuestas. Que me presenten a esos seres de conciencia de piedra. Quiero saber quiénes son, porque me asustan. Si han cometido un acto tan miserable e inhumano, ¿cómo no esperar de ellos todo tipo de traiciones y barbaries? Probablemente pululan por la vida disfrazados de gente corriente: es una pena que las canalladas no dejen impresa una marca indeleble.

 Coherencia textual: El texto nos expone como actualmente muchos ciudadanos energúmenos, cuando llega el verano, toman la incorrecta decisión de abandonar a sus perros. La finalidad que persigue la autora, es que nos demos cuenta  de que esto es una salvajada, y reflexionemos con el objeto de que no cometamos estos actos inhumanos.           Resumen: El artículo de Rosa Montero nos explica como en el verano del 98, en Madrid, unos 7000 ciudadanos tomaron la incorrecta decisión de renunciar a su perro para ir de vacaciones. La autora se pregunta acerca de lo que les ocurre a todos estos canes abandonados, sin nada para alimentarse y sin un lugar donde ir. Esta es la pregunta que deberían hacerse muchos ciudadanos antes de abandonarlos ya que estos perros acabarán, normalmente, siendo atropellados en cualquier carretera o  exterminados en la perrera.. En definitiva, todas estas personas deberían llevar en sus rostros una señal que las identificase para que los ciudadanos de a pié reconozcamos a los canallas.

Estructura textual: En primer lugar, Rosa Montero plantea el tema   que va a tratar (el abandono inhumano de los animales)  mostrando ya abiertamente su postura o opinión sobre dicho problema.   A continuación, nos explica más detalladamente cómo, porqué y dónde abandonan a sus perros.    Para finalizar critica a todas estas personas que cometen este tipo de salvajadas. Esta actitud tan inhumana le provoca pavor, ya que si han sido capaces de llevar a cabo un acto tan miserable, podrían ser capaces de cualquier otra acción inhumana.

Energúmeno: Palabra que proviene del griego energúmenos: poseído por un mal espíritu. Persona de mal carácter y que se muestra violenta. Impavidez: serenidad de ánimo y valor ante los peligros y adversidad. Impasible: que se muestra indiferente o no muestra reacción emocional alguna ante un hecho. Sin. imperturbable. Espeluznante: se dice de algo que produce mucho miedo. Sin. terrorífico, escalofriante. Alcorque: hoyo excavado en la base de las plantas o árboles para impedir que el agua de riego se escape. Zozobra. Sentimiento de inquietud o de tristeza causado por un hecho desafortunado o por una preocupación. Cobaya: persona o animal que se somete a observación o experimentación. Barbarie: acción cruel y violenta. Indeleble: que no se puede borrar o quitar fácilmente.

{
}
{
}

Deja tu comentario Tipologías textuales: 7000, Rosa Montero

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.