Avisar de contenido inadecuado

Textos para talleres literarios: El otro yo Mario Benedetti

{
}

Este texto tan sencillo nos pone en guardia, porque creemos que somos capaces de reconocer como somos, pero en realidad no es así. Todos nos comportamos de forma distinta según las situaciones, adoptamos papeles distintos que nos identifican pero que a la vez pueden parecernos incluso contradictorios. Damos una cara, pero nadie sabe exactamente lo que estamos pensando o sintiendo e incluso nosotros a veces sentimos que no tenemos palabras para expresarnos o no sabemos cómo actuar ante esa situación inédita que se nos presente y que no se parece en nada a otras situaciones que hemos vivido. Por eso debemos estar preparados para afrontar la vida y ser tolerantes con nuestros errores u los de los otros, reconocer nuestros triunfos y al mismo tiempo mostrarnos humildes, sin arrogancia. Eso no supone que debamos conformarnos con la vida, ¡por supuesto que no!, debemos creer en nosotros mismos y en nuestras posibilidades y aceptarnos.

Lo que te propongo en este caso es relativamente sencillo. Quiero que durante un tiempo escribas un pequeño diario en el que te sinceres y te muestres tal y como eres: quiero que escribas sobre tus miedos, tus deseos, tus logros y fracasos, de manera que expreses cómo es ese otro yo que se esconde detrás y que ocultas a los demás, pero, está muy claro que a ti mismo no puedes engañarte.

 

El otro yo

           

Se trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacia ruido cuando comía, se metía los dedos en la nariz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando. Corriente en todo, menos en una cosa: tenía otro Yo.

            El Otro Yo usaba cierta poesía en la mirada, se enamoraba de las actrices, mentía cautelosamente, se emocionaba en los atardeceres. Al muchacho le preocupaba mucho su Otro Yo y le hacía sentirse incómodo frente a sus amigos. Por otra parte, el otro Yo era melancólico y, debido a ello, Armando no podía ser tan vulgar como era su deseo.

            Una tarde Armando llegó cansado del trabajo, se quitó los zapatos, movió lentamente los dedos de los pies y encendió la radio. En la radio estaba Mozart, pero el muchacho se durmió. Cuando se despertó, el Otro Yo lloraba con desconsuelo. En el primer momento, el muchacho no supo qué hacer, pero después se rehizo e insultó concienzudamente al Otro Yo. Este no dijo nada,  pero a la mañana siguiente se había suicidado.

            Al principio la muerte del Otro Yo fue un rudo golpe para el pobre Armando, pero en seguida pensó que ahora sí podría ser íntegramente vulgar. Ese pensamiento lo reconfortó.

Sólo llevaba cinco días de luto, cuando salió a la calle con el propósito de lucir su nueva y completa vulgaridad. Desde lejos vio que se acercaban sus amigos. Eso le llenó de felicidad e inmediatamente estalló en risotadas. Sin embargo, cuando pasaron junto a él, ellos no notaron su presencia. Para peor de males, el muchacho alcanzó a escuchar que comentaban:

"Pobre Armando. Y pensar que parecía tan fuerte, tan saludable".

            El muchacho no tuvo más remedio que dejar de reír, y, al mismo tiempo sintió a la altura del esternón un ahogo que se parecía bastante a la nostalgia. Pero no pudo sentir auténtica melancolía se la había llevado el Otro Yo.

Mario Benedetti (1920), La muerte y otras sorpresas.

{
}
{
}

Comentarios Textos para talleres literarios: El otro yo Mario Benedetti

me encanto arlequini :-)


benedetti para mi uno delos mejores de todos los tiempos lo lei mucho en mi adolescencia ...buena semana

Fascinate, invita a reflexionar e interiorizar verdaderamente en ¿quien soy?; ¿que me gusta o no de mi ?, y hasta a veces en ¿quien quiero ser...?

                                                                     ¡Benedetti, todo un maestro!

Maryorie Maryorie 18/04/2009 a las 15:20

Topaz derives from highly evolved silicate magmas. The main requirements for formation tiffany sale of topaz (Al sub 2 SiO sub 4 (F,OH) sub 2 ) are sale tiffany an excess of aluminum over that tiffany for sale required for sale tiffany to form feldspars, and a high concentration of fluorine. The latter plays the more crucial role, since it must be concentrated to a considerable cheap tiffany degree to form topaz. Crystals form in cavities from late-stage, fluorine-rich tiffany cheap aqueous fluids that have separated from the rising magma at shallow depths. Formation requires some combination of: (1) evolution of discount tiffany a fluorine-rich vapor, (2) increasing acidity tiffany discount on cooling, and, less commonly, (3) tiffany shop loss of alkalis as dissolved tiffany store salts.

Mario Benedetti , un genio!

Luciana Luciana 04/06/2010 a las 19:07

TEMA: deseo de ser vulgar.
RESUMEN: Armendo no podia soportar tener otro yo, una tarde mientras dormía empezó a indultar a conciencia a su otro yo, este era muy nostálgico y melancólico por lo que se suizidó, al cabo de 5 días de luto salio a la calle y vió pasar a sus amigos los cuales estaban hablando de su triste suicidio.
ESTRUCTURA: este cuento se divide en 3 partes:
_ 1ª parte, presentación (párrafos 1 y 2):
     --Nos presenta a armando y a su otro yo (como son).
_ 2ª parte, nudo(párrafos 3, 4 y 5):
     --Cuenta como aparece el otro yo .
     --Como le insulta y la desprecia a conciencia.
     --El suicidio del otro yo y como consecuencia tambien de Armando.
_ 3ª parte, desenlace (párrafo 6):
     --Como se siente al oir a sus amigos hablando de su muerte.

anónimo ^^ anónimo ^^ 13/12/2010 a las 20:35

Deja tu comentario Textos para talleres literarios: El otro yo Mario Benedetti

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.