Avisar de contenido inadecuado

Textos para talleres literarios: Jean Ristat

{
}

 

 Taller de poesía

Mari Carmen Moreno. Prof. Escritura creativa.

 

"Recorto y desplazo bloques de palabras erigidos como rascacielos. Despliego, repliego, descoso y recoso las imágenes. Multiplico el sentido y quiero agotarlo, darle la vuelta como a un guate. Deconstruyo y reconstruyo sin cansarme, como el niño con un movimiento de la mano su juego de construcción."

Jean Ristat

Y ahora te toca a ti, diríamos nosotros. Síguele el juego al poeta, exprime el sentido de las imágenes, mezcla sensaciones, olores, sabores, cosas u objetos, nombres de personajes famosos, sentimientos inmisericordes, deseos o sueños falsos. Atraviesa el espejo, y pon patas arriba todo lo nombrado, todo lo que te ronda o lo que aún no te has atrevido a nombrar.  Intenta un ritmo inédito, y escupe las palabras, como si estuvieras deshaciendo un rompecabezas, poniendo todas las piezas al revés. Tal vez descubras las ilimitadas posibilidades de la poesía, una fuerza que estaba oculta dentro de ti y que ahora te comes con tenedor y cuchara, mientras el resto de la clase se merienda sus propias locuras, en un ejercicio inédito. ¿ Se ha vuelto loco todo el mundo?

 

Los pedales y el piñón

 

Dinard-St. Enogat

2 de agosto 18 h. 40'

19 h.30'

Corredores en el jadeo de las cafeteras

Un fuelle de órgano el monte episcopal

Glotis para un suplicio tribal expuesta

El botanista gitano saca su trombón.

 

3 de agosto 12 h. 05´

 

De rodillas frente a un geranio gigante

la tinta china de su zapato le embriaga

La pastoral municipal y ventrílocua

Y el turbante de las cigarras con crinolinas

Con colgantes en las amígdalas frotan

Mil patas tintinean por los caminos

Manadas de pavos con cojinetes de baile

Catedrales de quincalla el polo

Abejorro descarriado en el hielo marino pedalea

El príncipe de Gales de travesti en el mercado

La frente coloreada de mermelada

Grosellas espinosas en el anaquel

En la tumba el cuerpo empolvado labios recosidos

No se desgañita dislocado desencajado el miembro

Sin casco ni espuelas a pelo fulminado

Desligado desfoliado el mercurio de pies clavados

La muerte la esposa que no conoce el tiempo

Italia Iialia en sus espejos

perla aún la sangre de cristo en tu talón

la picadura de la serpiente como al valiente Aquiles

El corral papal para el peregrino

No de un yunque herrar el casco abrir

las palabras la cadencia ecuatorial de una

Carrera alejandrina con cojera en la pinza

Una nariz postiza conyugal en la baranda

la cuerda al borde del mar como un balancín

Una ballena tatuada en el escaparate

La bella ahojada en la trastienda

En el escenario coser un madrigal fatal

Cerradura trabada el ojo de una lechuza

Un valsador que se luce por un bofetón

El bonete de un monseñor auténtico planeador

Un caníbal con prisa sin boya

Oh suplicio de Tántalo en la pila bautismal

El gitano hace prosa como un niño Jesús

Se levanta los puños de encaje

Viejo pingüino engalanado para la pavana lleva

Luto en su palacio una luminaria la lengua

Bajo la bóveda de cristal una tórtola

Para el asesino el fino lazo de coral negro

El cuello presentado en un cojín de plumas

El enrodado en el confesionario lee el diario

Los jóvenes de boliche con el cura

De cura termal en el purgatorio la cuña

Dentro y fuera el pecíolo en reparto

Flotar de la rueda para un aventurero

La hoja barrida bajo la camisa

Vaivén de la manivela del alfarero

En las sisas el pedúnculo peinado

para el desfile de chispas con címbalos

Y en el globo bello mariscal

Ver en el hemisferio boreal una grieta

El amor de alas replegadas bajo la luna

Un héroe de la areopostal sin gorra

Batir el campo su cola de caballo

En carnaval los labios rojos a pincel

En su cubil un amante abandonado se acuesta

Sólo una palanca de encargo para el brasero

El pastelero coronado se ata el corsé

La Sévigné despacha el corro y bebe té

en el espacio de una ráfaga pierde la dentadura

En el calzón de un soldado atestado

Una mariposa en la bragueta vuela

En el molino las tuberías de larga boca

La danza de las válvulas para el bajo embragar

En la cabecera las manecillas del artificiero

El oficio del que pedalea un monaguillo

El corredor inclinado como un árbol de navidad

Bajo la nieve sucia se escama la bestia

Acéfala

 

Jean Ristat

Del libro, ¿Qué puede la poesía?. Ed. Bassarai

La utilidad de la poesía en la actualidad es un debate interminable que cuenta con numerosas definiciones y explicaciones por parte de los poetas y los lectores interesados.

En la primavera de 2001 se organizó en Bilbao un encuentro literario franco-español, con poetas representativos de estas culturas que mostraron sus inquietudes sobre la validez de la poesía contemporánea.

¿Qué puede la poesía? recoge tres intensos días hablando de poesía y escuchando a los poetas recitar sus versos. José Hierro, Felipe Juaristi y César Antonio Molina intercambiaron experiencias con Jean-Michel Maulpoix, Christian Prigent y Jean Ristat.

Cada poeta es una voz a explorar en el mundo de la palabra. El lector de este libro sentirá una atmósfera entre la tradición y la vanguardia, con poemas y reflexiones en torno a la poesía del siglo XXI.

{
}
{
}

Comentarios Textos para talleres literarios: Jean Ristat

Buenos días Aghata.
Te traigo un super abrazo.
lerna Lerna 25/03/2009 a las 09:37
muchas gracias Lerna. Con amigas como tú es difícil no esbozar una gran sonrisa.
 
Yo también te mando un abrazo.
No me siento muy bien ahora, todavía no me han operado pero ya me han hecho las pruebas preoperatorias, estoy cansada y triste

Deja tu comentario Textos para talleres literarios: Jean Ristat

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.