Avisar de contenido inadecuado

Textos para talleres literarios: Del amor y otros demonios

{
}

Introducción

García Márquez ha tratado en muchos de sus libros el tema del amor. Sin embargo puede ser en esta obra donde ese sentimiento aparezca con trazos más precisos, dada la fuerza de los acontecimientos que pretende relatar.

En este fragmento, la figura de Garcilaso, poeta famoso del Renacimiento,  enamorado hasta las entretelas de Isabel Freire, es el referente del que se sirve el protagonista para expresar sus sentimientos a la amada.

Este poeta es conocido como uno de los grandes poetas del amor: él canto al amor desgraciado, aunque sus sentimientos parezcan diluidos por los moldes a los que debía someterse.  Te proponemos que investigues en primer lugar la vida y obra de este gran poeta, que fue considerado el prototipo del Cortesano en el Renacimiento, por su habilidad para las armas y las letras. Puedes consultar alguna antología y escoger aquellos dos o tres poemas que te parezcan más bellos o cuyo sentimiento aparezca reflejado de forma clara.

Cayetano utiliza sus versos para descubrirle su amor a Sierva María. También su amor es desgraciado: ya que él es fraile, debe pues mantener sus votos.  Una vez confesado su amor, ya no siente pánico. Pero lo que anhela su corazón es imposible. No puede poseerla, de ahí la zozobra que llena el espacio vital de los protagonistas.

Por su parte la amada siente lo mismo. Ambos hablan de sus sentimientos cuando están juntos.  También aparece el dolor ante la imposibilidad de consumarlo. Ella le da una prenda: un collar para que cuando no estén juntos no deje de pensar en ella, otra concomitancia con el Renacimiento. Hoy en día los enamorados siguen regalándose prendas: por ejemplo el anillo con las iniciales del aniversario.

Cayetano decide guardar los votos, pero ¿qué pasaría si no lo hiciera?

¿Cómo se sentirían ambos?  Escribe una continuación a la historia en la que ambos se dejan arrastrar por su pasión. Procura que no desentone con lo contado: lo que estás escribiendo es la continuación de un gran amor entre una monja y un fraile. Un amor que no pueden refrenar.

-Una vez investigada la vida y obra de Gracilazo,  te invito a  que te metas en su piel y escribas un cuento sobre su gran pasión, Isabel Freire. Busca todo tipo de documentación sobre su vida, alguna foto para que te hagas una imagen mental del protagonista, y todo lo que se ha contado sobre su pasión sobre la dama portuguesa. Después, teniendo en cuenta, las cualidades del caballero, ya estás en condiciones para proponer un pequeño cuento que relate el amor que él sintió por ella. 

Hasta entonces no había dejado de mirarla a los ojos y ella no daba muestras de rendirse. Él suspiró hondo y recitó:

"Oh dulces prendas por mi mal halladas".

Ella no entendió.

"Es un verso del abuelo de mi tatarabuela", le explicó él. "Escribió tres églogas, dos elegías, cinco canciones y cuarenta sonetos. Y la mayoría por una portuguesa sin mayores gracias que nunca fue suya, primero porque él era casado, y después porque ella se casó con otro y murió antes que él".

¿También era fraile?

"Soldado", dijo él.

Algo se movió en el corazón de Sierva María, pues quiso oír el verso de nuevo. él lo repitió , y esta vez siguió de largo, con voz intensa y bien articulada, hasta el último de los cuarenta sonetos del caballero de amor y de armas, don Gracilazo de la Vega, muerto en la flor de la edad, por una pedrada de guerra.

Cuando terminó, Cayetano tomó la mano de Sierva María y la puso sobre su corazón. Ella sintió dentro el fragor de su tormenta

"Siempre estoy así", dijo él.

Y sin darle tiempo al pánico se liberó de la materia turbia que le impedía vivir. Le confesó que no tenía un instante sin pensar en ella, que cuanto comía y bebía tenía el sabor de ella, que la vida era ella a toda hora y en todas partes, como sólo Dios tenía el derecho y el poder de serlo, y que el gozo supremo de su corazón sería morirse con ella. Siguió hablándole sin mirarla, con la misma fluidez y el calor con que recitaba, hasta que tuvo la impresión de que Sierva María se había dormido. Pero  estaba despierta, fija en él sus ojos de cierva azorada. Apenas se atrevió a preguntar

¿Y ahora?

"Ahora nada", dijo él. "Me basta con que lo sepas".

No pude seguir. Llorando en silencio pasó su brazo por debajo de la cabeza de ella para que le sirviera de almohada, y ella se enroscó a su costado. Permanecieron así, sin dormir, sin hablar, hasta que empezaron a cantar los gallos, y él tuvo que apurarse para llegar a tiempo a la misa de cinco. Antes de que se fuera, Sierva maría le regaló el precioso collar de Oddúa: dieciocho pulgadas de cuentas de nácar y coral.

El pánico había reemplazado por la zozobra del corazón. Delaura no tenía sosiego, hacia las cosas de cualquier modo, flotaba, hasta la hora feliz en que huía del hospital para ver a Sierva Maria. Llegaba jadeando a la celda ensopado por las lluvias perpetuas, y ella lo esperaba con tal ansiedad que la sola sonrisa de él le devolvía el aliento. Una noche fue ella quién tomó la iniciativa con los versos que aprendía de tanto oírlos. <<Cuando me paro a contemplar mi estado y a ver los pasos por do me has traído>>, recitó. Y pregunta con picardía:

<<¿Cómo sigue?>>

<<Yo acabaré, que me entregué sin arte a quien sabrá perderme y acabarme>>, dijo él. Ella lo repitió con la misma ternura, y continuaron así hasta el final del libro, saltando versos, pervirtiendo y tergiversando los sonetos por conveniencia, jugueteando con ellos a su antojo con un domino de dueños. Se durmieron de cansancio (...)

En los días siguientes sólo tuvieron instantes de sosiego mientras estaban juntos. No se saciaron de hablar de los dolores del amor. Se agotaban a besos, declamaban llorando a lágrima viva versos de enamorados, se cantaban al oído, se revolcaban en cenagales de deseo hasta el límite de sus fuerzas: exhaustos pero vírgenes. Pues él había decidido mantener su voto hasta recibir el sacramento, y ella lo compartió.

{
}

Deja tu comentario Textos para talleres literarios: Del amor y otros demonios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.