Avisar de contenido inadecuado

Textos para la reflexión: Bachillerato

{
}

4 de septiembre de 2008

Cada vez me convenzo más de la poca sensibilidad que muestran los Medios hacia las personas. El accidente de avión de Madrid ha disparado todo tipo de programas sensacionalistas. Todos ellos parten de unas coordenadas que yo tengo muy claras: la desinformación y la falta de ética. Los Medios nos bombardean  hurgando en la yaga, yo me pregunto qué pensarán esas familias en estos momentos de dolor y rabia. El accidente se presta, aparentemente, a todo tipo de especulaciones sensacionalistas que únicamente buscan el liderazgo y las cotas de audiencia. Lo que piensen los familiares no importa, sólo la búsqueda utópica de una justicia que se resigne a arropar a los débiles. Esa justicia se persigna ante lo sucedido pero no se plantea, ni por asomo, descubrir a los culpables.

En estos instantes me acuerdo de un accidente que conmocionó a la opinión pública: el atentado del 11 M.

La revista Luke, le dedicó un número especial y nos pidio  a todos sus colaboradores que nuestro artículo, poema o comentario girase en torno a esa desgracia. Este fue el poema que yo mandé.

Luke, www. espacioluke.com.

Artículo para Luke

¿ Cuántas veces han de volar las balas del cañón

antes de ser proscritas para siempre?

¿Cuántas muertes serán necesarias

para dar a conocer que han muerto demasiado?

                                                                                                                      Bob Dylan

 

 

¿Cuántos juguetes volarán por los aires antes de que podamos cerrar los ojos a la barbarie? ¿Cuántos cuerpos cubrirán la fosa común antes de que nos sintamos desdichados? Nosotros, los  habituados al miedo. Nosotros. a quienes  los muertos miraron por última vez.   Nosotros los tiznados, los  mutilados, queremos acompañar a los fantasmas para que se alcen quienes han hipotecado nuestro futuro, quienes se han  atrevido  a sembrar de odio nuestra alma. ¿Quiénes gritan más fuerte que nosotros?

 ¡Las palabras de  miles de muertos¡ ¡ Los de aquí, los de allí¡ Los que empuñan las bombas se han dormido. Ni siquiera podemos preguntarles dónde está el capitán. Ni siquiera podemos preguntarles por qué estaban esperando para matarnos si somos inocentes. ¿Quién será tan fuerte como para profanar las sombras de los muertos y pedir perdón? ¿ Quién será tan fuerte, como para tranquilizarse? ¿Cuántos humanos estarán dispuestos a abandonar las armas para siempre? ¿Cuántos? ¿Cuántos?

Aghata.

{
}
{
}

Deja tu comentario Textos para la reflexión: Bachillerato

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.