Avisar de contenido inadecuado

Los textos expositivos

{
}

textos expositivos  

Los textos expositivos: Su finalidad es informar, trasmitir datos, explicar hechos o ideas. Las explicaciones deben ser claras y precisas, sin ambigüedades y adoptan un punto de vista objetivo.

Se dividen en:

a) Textos divulgativos: dirigidos a un lector no especializado en el tema, por lo que el lenguaje suele ser claro y donde son frecuentes conectores explicativos o de reformulación: es decir, o sea.

b) Textos especializados: dirigidos a los especialistas en un tema. En este caso el lenguaje es más preciso y son frecuentes los tecnicismos.

Estructura:

a)    Introducción: Comprenden las primeras frases o párrafos del texto. Sirven para que conozcamos el tema, la idea principal y los primeros datos.

b)    Desarrollo: analizan o profundizan en el tema. Pueden estar separados por apartados.

Veamos ahora cómo avanzan y se relacionan las ideas en este apartado.

Simplemente enumerando las características, propiedades, clases o ejemplos. Se conoce como enumeración o adición porque se suman ideas.

Explicando cómo evoluciona un problema a lo largo del tiempo: por ejemplo explicando cómo ha evolucionado el concepto de vivienda a lo largo del tiempo. En este caso, los hechos se exponen de forma cronológica.

 Por comparación o analogía: se explica un caso o cuestión comparándolo con otro similar, para que su comprensión sea más sencilla. También nos encontramos ante esta estructura cuando  se contrastan dos objetos u problemas y se explican las diferencias, ventajas e inconvenientes que presentan: por ejemplo tipos de energías renovables, ventajas e inconvenientes.

Idea principal – ejemplo: Se explica – por ejemplo- lo que es un verbo y después se ponen ejemplos.


Problema- solución: se presenta un problema y sus soluciones.

c)    Conclusión (no siempre aparece): resume la idea central, da la última información o concluye con un ejemplo que justifica lo dicho.

Además se han señalado otras cuatro posibles formas de organizar la información:

a) Estructura analizante: se expone una idea al principio y luego se ejemplifica con datos objetivos.
b) Estructura sintetizante: la idea final es una conclusión que se deducido de la anterior.
c) Estructura encuadrada: La idea final reafirma lo expuesto en la introducción del texto.
d) Estructura paralela: las ideas que se exponen no están jerarquizadas, sino que tienen igual importancia y no dependen unas de otras.

Rasgos gráficos y gramaticales de los textos expositivos:

Rasgos tipográficos de relevancia: sirven para hacernos una imagen visual del texto: Títulos, epígrafes (anotaciones a pié de página), tipos de letras (cursiva, palabras resaltadas en negrita…) Suelen habituales en algunos textos expositivos específicos (una enciclopedia) los cuadros sinópticos, que sintetizan lo dicho. También pueden aparecer flechas para relacionar las ideas, diagramas (cuadros de llaves, por ejemplo), fotografías o dibujos explicativos, etc.

Rasgos morfológicos: adjetivos especificativos, complementos adnominales y aposiciones,  verbos en presente de indicativo o en pretérito. Uso del modo indicativo y del presente gnómico.

Rasgos léxicos: a) Palabras clave repetidas o sustituidas mediante pronombres o sinónimos. b) Uso de tecnicismos (palabras específicas de cada ciencia o disciplina que indican precisión y dan objetividad a lo expuesto). Uso denotativo del lenguaje. Objetividad.

Rasgos sintácticos:
Conectores o marcadores discursivos: conjunciones o expresiones que relacionan lógicamente las ideas y los párrafos (porque, por consiguiente, primero, por ejemplo).
Oraciones enunciativas; son las que dan informaciones sin indicar lo que piensa el hablante: El profesor viene hoy. Dependerá del tono, o de la expresión de nuestra cara, nos parecerá bien o mal.  Además la oración sigue un orden lógico. Sujeto+ verbo + complemento. La objetividad se logra mediante el uso de oraciones impersonales y pasivas reflejas.

Rasgos textuales:
Uso de conectores de tipo lógico: porque, para que, por consiguiente…
Uso de marcadores discursivos para señalar las partes del texto: en primer lugar, para concluir, a continuación, seguidamente…
Relaciones con otros textos mediante citas.
Procedimientos tipográficos para ordenar.
Anáforas o reiteraciones.




{
}
{
}

Deja tu comentario Los textos expositivos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.