Avisar de contenido inadecuado

Texto teatral: La cabeza del dragón, Valle-Inclán

{
}

Texto teatral: La cabeza del dragón, Valle-Inclán

1. Justifica que este texto pertenece al género teatral.

2. ¿Qué personajes intervienen?

3. ¿Por qué está triste la Infantina?

4. ¿El  bufón es realmente quién dice ser?

5. Explica qué quiere decir el príncipe con estas palabras:

-Alegrar la rosa de tu boca:

-Los tenías nublados con tu pañuelito.

6. ¿Crees que el bufón podrá evitar que el dragón devore a la Infantina? Inventa un final para esta escena.

7. ¿Cuáles son las acotaciones del texto? ¿Qué indican en este caso?

8. Busca información sobre Valle-Inclán y redacta una breve biografía.

 

(En un jardín del palacio del rey Micomicón. Jardín con rosas y escalinatas de mármol, donde despliegan su cola dos pavos reales. Al pie de la fuente, está llorando la hija del Rey. De pronto aparece ante sus ojos el príncipe Verdemar, disfrazado de bufón.)

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. - ¡Señora infantina!

LA INFANTINA. - ¿Quién eres?

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. - ¿Por qué me preguntas quién soy cuando mi sayo a voces lo está diciendo?

LA INFANTINA. –Me cegaban las lágrimas y no podía verte. ¿Qué quieres, bufón?

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. – El sol que piden las rosas es el sol de tus ojos. Cuando yo llegué ante ti, señora mía, los tenías nublados con el pañuelito.

LA INFANTINA.- ¿Qué pueden hacer mis ojos sino llorar?

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. Por unos soldados supe tu desgracia, señora Infantina. Dijeron también que estabas sin bufón, y aquí entré para merecer el favor de servirte. Ya sólo para ti quiero agitar mis cascabeles, y si no consigo alegrar la rosa de tu boca, permíteme que recoja tus lágrimas en el cáliz de esta otra rosa.

LA INFANTINA. –Pero ¿en verdad eres lo que representa tu atavío?

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. -¿Por qué lo dudas?

LA INFANTINA. – Porque tienen tus palabras un son lejano que no cuadra con tu caperuza de bufón.

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. – Todos los bufones somos hermanos, pero una misma canción puede tener distintas músicas. ¿Quieres tomarme a tu servicio, gentil señora? Mis cascabeles nunca te serán inoportunos.

LA INFANTINA. – Poco tiempo durarías en mi servicio.

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. - ¿Poco?

LA INFANTINA. – Si conservas esta rosa, puede durar más tiempo en tus manos. ¡Hoy es el día de mi muerte! Para salvar el reino debo morir entre las garras del Dragón.

EL PRÍNCIPE VERDEMAR. – Conservaré la rosa hasta mañana.

LA INFANTINA. – Bufón mío, prométeme que irás a deshojarla sobre mi sepultura.

EL PRÍNCIPE VERDEMAR.- Tú no morirás, Infantina. Mañana cortarás en este jardín otra rosa para tu bufón, que te saludará con la más alegre música de sus cascabeles de oro.

Valle-Inclán, La cabeza del dragón (adaptación)

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Texto teatral: La cabeza del dragón, Valle-Inclán

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.