Avisar de contenido inadecuado

Texto expositivo: El calendario egipcio

{
}

Texto expositivo

He aquí un texto que nos informa de las características del antiguo calendario. Léelo con detenimiento. Seguidamente subraya aquellas ideas que consideres importantes. Una vez has realizado esa pequeña radiografía del texto y tienes claro qué ideas son las esenciales, elabora un esquema y un resumen del texto en cuestión.

Seguidamente puedes buscar información sobre los siguientes términos: Babilonia, Osiris, Horus, Set, Isis y Neftis. Busca información en diversas fuentes de información y elabora pequeñas entradas, explicando sus características más emblemáticas.

El calendario egipcio

En su expresión más primitiva, el año egipcio constaba de doce meses, cada uno de ellos compuesto de tres semanas de diez días de duración. Tanto el día como la noche tenían doce horas, aunque la duración de las mismas variaba en función de la estación (una variación mínima ya que Egipto se encuentra relativamente cerca del trópico). Hasta le época tolemaica no se introdujo la hora de sesenta minutos procedente  de Babilonia, por lo que hasta ese momento la unidad de tiempo más pequeña era el at o momento.

El año tenía, por otro lado, tan sólo tres estaciones, cada una de las cuales duraba cuatro meses: el akhet, la época de la crecida; el peret, cuando bajaban las aguas y se realizaba la siembra, y el shemu, o época de la cosecha. Si lo comparamos con nuestro calendario y sus meses de diferentes duraciones, el año egipcio constituía todo un paragón de uniformidad. Ahora bien, los antiguos egipcios no tardaron en caer en la cuenta de que esta distribución perfecta del tiempo no se correspondía con el verdadero año solar y, para corregir dicha discrepancia, se introdujeron cinco días, los llamados días <<epagomenales>>, que se dedicaron a conmemorar el nacimiento de Osiris, Horus, Set, Isis y Neftis en medio de grandes ceremonias festivas.

Con el nuevo calendario revisado, el año se iniciaba con la primera aparición en el horizonte de la estrella Sirio, que de acuerdo con nuestro calendario ocurría hacia el 19 de julio, fecha que señalaba el inicio del akhet. Pero ni siquiera este nuevo calendario estaba libre de fluctuaciones, ya que el verdadero día solar tiene 6 horas más que los 365 días establecidos, lo que hacía que el calendario y las estaciones tan sólo coincidieran a la perfección cada 1.460 años. Hasta la época tolemaica no se introdujo la noción de año bisiesto, que serviría de base para nuestro propio calendario. Hasta entonces, los sacerdotes basaban su calendario en meses lunares de aproximadamente 29, 5 días de duración para asegurarse de que las fiestas cayeran en las fechas adecuadas.

Había, además, otro modelo en el que se ha pretendido ver el origen del Calendario astrológico vigente hoy en día. Cabe matizar, no obstante, que a pesar de que durante siglos se ha considerado a los sacerdotes egipcios que cartografiaban el cielo como los padres de la astrología, lo cierto es que en realidad no contaban ni con un zodíaco ni con horóscopos o casas celestes, conceptos que se introdujeron en el antiguo Egipto en época tolemaica procedentes de Babilonia. De hecho, lo único que tenía el calendario egipcio eran días favorables y días desfavorables que se basaban en episodios de la mitología, de manera que, por poner un ejemplo, el día en que nacía un dios se consideraba un día propicio y el día en que dos dioses se peleaban entre sí era desfavorable.

Antología ilustrada de Mitos y leyendas del mundo. S. Scott Littleton

Ed. Blume

{
}
{
}

Comentarios Texto expositivo: El calendario egipcio

precioso como todo lo tuyo contigo siempre se aprende esa es tu labor  aparte te he dicho antes eres buena maestra sin especificar que lo eres pues te adaptas a la mente de aquellos enseñas en que les puede entusiasmar para sacarles su potencial eso es loable
Interesante texto me encanta tus comentarios sobre libros.
Besos.
Paloma
He aprendido algo de los astrónomos egipcios- siempre me he preguntado porque no tenemos un calendario así, ya qué no sólo los egipcios tenían semanas de 10 días de tal manera qué deshecharíamos el calendario actual qué está mal hecho- te cuento qué he estudiado los calendarios mayas y son muy perfectos-me gustó Agatha. saludos.

Deja tu comentario Texto expositivo: El calendario egipcio

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.