Avisar de contenido inadecuado

Teoría de Morfología. El adjetivo. Bachillerato

{
}

 TAGS:undefined

http://www.jfrechina.com/-fotografo-valencia-ElRevésdelEspejo

Los adjetivos


El adjetivo designa cualidades o características de los sustantivos. Están formados por uno o varios lexemas y uno o varios morfemas flexivos (género y número) y derivativos (prefijos, interfijos y sufijos), además existe el morfema característico de los adjetivos, el grado. Su función es modificar la significación del sustantivo directamente como adyacente o CN (coche antiguo) o indirectamente a través de un verbo: El profesor está simpático, el profesor llegó muy simpático al aula. Llevaba el pelo mojado a consecuencia de la lluvia. El primero es atributo; los segundos, predicativos.

Clases de adjetivos por su significado: a) Calificativos: -expresan cualidad (agua fresca), -admiten gradaciones (ultraconservador) y pueden ir delante o detrás del sustantivo: dulce mirada, agua fresca. b) De relación o pertenencia: expresan relaciones (problema ocular, producción láctea), no admiten gradaciones (cuestión supersocial), no pueden ir antepuestos (ocular problema), a veces pueden funcionar como calificativos (sus sonrisas nerviosas), pero en “crisis nerviosas” es relacional, “relativo a los nervios”. No olvidemos además los gentilicios: madrileño, senegalés.

Uso del adjetivo
Los adjetivos especificativos sirven para precisar y especificar cómo son las cosas. Son restrictivos: (la oreja derecha, el balón rojo, el chaval rubio, los muebles nuevos, la energía eólica). Son necesarios, su ausencia altera el contenido del mensaje: los gatos negros traen mala suerte/los gatos traen mala suerte. Los adjetivos de relación o pertenecía siempre son especificativos: viviendas sociales, pintor español.


Los adjetivos explicativos, no son restrictivos. Van habitualmente delante del sustantivo y aportan una cualidad del sustantivo sin restringir su significado: las mansas ovejas. Cuando su significado es ornamental se denominan epíteto (verde hierba, cielo azul). Los adjetivos explicativos pueden ir en aposición. Van separados del sustantivo por pausas: Juan, encantado, apareció a cenar. Pueden recibir complementos: Juan, el muy espabilado, apareció a cenar. Su ausencia no falsea la veracidad del enunciado. Juan apareció a cenar. En ocasiones, cambian su significado según aparezcan antepuestos o pospuestos: gran hombre/ hombre grande.

Otros criterios para justificar la colocación de los adjetivos: a) criterio psicológico: el hablante tiende a colocar delante la cualidad porque desea realzarla: Blancas nubes surcaban el horizonte/ Nubes blancas surcaban el horizonte. En el primer caso adquiere relevancia la cualidad; en el segundo, las nubes, el hecho de que el cielo apareciera cubierto por ellas. b) criterio sintáctico y rítmico: algunos gramáticos señalan que la colocación del adjetivo se debe a factores rítmicos: con un/a+ sust+ adj. Así sucede también cuando el adjetivo es más largo que el sustantivo: la casa deshabitada, la deshabitada casa. c) criterio distribucional o informativo: El adjetivo que tiene un carácter escasamente informativo tendería a anteponerse (bueno, malo, grande), mientras que los que tienen un carácter más relevante se pospondrían (solar, eléctrico).


Desde el punto de vista de la forma, el adjetivo está compuesto por uno o varios lexemas (verde, verdinegro) que soportan el significado léxico del adjetivo y morfemas flexivos y derivativos. Además presenta el morfema de grado. Existen sufijos privativos para la construcción del adjetivo: -al (formal), -il (monjil), -ble (amable) –nte (amante), -dor (encantador), -ero (verdadero), -oso (lastimoso), -ista (sufragista), -ano (valenciano), -és (cortés), -ense (canadiente), -ecino (blanquecino), -áceo (rosáceo) –---usco (pardusco), -izo (cobrizo), -ivo (educativo)

Morfemas del adjetivo. Adopta el género y el número del sustantivo al que acompaña. Encontramos adjetivos de dos terminaciones y de una terminación: bueno/buena; cursi, cortés, feliz, útil. En cuanto al número, el adjetivo adopta el número del sustantivo al que se refiere (casas viejas, cadena oxidada), aunque los adjetivos acabados en –s que no sean agudos permanecen invariables: casa gratis, casas gratis. En ocasiones el morfema de número rompe la ambigüedad: Los chicos trajeron agotados el contenedor de agua. El chico trajo agotado el contenedor de agua (ambigua).

Los adjetivos calificativos admiten tanto prefijos (superfácil, extraordinario, hipersensible), como sufijos (aceitoso, somnoliento, barbudo, criticona). Los adjetivos de relación y pertenencia no admiten gradaciones: problema muy ocular (incorrecto).

Grados del adjetivo: Nos permite indicar mayor o menor intensidad o relacionar la cualidad entre dos personas o cosas. Muy fuerte. Eso es muy fuerte, fortísimo.

Positivo: expresa simplemente la cualidad sin graduación: Agradable, simpático, triste. Comparativo: expresa la cualidad comparándola con otros sustantivos.

Superioridad más que Rosa es más simpática que Carmen. Inferioridad Rosa es menos famosa que Carmen. Igualdad Rosa es tan famosa como Carmen, igual de famosa que Carmen. 

Superlativo: Expresa la cualidad del sustantivo en alto grado e intensidad. Se puede construir con el adverbio muy (de mucho) Rosa es muy famosa. Con un sufijo: -ísismo, -errimo paupérrimo (muy pobre). Con un prefijo: archi-, hiper-, requeté-, super-, ultra- mega-: superfamosa. Algunos adjetivos forman el superlativo con el sufijo culto érrimo, -érrima, unido a la raíz latina: libre: libérrimo, célebre, celebérrimo, negro, nigérrimo, pobre, paupérrimo, mísero, misérrimo, pulcro, pulquérrimo. Algunos admiten ambas: negro, negrísimo, pobre, pobrísimo, áspero, asperísimo.

Superlativo relativo: la intensidad se refiere a algo. Rosa es la más famosa de su clase. (En relación con sus compañeros de clase; fuera de clase, puede haber otra más famosa.
Comparativos y superlativos sintéticos (derivan del latín):

bueno, comparativo sintético, mejor, superlativo sintético: óptimo;

malo, comparativo sintético, peor, superlativo sintético, pésimo;

pequeño ,comparativo sintético, menor, superlativo sintético, mínimo;

grande, comparativo sintético, mayor, superlativo sintético, máximo;

bajo ,comparativo sintético, inferior, superlativo sintético, ínfimo;

alto, comparativo sintético, superior , superlativo sintético, supremo.


Recuerda que un gran número de participios funcionan en la oración como adjetivos (pintado, agotado, frito…). En estos casos, al segmentar el participio distinguimos entre los morfemas propios del adjetivo (flexivos, derivativos y de grado) y los del verbo (vocal temática y morfema verbal de participio): despintados. El morfema de participio es: d.
Funciones del adjetivo. Modifican al sustantivo: Los hombres generosos son estupendos). Se relaciona directamente: a) Precediéndolo (Tus simpáticos vecinos) o siguiéndolo (los amigos fieles). Funciona como adyacente, modificador o complemento del sustantivo. Indirectamente a través del verbo atributo (María es muy feliz), complemento predicativo: María ha llegado feliz a casa después del examen.

{
}
{
}

Deja tu comentario Teoría de Morfología. El adjetivo. Bachillerato

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.