Avisar de contenido inadecuado

Teoría hylemórfica de Aristóteles. Apuntes de filosofía, 2º Bachillerato

{
}

 TAGS:undefined

Detalle del puerto de Catarroja. J.Frechina,ElRevesdelEspejo.

J.Frechina,ElRevesdelEspejo.,http://www.jfrechina.com/

 

Teoría hylemórfica de Aristóteles. Apuntes de Filosofía.

La teoría hylemórfica de Aristóteles, también llamada, teoría de la materia y de la forma es una de sus teorías más importantes. Su nombre deriva de los términos griegos “hyle” (materia) y “morphe” (forma).  Nos ofrece en ella una explicación del cambio; tema abordado en física, la disciplina que estudia la realidad y los entes en movimiento. Para entenderlo, traemos a colación otros cuatro conceptos clave: acto, potencia, materia y forma.

El cambio es, según Aristóteles, una forma de movimiento. Aristóteles explica el movimiento mediante la inclusión de los términos “acto” y “potencia”, que tanta relevancia tendrán posteriormente en la filosofía medieval. La potencia es lo que algo no es, pero puede llegar a ser (por eje.: la semilla del árbol no es todavía un árbol pero es evidente que puede llegar a serlo). El acto, por su parte, es la realidad actual, lo que es realmente (p. ej.: un árbol determinado, un hombre maduro, etc.).  Determina así que todo movimiento no es sino el tránsito de la potencia al acto, de lo que todavía no es a lo que es realmente. Es una característica que poseen, esencialmente, los seres vivos en movimiento. Supera así los problemas heredados de los presocráticos, en especial, de Parmínedes.

Lo fundamental de la teoría es la explicación del concepto de cambio, que es una forma particular y radical del movimiento. La explicación del cambio posee una gran importancia en el pensamiento de Aristóteles y ejerce una gran influencia en la filosofía posterior. El cambio originado puede ser de dos clases: a) un cambio sustancial, que es un cambio radical y supone la destrucción de lo existente o la generación de algo nuevo, y b) un cambio accidental, que supone modificación de aspectos accidentales –y nunca esenciales o sustanciales- de aquello que cambia y que puede ser un cambio de cantidad, un cambio de las cualidades o un cambio de lugar o traslación.

Según Aristóteles, en todo cambio, hay siempre algo que permanece y algo que cambia o desaparece. Lo que permanece es la materia, el sustrato, que es indeterminado y está en potencia. Lo que cambia es la forma, que está siempre en acto y es propio de una determinada entidad en una situación concreta. La forma es la esencia propia de esa entidad, lo que define sus rasgos propios y lo que determina sus actividades. Todas las entidades concretas susceptibles de cambio están compuestas de materia y de forma.

{
}
{
}

Deja tu comentario Teoría hylemórfica de Aristóteles. Apuntes de filosofía, 2º Bachillerato

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.