Avisar de contenido inadecuado

Sueño. Plamen

{
}

Sueño. Plamen

Plamen,Andonov 2D Trabajo: Sueño

El trece de agosto de 1953 nació un niño llamado Remolt. Remolt, era un niño curioso y, a la vez extraño. El chico fue creciendo y, cuando llegó a los once años, se dio cuenta de que le pasaba algo extraño, algo poco común que tenía que ver con lo que soñaba. Siempre que soñaba algo, algún suceso, al día siguiente pasaba lo que él había soñado.
Por eso, cuando soñaba, ya sabía lo que iba a pasar al día siguiente, aunque a él, no le gustaba mucho el poder que tenía.
Un día decidió contárselo a sus padres y eso hizo. Aunque ellos lo escucharon pacientemente, les costaba creer lo que decían. Se sentía incómodo porque quería dejar de hacer lo que hacía, pero todas las noches, soñara lo que soñase, ya sabía qué era lo que sucedería al día siguiente. Y así un día tras otro.
Paso el tiempo y al final el chico, desesperado, decidió averiguar lo que le pasaba. Después de horas buscando información, descubrió que existían muy pocas personas con su caso y que la cura tenía una probabilidad muy baja de éxito.
Remolt se entristeció, pero, sin perder la esperanza, empezó a preguntar a la gente. Nadie sabía lo que debía hacer, hasta que vio a aquel señor oscuro, que lo miraba a través de sus gafas negras. También él quiso saber lo que pasaba y, por eso, le hizo muchas preguntas.
Esa misma noche, el chico soñó algo terrible. Soñó que aquel hombre vendría a su casa y que le comunicaría que no existía ningún remedio contra las personas que sufrían su anomalía; la mayoría de las veces, sucedía algo terrible… y, el final de la historia, solía ser mortal.
Y así fue. Al día siguiente, aquel hombre vino y le dijo en qué punto estaba, o sea, lo que había soñado. Él estaba ya preparado para escuchar malas noticias y no se lo tomó en serio; pero, al irse, el hombre le dejó un pequeño revólver con la intención de que se lo quedara. Remolt lo entendió y empezó a preguntarse acerca de lo que debería hacer. A la mañana siguiente estaba curado, ya no le pasaría más, aunque le costase la vida.
Plamen

{
}
{
}

Deja tu comentario Sueño. Plamen

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.