Avisar de contenido inadecuado

El romanticismo: Esquema

{
}

 TAGS:undefined

Romanticismo


Definición: Movimiento cultural, literario y artístico que se desarrolla en Europa y América en la primera mitad del siglo XIX. No se ciñe únicamente al campo artístico sino que supone un cambio de mentalidad, una nueva visión del mundo y de la vida, que tiene repercusiones en lo político y en lo social.


Contexto histórico, social y cultural.
-Declive del sistema del Antiguo Régimen basado en la monarquía absoluta que tiende a ser sustituido por los gobiernos constitucionales y parlamentarios; el poder, por lo tanto, reside ahora en el pueblo, que lo ejerce a través de unos representantes elegidos democráticamente.
-Se desarrollan los nacionalismos, con la consiguiente reivindicación de las peculiaridades culturales y lingüísticas de cada país.
-La sociedad estamental del Antiguo Régimen deja paso a una sociedad de clases, en la que la riqueza y no el nacimiento marca las diferencias.
-Como consecuencia de la revolución industrial y el desarrollo del comercio, la burguesía se convierte en la clase social dominante.
-Surge el liberalismo, movimiento ideológico que defiende la libertad económica y política y los derechos individuales.
-En filosofía, el idealismo, centrado en el mundo del espíritu y de las ideas, acaba con el racionalismo y el imperio de la razón del siglo XVIII.

Precursores del Romanticismo.
Las primeras manifestaciones del Romanticismo tuvieron lugar en las últimas décadas del siglo XVIII, coincidentes con la fase final del Neoclasicismo. Es lo que se conoce como prerromanticismo y cuyos rasgos más emblemáticos son:


-Perdida de la confianza en la razón.
-Afirmación de los sentimientos y emociones personales.
-Rechazo de las reglas neoclásicas y reivindicación de la libertad creadora.


Entre los escritores prerrománticos destaca el alemán Johan Wolfgang Goethe (1749-1832), considerado uno de los mejores escritores universales de todos los tiempos. En su juventud formó parte del movimiento prerromántico -Sturm und Drang-(Tormenta e impulso). Su Werther narra, en forma autobiográfica, a través de cartas y fragmentos de diario íntimo del joven protagonista, la historia de su fracaso amoroso. Werther, ante la imposibilidad de alcanzar el amor de Carlota, una mujer casada, se suicida.
Entre las demás obras de Goethe, de orientación clasicista, destaca Fausto, extenso poema dialogado sobre la leyenda medieval de anciano que vende su alma al diablo a cambio de recobrar la juventud.


Tendencias del movimiento romántico


Existen varias tendencias dentro del romanticismo ya que este no fue un movimiento uniforme y se desarrollo de forma diversa en los distintos países; ambas, sin embargo, surgen de la protesta contra la anodina sociedad burguesa.
-Romanticismo tradicional, moderado y conservador, que pretendía básicamente restaurar los valores ideológicos y religiosos del pasado. Está representado, entre otros por el escocés Walter Scott, uno de los máximos representantes de la novela romántica, el alemán Schlegel, el francés, Chateaubriand o los españoles, Zorrilla y el duque de Rivas.
-Romanticismo liberal, radical en su lucha contra las ideas tradicionales y defensor de la nueva mentalidad (libertad, progreso, revolución) y al que pertenecen entre otros, Lord Byron en Inglaterra, Víctor Hugo y Alejandro Dumas en Francia y Larra y Espronceda en España.


Características generales definidoras de la nueva estética:


Individualismo: Por encima de cualquier otra realidad está el yo, la propia personalidad del individuo.


Subjetivismo. Los ideales y aspiraciones del <> constituyen el centro de la vida y las obras del artista romántico. Estos ideales chocan con los límites impuestos por la realidad, lo que conduce a la insatisfacción, la protesta, el aislamiento o la soledad.


Búsqueda de la libertad. La pasión por la libertad se refleja en todas las manifestaciones de la época, desde la política  a la creación artística. En literatura, la libertad creadora se manifiesta en la oposición a las normas, la rebeldía y el rechazo a las reglas neoclásicas. La imaginación se convierte en el valor supremo y se proclama el genio individual, la inspiración de cada autor, es el valor omnipresente en cada una de las obras, lo que supone originalidad.
Nacionalismo: Se exaltan los valores populares y nacionales propios de cada país.


Temas de la literatura romántica


Los más importantes son:
-Los sentimientos. La propia personalidad del autor, sus sentimientos y su intimidad son el tema fundamental de la literatura romántica. Los sentimientos que más se repiten son los que brotan de la insatisfacción ante el mundo y ante la vida: la tristeza, la soledad, la melancolía, la desesperación, el amor idealizado, la búsqueda de una felicidad imposible.


-La rebeldía y la evasión. La imposibilidad de llevar a cabo sus ideales, el choque entre la realidad y el deseo, se manifiesta en dos actitudes distintas: la rebeldía está ligada a la exaltación de la libertad y de los personajes que simbolizan la oposición al orden establecido y a las costumbres convencionales: el pirata, el bandido, el mendigo, el verdugo%u2026 Es decir se trata de figuras marginadas o que se marginan voluntariamente en su ansia de lucha contra el encorsetado mundo burgués.


La evasión de la realidad, producto de la insatisfacción ante el mundo que rodea al escritor, le lleva, por los caminos de la imaginación, a mundos lejanos y desconocidos:
-La Edad Media, fuente inagotable de inspiración (evasión en el tiempo).
-Países y tierras considerados misteriosos o exóticos, como el Oriente (evasión en el espacio).
-El mundo de la fantasía, lo onírico, el tambaleante territorio de los sueños.
-La naturaleza y el paisaje: La descripción del paisaje se adapta a los sentimientos del autor. La naturaleza, amiga y confidente del artista, es un espejo de su estado de ánimo. De esta manera, predominan paisajes tristes y melancólicos (la caída de la tarde, la noche, el claro de luna, las ruinas, los cementerios%u2026), o aquellos que expresan mejor el alma atormentada del autor (el mar embravecido, la tempestad, las montañas agrestes, los bosques impenetrables, los ambientes sepulcrales).

La estética se basa en el desequilibrio, en la intensidad y en la búsqueda del dramatismo, es decir, se trata de superar los cauces de la razón, de exacerbación de los sentimientos.
Esto se corresponde con la búsqueda de un lenguaje efectista repleto de exclamaciones, frases entrecortadas o sincopadas, interrogaciones retóricas (que apelan directamente a un interlocutor), hipérboles, sinestesias. Es decir, un estilo retórico culto y, en ocasiones, excesivamente sincopado y exagerado.


El Romanticismo en España


El Romanticismo fue en España un movimiento tardío y de corta duración. Llegó con el regreso de los exiliados liberales tras la muerte del rey absolutista Fernando VII (1833), alcanzó su apogeo en 1835 con el estreno de la obra Don Álvaro o la fuerza del sino del Duque de Rivas y, salvo los casos. de Bécquer y Rosalía de Castro, que se consideran tardíos, desapareció a mediados de siglo.


Tres son las vías por las que llega el Romanticismo a España:


La primera, y la más importante, el regreso, a partir de 1833 de los intelectuales y escritores liberales que se habían exiliado en diversos países europeos huyendo de la persecución absolutista del rey: Martínez de la Rosa, Espronceda y el duque de Rivas fueron algunos de los intelectuales que habían tomado contacto con las ideas románticas en Europa y que, ya en España, lucharon activamente para divulgarlas.


La segunda, la publicación en un periódico de Cádiz de una serie de artículos que expresan ya esa sensibilidad romántica por parte del cónsul alemán Nicolás Bölh de Faber (padre del novelista Fernán Caballero).


La tercera, a través de la revista El Europeo, editada en Barcelona entre 1832 y 1834, y en la que se combaten las ideas neoclásicas y se defienden los principios románticos.
Como fechas claves del romanticismo español pueden citarse: 1834, estreno de la obra La conjuración de Venecia de Martínez de la Rosa; 1835, estreno de Don Álvaro o la fuerza del sino del duque de Rivas; 1844, estreno de Don Juan Tenorio de Zorrilla.

Poesía Romántica:
Autores: Espronceda, Bécquer, Rosalía de Castro, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Carolina Colorado. También escribieron poesía el duque de Rivas y Zorrilla.


Prosa romántica: costumbrismo, novela histórica y artículos periodísticos:
Costumbrismo: Mesonero Romanos y Serafín Estébanez Calderón.
Novela histórica influenciada por Walter Scott, Alejandro Dumas y Víctor Hugo: Enrique Gil y Carrasco, Larra, Espronceda.
Artículos periodísticos: Larra (políticos, de crítica literaria, costumbristas).

Teatro romántico: Francisco Martínez de la Rosa, Antonio García Gutiérrez, Juan Eugenio Hartzenbusch, José Zorrilla.

 

Principales autores europeos


Alemania
F. Schiller (1759-1805):  autor de obras teatrales (Don Carlos) y de numerosas baladas y poesías, como el Himno a la alegría, que inspiró a Beethoven su Novena Sinfonía.
F. Hölderlin (1770-1843): autor de El Archipiélago.
H. Heine (1798-1845): Cuadros de viaje y Libro de los cantares.
F. Novalis (1772-1801): Himnos a la noche.
E. T. A. Hofmann (1776- 1822): famoso por sus cuentos.


Inglaterra
W. Wordsworth (1770-1850): Baladas líricas.
S. Coleridge (1772-1842): Decir del viejo marinero.
Lord Byron (1788-1842): el poeta romántico inglés más conocido, autor de Peregrinación de Childe Harold, El corsario Lara, Don Juan.
P. B. Shelley (1795-1822). La alondra, Adonais, Oda al viento Oeste.
J. Keats (1771-1832) Endimion, Hiperión, A una urna griega.
Walter Scott (1771-1832), el creador de la novela histórica con obras tan famosas como Ivanhoe, Quintin Durward, Waveley, La prometida de Lamermoor, El anticuario, etc.

Francia
F. R. Chateaubriand (1766-1848), autor de novelas como René, Atala y El último abecenrraje.
Víctor Hugo (1802-1845), autor de dramas como Cromwell, Hernani (1830) y Ruy Blas. Como poeta escribió Odas, Las contemplaciones y La leyenda de los siglos. Escribió también novelas famosas, Nuestra Sra. de Paría, Los miserables Y Los trabajadores del mar, etc.
A. de Lamartine (1790-1869) Meditaciones.
A. de Vigny (1797-1863) Poemas antiguos y modernos.
A. de Musset (1810-1857) Cuentos de España y de Italia.
T. Gautier (1811-1872) Esmaltes y camafeos.
A. Dumas (1803-1870), célebre por sus novelas Los tres mosqueteros y El conde de Montecristo. Su hijo, Alejandro Dumas (1824-1895) es el autor de La dama de las camelias.

Italia
A. Manzoni (1785-1873), autor de la novela Los novios.
G. Leopardi (1798-1837), célebre por sus Cantos.


Rusia
A. Pushkin (1799-1837), Eugeio Oneguin.
N. Gogol 81809-1852): Taras Bulba (novela histórica), Almas muertas (novela realista).

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario El romanticismo: Esquema

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.