Avisar de contenido inadecuado

La Revolución Francesa

{
}

 TAGS:undefined

La Revolución Francesa


1. Las motivaciones.


La revolución en 1789 tiene una motivación próxima económica. Los gastos de las guerras contra Inglaterra y el apoyo a la independencia americana; el déficit crónico que se arrastra desde los últimos años de Luis XIV a principios de siglo; malas cosechas, que unidas al gigantesco crecimiento demográfico producen un grave alza de precios; aumento de la presión social en las ciudades con el auge de las manufacturas y la llegada de emigrantes campesinos a los centros urbanos en busca de trabajo.


Los precedentes anglosajones; la audaz prensa de opinión; las concepciones políticas y sociales ya expuestos; los fracasos en política exterior (pérdida del Canadá); los deseos de la burguesía de acceso al poder… Todo ello ha creado un clima de desasosiego. A estos problemas hay que añadir las vacilaciones de Luis XVI, sus constantes cambios de ministros económicos, a los que no deja tomar decisiones coherentes: Turgot, Necker, Calonne, Lomenie, otra vez Necker… Pero sobre todo la reacción defensiva de la nobleza.


Cuando se produce la revolución está no se asienta sólo en la denuncia de la estática situación dieciochesca; también se enfrenta contra la estructura del Antiguo Régimen. El ejemplo más claro puede verse en cómo la aristocracia rechaza los intentos de los ministros de economía de hacer recaer sobe ellos (nobleza y clero) las cargas fiscales de las que estaban exentos por privilegios que se remontaban a la época feudal. Sólo la burguesía y el pueblo soportaba el tremendo peso impositivo del sometimiento del Estado. En 1787 la Asamblea de Notables hace dimitir a Calonne al oponerse rotundamente a pagar ningún tipo de impuestos. Es una reacción suicida. El rey solamente ve una solución: convocar los Estados Generales, que no se reunían desde 1615. Y el 5 de mayo de 1789 se reúnen los Estados en Versalles. El tercer estado, mucho más numeroso, quiere el voto personal. Aristocracia y clero, los otros dos órdenes quieren el voto estamental. Es así como el tercer estado se retira de la reunión. Nobles y clérigos progresistas se les unen. Y en una de juego de pelota se declaran en Asamblea Nacional. Juran no separarse hasta no dar a Francia una Constitución. Era el 9 de julio. El día 14 las masas de París asaltan la Bastilla, fortaleza donde se encontraban los presos políticos. Había estallado la revolución.

Banderas al viento. Puerto de Valencia TAGS:undefined
Desarrollo de la Revolución.
Los cuatro grandes períodos revolucionarios son ya clásicos.


1789-1791. –Asamblea Constituyente. Se suprimen los derechos y privilegios feudales. El rey es obligado a residir en París. para mantener la economía se decreta la venta de los bienes de la Iglesia. Se establece la Constitución civil del clero, que todos los eclesiásticos deben jurar. Se elabora, a imitación de los Estados Unidos, una Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Y en 1791 se promulga la Constitución.


1791- 1792. –Asamblea legislativa. Nuevas elecciones forman una asamblea mucho más avanzada y violenta. Aparecen los partidos políticos: los jacobinos (extremistas), los girondinos (federalistas más moderados), los fuldenses (simpatizantes con la monarquía), etc. La Asamblea va cayendo en manos de los jacobinos, republicanos convencidos y toda Europa declara la guerra a la Francia revolucionaria. El rey pretende huir y es devuelto a París. Las Tullerías son asaltadas por las turbas…


1792- 1795. –República democrática. La Convención. Se proclama la República francesa y establece una verdadera dictadura jacobina. En 1793, el rey es guillotinado, dentro de un período que se conoce con el nombre de el Terror. La guillotina trabaja sin descanso; la reina María Antonieta, familias de nobles enteras, muchos moderados… En las ciudades de provincia la situación se repite. Estallan rebeliones a favor de la monarquía (Bretaña) y los reyes europeos envían ejércitos que penetran por todas las fronteras. El dueño de Francia es un jacobino, honesto y fanático, Robespierre, el incorruptible. Prestigiosos revolucionarios (Marat, Danton) mueren durante el Terror. Y se produce la reacción. 

1795-1799. República burguesa: El Directorio. Una reacción moderada expulsa del poder a los jacobinos. Robespierre es condenado. Y se suceden, sorprendentemente, una seria de victorias externas de los ejércitos ciudadanos de la joven república. Algunos países aceptan las ideas de la revolución (Holanda, Suiza). Hay un evidente relajamiento de la te4nsión y el espíritu revolucionario que ya duraba demasiado. Los campesinos, con la supresión de los privilegios feudales y un cierto reparto de tierras, vuelven a sus tareas. En las ciudades todo el mundo está cansado. Hay que trabajar y consolidar los logros obtenidos. Las fronteras quedan libres de enemigos. Se establece una Asamblea siguiendo el modelo inglés, con dos cámaras. En estas fechas un joven oficial de la Revolución ha ascendido a general. Sus fulminantes triunfos en Italia le dan una aureola de prestigio. Su campaña en Egipto contra Inglaterra le proporciona una fama casi mística: era Napoleón.

{
}
{
}

Deja tu comentario La Revolución Francesa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.