Avisar de contenido inadecuado

Resumen de Distrito 9

{
}

 TAGS:undefined

Distrito 9

La película comienza poniéndonos al día de lo que sucede en Johannesburgo, ciudad sobre la que hace años aterrizó una nave extraterrestre. Si bien los gobiernos esperaban una invasión, no sucedió así. Descubren que los alienígenas están en un estado lamentable, que su nave se halla inutilizada y que no pueden volver a su planeta. Los acogen y recluyen en una zona denominada Distrito 9, donde viven todos en una situación precaria. Al principio el traslado al Distrito 9 iba a ser temporal, pero las Naciones Unidas no se ponen de acuerdo sobre qué hacer con los alienígenas, así que el control de las criaturas acaba pasando a la Mulit-National United (MNU), una compañía privada cuyo único interés es el poder utilizar el armamento alienígena con fines económicos; armamento que, por otra parte solo es operativo con ADN alienígena.


El protagonista principal, Wikus Van de Merwe es el responsable de campo de la MNU y está al mando, es él el que debe desahuciar a los alienígenas que serán enviados al Distrito 10, situado lejos de Johannesburgo. Su función es ir entregando las órdenes de desalojo. Durante el proceso, se descubre que dos alienígenas están destilando un líquido obtenido a partir de piezas de tecnología alienígena, sustancia que guardan en un pequeño tubo de metal y que Wikis descubre en uno de los registros.

Accidentalmente se contamina con el fluido al manipular el recipiente. Posteriormente lo confisca y guarda, lo que provoca que se enfrente con uno de los alienígenas, que es asesinado a sangre fría por Koobus Venter, el líder de los mercenarios de la MNU. Cuando Wikus le entrega la orden de desalojo al otro de los alienígenas (llamado Christopher Johnson, por la MNU), este cuestiona la orden de desalojo y, al principio, se niega a firmarla, hasta que se le amenaza con la separación de su hijo.


Pero ya nada será igual para Wikus. Comienza sufriendo náuseas y vómitos y pierde pelo y uñas. Regresa a casa. Su mujer le ha preparado una fiesta sorpresa para celebrar su cumpleaños, pero, ante la gravedad de su situación deciden acudir al hospital. El médico le retira los vendajes del brazo y se da cuenta de que este ha mutado y se ha transformado en un miembro alienígena. Por ese motivo, la MNU se lo lleva del hospital, ante la impotencia de su mujer que no puede evitar el secuestro de su marido.


En las instalaciones de la MNU es sometido a numerosas pruebas con armas alienígenas y se le confisca el tubo. Se descubre entonces que puede disparar las armas y por lo tanto se le puede utilizar experimentalmente; pero Wikus utiliza sus nuevas habilidades para reducir a sus captores y logra escapar. Consigue llegar otra vez al Distrito 9 y allí se reúne accidentalmente con Christopher Johnson y su hijo. A partir de ahora comienza la pesadilla. La MNU propaga la falsa historia de que tiene una infección y que esta ha sido provocada por haber mantenido relaciones sexuales con alienígenas. Él intenta ponerse en contacto con su esposa, pero, ella, obcecada, le pide que deje de llamarla. Su última conversación con Tania, no es más que una trampa para localizar su móvil.


Christopher le revelará a Wikus que el tubo que había confiscado contenía un fluido que le permitiría volver a poner en funcionamiento el módulo de la nave nodriza, que había ocultado en su chabola. Es su única oportunidad para abandonar la Tierra. Ambos llegan a un pacto, si el le devuelve el tubo, él, por su parte, revertirá la transformación. Wikus intenta negociar con la mafia nigeriana, que domina el tráfico de la comida de gato, el sustento de los alienígenas. Su jefe, Obesandjo, que apenas puede moverse de cintura hacia abajo, lo captura porque cree que comiéndose su brazo alienígena podrá utilizar las armas alienígenas, así que Wikus está a punto de perder su brazo. El antiguo representante de la MNU, se hace con un arma alienígena con la que mata a sus captores y escapa. Ayudado por Christopher llegan a las instalaciones de la MNU y acceden al laboratorio de Biotecnología. Recuperan el tubo, escapan y vuelven al Distrito 9. Pero, en los laboratorios de la MNU, Christopher descubre cadáveres alienígenas mutilados con los que la MNU experimentaba, por lo que al volver al Distrito ) le dice a Wikus que ha cambiado de plan. Volverá a su planeta y conseguirá ayuda de su pueblo, lo que le costará unos tres años. Luego volverá y ayudará a Wikus a curarse. Wikus lo golpea, dejándolo inconsciente y, ayudado por el hijo de Christopher consigue arrancar el módulo de control. Pero la nave es derribada por las defensas antiaéreas de la MNU y cae a tierra sin uno de sus motores y logran capturarlos nuevamente. Codiciado por ambos bandos, son ahora los mercenarios de Obesandjo quienes les tienden una emboscada y logran capturar otra vez a Wikus, ya que pretenden servirle el brazo en bandeja a Obesandjo.


No cuentan con la pericia del hijo de Christopher que activa la nave nodriza y con un traje de combate mecanizado mata a Obesandjo y sus obres. Wikus logra introducirse en el traje y liberar a Christopher de los mercenarios de la MNU, logrando así que vuelva al módulo de control con su hijo. Los dos se marchan no sin antes prometerle que volverán para revertir su transformación. Después de una dura batalla, Wikus abandona el traje de combate y se enfrenta a Koobus Venter, el capitán y único supervivente del batallón. Parece que el fin de Wikus, pero un grupo de alienígenas acuden en su ayuda y acaban con el mercenario.


Todos ven cómo Christopher activa la nave nodriza. Seguidamente aparecen una serie de entrevistas y noticias televisivas que ofrecen diversas visiones sobre lo sucedido. Los alienígenas son reubicados en el Distrito 10, su número ronda los 2.5 millones de seres. Es el momento de hacer públicos los experimentos ilegales que han sido llevados a cabo por la MNU y que son publicados por uno de los ayudantes de Wikus, acto que lo conduce a la cárcel. Algunas de las entrevistas comentan el destino de Wikus y plantean hipótesis y otros, hablan de Christopher, de su vuelta, de la liberación de la especie alienígena y de la posibilidad de que los alienígenas declaren la guerra a la humanidad. En una de esas entrevistas, Tania cuenta que ha encontrado una flor de metal en la puerta de su casa y que eso le indica que su marido está vivo. La escena final nos muestra a Wikus, ya transformado en alienígena, fabricando una flor de metal en un estercolero.

{
}
{
}

Deja tu comentario Resumen de Distrito 9

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.