Avisar de contenido inadecuado

Proposiciones subordinadas adverbiales: de cantidad y algunas adverbiales impropias: causales, condicionales, finales.

{
}

Subordinadas adverbiales:

De cantidad: Tienen un significado circunstancial de cantidad. El nexo que las introduce suele ser el adverbio cuanto; y, como ocurren en las subordinadas de tiempo, lugar y modo realizan una función sintáctica dentro de la proposición que introduce.


Ellos bailaban felices en la fiesta cuanto querían. La proposición subordinada forma parte del sintagma verbal, predicado y realiza la función de Complemento circunstancial de cantidad. Tengamos en cuenta que el nexo además de servir de partícula introductoria de la subordinada, realiza la función de complemento circunstancial de cantidad. Se trataría de una oración compleja, predicativa, activa e intransitiva. El CC de cantidad que es la subordinada es también predicativa, activa e intransitiva.

Proposiciones subordinadas causales, finales, condicionales.

Se las ha llamado subordinadas adverbiales impropias ya que no equivalen a un adverbio. Debemos tener en cuenta en este caso que el nexo introductorio no realiza en la subordinada ninguna función sintáctica.

Causales: Expresan la causa por la que se produce la principal, su nexo es porque, ya que, puesto que, dado que, que tienen un significado similar: Ana está contenta porque ha aprobado el examen. Salió feliz de clase porque el examen le había salido de maravilla. Algunas modifican al verbo (dentro de la oración), mientras que otras modifican a la oración principal, como sucede en los siguientes ejemplos: Como hay demasiado ruido, nos marcharemos enseguida. Ya que lo he conseguido, podrías felicitarme. La reunión será en el hotel, puesto que hace mucho frío. Como no has parado de cabrearme, te castigo esta tarde.

Veamos el análisis: Ana está contenta porque hoy ha conseguido el premio

Nos hallamos ante una oración compleja que dividimos en Sintagma nominal sujeto
(Ana) y sintagma verbal predicado nominal (está contenta porque hoy ha conseguido el premio). Dentro del predicado nos encontramos con el núcleo (está) y contenta (que es el atributo).
El conjunto formado por: porque hoy ha conseguido el premio, sería la subordinada circunstancial de causa. Señalamos en primer lugar el nexo, porque; hoy ha conseguido el premio (predicado verbal). Hoy ( CC Tiempo), ha conseguido ( núcleo del predicado), el premio ( sintagma nominal, CD), formado por el actualizador ( el) + el núcleo ( premio).


Subordinadas causales dentro de conjuntos oraciones por subordinación:

Análisis sintáctico: Como hay demasiado ruido, saldremos pronto.

Nos hallamos ante una oración compuesta formada por una proposición principal, Saldremos pronto, en la que el sujeto ( nosotros) está omitido; el resto sería el predicado verbal en el que aparece el núcleo ( saldremos) y un CCT ( pronto); la proposición subordinada sería Como hay demasiado ruido.
Presenta esta proposición el nexo (como); el núcleo del predicado (hay) y un complemento directo (demasiado ruido). Demasiado ruido está constituido por el actualizador (un determinante indefinido, demasiado) y el núcleo del sintagma nominal ( ruido).

Por último debemos recordar la diferencia existente entre las causales del enunciado y las causales de la enunciación.

Jorge está feliz porque ha conseguido aprobar.
Jorge ha conseguido aprobar, porque está feliz. .

En la primera oración la proposición expresa la causa de los hechos que se expresan en la oración compleja, la razón de que Jorge este feliz.

En la segunda oración lo que expresa la subordinada es la causa de que el hablante diga algo, la razón de que yo diga que Jorge está muy feliz, es porque ha conseguido el trabajo.


Subordinadas circunstanciales finales.

Indican finalidad. Se consideran también adverbiales impropias, porque no pueden sustituirse por un adverbio. Su nexo es la conjunción para que, la prep. para + inf. y otras locuciones o expresiones equivalentes.
Son también adverbiales impropias, porque no pueden sustituirse por un adverbio. Ejemplos: Ana ha estudiado mucho para sacar buenas notas. Han reparado la calefacción para que no pasen frío sus hijos. Se acerco a Luisa, con el fin de decírselo.


El joven hizo el trabajo para conseguir el ascenso.

En este caso nos hallamos con una oración compuesta formada por un S. Nominal sujeto   ( El joven) y el sintagma verbal predicado verbal ( hizo el trabajo para conseguir el ascenso). Dentro de este sintagma verbal encontramos el núcleo ( hizo), unido a él aparece el complemento directo ( el trabajo), en el que aparece el actualizador ( el) y el núcleo del sintagma nominal ( trabajo). Para conseguir el ascenso, es la proposición subordinada circunstancial en función de CC de finalidad. Esta a su vez está constituida por                    el nexo ( para) y el predicado verbal ( conseguir el ascenso). Conseguir sería el núcleo del predicado y el ascenso sería el Complemento Directo.

Este tipo de subordinadas finales están introducidas siempre por un nexo. El nexo puede ser de varios tipos: a) Las preposiciones  a y para.  El chico viene a ayudar. Ella ha estudiado para sacar buena nota.

b) Las locuciones para que, con miras a y con vistas a. Ejemplos: Te lo dicto para que lo copies con calma. Ángel ha hecho el Selectivo con vistas a estudiar Medicina.

 Voy a hacer la comida a fin de que tengas más tiempo para el estudio.


Nexos: locuciones a fin de ( que), con el fin de (que), con la intención de ( que), con el objeto de (que), etc. El hombre acabó la novela con el fin de presentarse al premio literario. Mis primos han llegado pronto a fin de que planifiquemos una buena despedida. Han convocado una salida con la intención de que nos conozcamos todos.

Análisis: El hombre acabó la novela con el fin de presentarla al primer premio.

Nos hallamos ante una oración compuesta formada por la proposición principal, El hombre acabó la novela y la proposición subordinada circunstancial de finalidad, con el fin de presentarse al primer premio.
La oración principal está formada por un sintagma nominal sujeto: el hombre, formado por el actualizador ( el) y su correspondiente núcleo ( hombre).
El predicado verbal lo constituye: acabó la novela. Se halla en él, el núcleo (acabó) y un complemento directo (la novela), con un actualizador (la) y su núcleo (novela). Por lo tanto, sería  predicativa, transitiva. 

A continuación se encuentra la proposición subordinada circunstancial en la que aparece la locución con el fin de, cuya función es la de nexo; seguida del predicado verbal (presentarla al primer premio) formado por el núcleo verbal (presentar + la), ese la es complemento directo. Junto al complemento directo hallamos un CC (al primer premio).
El análisis de al primer premio es el siguiente: al (enlace + término). Recuerda que al es un artículo contracto (formado por a + el). El término (en este caso sería la l + primer premio (dos actualizadores y su núcleo correspondiente). También sería predicativa y transitiva. 

Tipos de subordinadas finales: Fíjate en estas dos subordinadas. En el primer caso, la subordinada formaría parte del sintagma verbal (predicado), en el segundo caso, separaríamos la proposición principal de la subordinada y no formaría parte del predicado. He estudiado muchos días para hacer bien este examen. Para que lo sepa, he estudiado mucho.


Subordinadas circunstanciales condicionales: Indican condición o hipótesis.
Si llueve, coge el paraguas. Como no hagas los deberes, no saldrás esta tarde.
En caso de que llegué tu padre, dale esta nota.

Tampoco este tipo de circunstanciales pueden sustituirse por adverbios y. por lo tanto. son subordinadas adverbiales impropias.

Estas oraciones siempre están subordinadas a una oración principal. Si no te cansas antes, seremos los primeros. Ana hará el trabajo, a menos que le falte el material. Como no me prestes atención, no vas a comprender el problema.

Nexos: Conjunciones: si, como y cuando.

Si coges el paraguas, no te mojarás. Como no hagas la faena, no saldrás esta tarde.
Cuando no ha venido, sus razones tendrá.

Las locuciones conjuntivas a no ser que, con tal (de) que, a condición de que, a menos que, a poco que, siempre que, siempre y cuando, etc.

Ejemplos: A no ser que no puedas más, quiero dar otra vuelta al campo.

Los chavales irán en autobús, a menos que prefieran la caminata. Te dejo las llaves, a condición de que me lo devuelvas en buenas condiciones.

¡Ojo! Recuerda que la conjunción si puede introducir una subordinada sustantiva en función de complemento directo. Mira: Si te traes el libro, te explicaré los problemas.

Ella pregunta si te traerás los libros.
En la primera oración si que hallamos una subordinada circunstancial de condición; pero, en la segunda, nos encontramos con una subordinada sustantiva en función de complemento directo. Es una pregunta indirecta.
El análisis de la segunda oración sería el siguiente: Nos hallamos ante una oración compuesta formada por: Ella (S. Nominal, sujeto) pregunta si te traerás los libros (predicado verbal), pregunta (núcleo del predicado); si te traerás los libros ( Complemento directo, oración subordinada sustantiva). Si (nexo); te traerás los libros (predicado verbal). En ese predicado verbal el te (CI), traerás (núcleo del predicado) y finalmente, los libros (sintagma nominal, C Directo).

Por eso una forma de reconocer las proposiciones subordinadas condicionales, es sustituyendo la conjunción si por otros nexos condicionales.

Si te traes el libro, te explicaré el problema. En caso de que te traigas el libro, te explicaré el problema.

Diferenciamos tres clases de subordinadas condicionales con si:

a) Condicionales que expresan una condición real. Suelen llevar el verbo de la prótasis (subordinada condicional) en indicativo, y el de la apódosis (principal) en futuro o imperativo.
Ejemplo: Si escribes la novela, ganarás el premio. Si me haces el trabajo, dímelo.

b) Condicionales que expresan una condición posible o probable. Generalmente
llevan el verbo de la prótasis ( condicional) en imperfecto de subjuntivo y el de
la apódosis en condicional simple. Ejemplo: Si participases, lo conseguirías. .

c) Condicionales que expresan una condición irreal. Suelen llevar el verbo de la
prótasis en pluscuamperfecto de subjuntivo y el de la apódosis en el mismo
tiempo o en condicional compuesto. Ejemplo: Si hubieras participado, lo habrías conseguido.


Análisis sintáctico: Si te vienes, iremos al cine.

Nos hallamos ante una oración compuesta, formada por una proposición principal
( Iremos al cine) y una subordinada condicional ( Si te vienes).
En la proposición subordinada tenemos el nexo ( si ) y el predicado verbal, en el que aparece el te ( CI), y vienes ( núcleo del predicado).
La proposición principal es muy sencilla. Le falta el sujeto (nosotros), y su predicado verbal ( iremos al cien) esta formado por el núcleo del predicado, ( iremos) y un complemento circunstancial de lugar ( al cine), a cuyo enlace (a) seguiría la l, parte del término ( recuerda nuevamente que nos encontramos ante un artículo contracto); esa l, sería pues el actualizador ( el); cine, por su parte sería el núcleo del término.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Proposiciones subordinadas adverbiales: de cantidad y algunas adverbiales impropias: causales, condicionales, finales.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.