Avisar de contenido inadecuado

Primitiva temprana de nuestra poesía

{
}

 TAGS:Primitiva temprana de nuestra poesía

 

 

1. Las jarchas: Son los testimonios más antiguos de la lírica popular en lengua romance. Se trata de unos breves poemas escritos en dialecto mozárabe, que era el dialecto hablado por los cristianos que vivían en territorio árabe.  Aparecen al final de una extensa composición culta, la moaxaja. Sus temas son el amor y la amistad.

 

La estructura es muy sencilla. Los poemas constan de pocos versos (entre dos y seis). La medida silábica es irregular y abundan los paralelismos (repeticiones de las mismas estructuras). Suelen tener como protagonista a una joven enamorada, a quién la partida, la ausencia o la infidelidad del amado (llamado habib), causan un profundo dolor. La muchacha se lamenta de su soledad, ante su madre o hermanas. En ocasiones se lamenta amargamente y llama con desesperación al amado, que la ha abandonado.

 

 

 

2.Las cántigas gallego-portuguesas. Se escriben en torno a los siglos XII y XIV. Los poemas se denominan cántigas, porque son compuestos para ser cantados. Los más importantes son las cántigas de amigo.  Se trata de poemas de amor puestos en boca de una mujer que se lamenta de la ausencia, la tardanza o el abandono del amado.  También son importantes las cántigas de amor, donde es el propio poeta el que expresa su amor por la dama o las cántigas de escarnio y maldecir, que eran sátiras y burlas contra determinados personajes. Su principal característica es el uso del estribillo y el leixaprén (deja y toma). Éste último es una forma especial de paralelismo en el que una estrofa con el mismo verso en el que había finalizado la estrofa anterior.  Incluso famosos reyes como San Dionis, rey de Portugal o Alfonso X –Cántigas de Santa María- siguieron los modelos de la literatura gallego-portuguesa. Posteriormente muchas de estas composiciones formaron parte de los Cancioneros, como el de Ajuda o el de Vaticana.

 

  3. La lírica popular castellana. Los primeros textos que recogen testimonios de la lírica popular compuesta en castellano se remontan al siglo XIV-XV. Son composiciones que aparecen en ricos Cancioneros como el Cancionero musical de palacio o el Cancionero de la Columbina; sin embargo, es obvio que existieron canciones populares anteriores a esta fecha. En todas ellas el tema dominante es el amor: declaraciones de amor, el elogio de la belleza femenina, el dolor por un amor inalcanzable, los celos, el goce erótico, la pena por la separación. La forma preferida es en villancico. Consta de un estribillo de dos o cuatro versos y una glosa o estrofa de seis o siete versos, los últimos de los cuales permiten de nuevo el estribillo. Géneros principales son el planto –llanto o endecha- que expresa el dolor por la muerte de un ser querido, las mayas, que cantan la llegada de la primavera y del amor, las canciones de trabajo, que exaltan las labores del campo, los cantos de boda, las albas, o alboradas, etc.

 

 4.  Lírica provenzal o trovadoresca. No podemos olvidarnos de esta poesía refinada y cortesana, germen en parte de la lírica en lengua romance y que se cultivó en las cortes señoriales de Provenza entre los siglos XI y XIV. Compuesta por trovadores, desarrolla el tema del amor cortés: idealización de la mujer, de la que el poeta se siente vasallo. Los géneros principales son la canción de tema amoroso, el serventesio, de carácter satírico y la disputa o discusión que abarcaba temas variados. Famosos trovadores fueron Guillermo IX, duque de Aquitania, Marcabrú y Bernard de Ventadorn.

 

 

 

 

Cancionero de la lírica popular:

 

 

 

1.Lindos ojos ha la garza, / y no los alza.

 

2.Velador, que el castillo velas,/ vélalo bien y mira por ti,/ que velando en él me perdí.

 

3.Delicada soy, delicada: / tanto lo soy, que me pica la saya.

 

4.Que bien me lo veo y bien me lo sé/ que a tus manos moriré.

 

5. Si los delfines mueren de amores, / ¡triste de mí¡ ¿ qué harán los hombres/

 

Que tienen tiernos los corazones?

 

6.No quiero ser monja, no,/ que niña namoradica so.

 

7.El amor del soldado / no es más de una hora, /que en tocando la caja:/ “y adiós señora”

 

8.Pasas por mi calle, no me quieres ver: corazón de acero, debes es de tener.

 

10.A la sombra de mis cabellos/ se adurmió: ¿ si lo recordaré yo?

 

11.Dime, pajarito, que estás en el nido: / la dama besada, ¿ pierde marido?. No, la mi señora si fue en escondido.

 

11.No me mires, moreno, / cuando te miro, / que se encuentran las almas/ en el camino.

 

12.Siento unos celos en las pestañas, / que se me azulan/ si se me cuajan.

 

13.Amor loco, amor loco: / yo por vos y vos por otro.

 

14.No me olvides, buen amor,/ Que no soy de olvidar no.

 

15. Arrimárame a ti rosa, / no me diste solombra.

 

16.Caminad, suspiros / adonde soléis,/ y si duerme mi niña / no la despertéis.

 

17.Sospirando iba la niña/ y non por mí,/ que yo bien se lo conocí.

 

18.Ojos que tienen la reina mora/ ojos que tienen que a mi me adoran.

 

19.A esos tus bellos ojos/ échales llave, / que me matas con ellos / cuando los abres.

 

20.Por una sola vez que los mis ojos alcé / dicen que yo lo maté.

{
}
{
}

Comentarios Primitiva temprana de nuestra poesía

¡Cuanta satisfacción me produce visitar tus páginas! ... consigues que recupere recuerdos de mi infancia y traes a mi memoria todo aquello que aprendí en la escuela y tanto me gustaba
La lectura ... ¡qué pasión ha despertado siempre en mí! y contigo me sigo sentando en el pupitre de madera, con su tintero y plumín, escuchando las viejas historias del medievo y sus enigmáticos protagonistas, para después relatar sus andanzas en mi amado cuaderno y atesorar esas páginas en mi cartera
... siempre iban y venían al cole acompañándome ...
Un abrazo mayúsculo por todo lo que me aportas dulce y querida amiga.

Deja tu comentario Primitiva temprana de nuestra poesía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.