Avisar de contenido inadecuado

Pragmática: Reglas básicas de nuestras interacciones.

{
}

La Pragmática

 TAGS:undefinedBoda Rebe¬Guille.http://www.jfrechina.com/-fotografo-boda-valencia
Es obvio que todos y cada uno de los mensajes que elaboramos nosotros o recibimos del exterior tienen una intención. Desde el simple hecho de evitar un silencio molesto hasta la firma de un importante contrato, desde un calendario de exámenes hasta el famoso “Sí, quiero”, nuestros textos cumplen con mayor eficacia las funciones que les encomendamos.


Pero, ¿qué misiones cumplen nuestros mensajes? Básicamente nos permiten afirmar nuestras ideas e intenciones, recordar y planificar nuestro futuro y, por otra parte, sirven de instrumento para influir en los demás, aconsejándoles, sugiriéndoles o instándoles a actuar de una manera determinada.


Esta capacidad que tiene el uso de la lengua para influir en el entorno y en los otros es analizada por la Pragmática, la parte de la lingüística que se encarga de averiguar el uso real que hacemos de la lengua en cada situación y que tiene además en cuenta la intención con la que hemos planificado cada uno de nuestros mensajes.


Los textos que emitimos son permanentemente evaluados por nuestros interlocutores. En este sentido, tener un buen resultado en nuestra actividad comunicativa, o sea, cumplir con nuestra intención, nos exigirá considerar y elegir un determinado tipo de texto, revisar su organización sintáctica, los elementos léxicos elegidos y, por supuesto, el registro, que tendrá mucho que ver con el tipo de interlocutor al que nos estemos dirigiendo, con el tema que se trate y con el contexto comunicativo.


Imaginemos, por ejemplo, la siguiente situación. Intentas organizar un viaje de fin de curso a Italia. Para ello has de convencer a las siguientes personas de que es una actividad aconsejable: a tus compañeros de clase, que prefieren ir a Mallorca; al vicedirector del centro, reacio a actividades extraescolares; a los representantes del AMPA, que no quieren sufragar viaje alguno; a los profesores, que no quieren asumir el riesgo de acompañaros… Si planteas la misma actuación lingüística en todas las situaciones, probablemente el éxito será menor que si te adaptas correctamente a cada una de las circunstancias.


Según esto, intención comunicativa y situación son dos factores, por lo tanto, íntimamente unidos que influyen decisivamente en el momento de la elección del tipo de discurso.


Máximas pragmáticas.
1. Principio de economía: No aportes más información de la necesaria.


2. Ley de moderación: Se moderado en tus afirmaciones o valoraciones.


3. Ley de exageración: es la opuesta a la anterior. La cortesía exige su uso en circunstancias como alabanzas, agradecimientos o declaraciones amorosas…


4. Principio de cooperación: Contribuye a la conversación para que ésta se produzca. Se basa en cuatro categorías:
a) Categoría de la cantidad: Di sólo lo que quieras y no más.

b) Categoría de la cualidad: No digas lo que creas que es falso y no digas aquello de lo que carezcas pruebas adecuadas. Una comunicación basada en mentiras va en contra de su efectividad.
c) Categoría de la relevancia: son relevantes o pertinentes las informaciones nuevas.
d) Categoría de modo: Sé agudo y escueto; evita la ambigüedad y procede con orden.


5. Principio de información: No tomes la palabra para afirmar lo que es una evidencia.


6. Principio de cortesía. Emisor y receptor pueden estar situados en diferentes niveles sociales. La distancia social es un factor que influye en el carácter y en la configuración de los enunciados. Por ello, la cortesía trata de regular la distancia social y de establecer cierto equilibrio.

Diferenciamos, en este sentido,  algunos tipos de actos de habla relacionados con la cortesía:
a) Competitivos: Actos como ordenar, pedir o invitar pueden entrar en conflicto con la cortesía. Una manera de compensar es el uso de fórmulas como las expresiones indirectas, que coaccionan menos y ofrecen un mayor grado de libertad al destinatario. ¿Podría ir a tu casa a ver el partido?/ Invitarme a ver el partido a tu casa.


b) Sociables: La realización de ciertos actos de habla apoya la cortesía: agradecer, saludar…


c) Conflictivos: Hay actos de habla que rompen las buenas relaciones: amenazar, acusar.
En general, para actuar cortésmente, se emplean las siguientes máximas:


a) Máxima de tacto.
b) Máxima de generosidad.
c) Máxima de aprobación: atenúa las críticas e intensifica las alabanzas dirigidas al otro.
d) Máxima de modestia: La alabanza propia causa mal efecto.
e) Máxima de simpatía: procura establecer relaciones cordiales, incluso con quien no te cae demasiado bien.

{
}
{
}

Deja tu comentario Pragmática: Reglas básicas de nuestras interacciones.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.