Avisar de contenido inadecuado

Porque soy así

{
}

 TAGS:

Porque soy así

Mi nombre es Paula. Mi vida empezó el día en el que mi querida madre me trajo al mundo, es decir, el 21 de Marzo de 1997; ocurrió en el hospital 9 de Octubre de Valencia. Vivo en Torrente, una de las comarcas que rodean la gran capital de Valencia. Mis comienzos “académicos” se remontan a la época de la guardería Pulgarcito, después llegaría la etapa de primaria, en el colegio Miguel Hernández y ahora me encuentro en el IES “La Marxadella”, para mí  sin duda el mejor instituto público de Torrente.

Mi familia… qué os voy a contar yo de mi familia. Para empezar debo decir que estoy orgullosa de pertenecer a esta familia que comenzó a darme vida y que todos los días hace que me parezcan únicos e inigualables. Mis padres son Fernando y Nuria, creo que no hará falta que diga que gracias a ellos tengo una vida de la que no me puedo quejar; les debo muchísimo a ellos… tanto que ellos ni se lo imaginan. Ellos fueron los que me cogieron de mis pequeñas manitas y me ayudaron a ir formando el largo camino de mi existencia en este mundo; me enseñaron que siempre debo avanzar, me aconsejaron que no retrocediese por muchos problemas que surgiesen en mi camino.  Mis mentores me han educado para que de mayor sepa hablar con el respeto que se merece y en los momentos más difíciles siempre han sido ellos los que han secado mis lágrimas apretando con firmeza mis manos, demostrando así ese gran cariño que siempre han reservado para la criatura que les había cambiado la vida… Son tantas cosas las que han hecho por mí, que no sé si tendré suficiente tiempo para recompensarles.

También hay una personita por la que daría mi vida, si la suya dependiera de ello. Esta personita tan dulce y traviesa es mi hermano, Fernando. Tiene tan solo 8 años, pero es de carácter fuerte y peleón. Es muy inquieto y, ni durmiendo, puede aguantar dos segundos tranquilito. Cada vez que te dedica una mirada picaresca con sus salvajes y juguetones ojazos azul agrisados, te derrite e hipnotiza de tal forma que no puedes deshacerte de su mirada. Es hermoso, precioso, guapísimo…. No hay palabras para describir su belleza. Supongo que habréis llegado a la conclusión de que mi familia es única y que la quiero mogollón.

Volviendo otra vez a mi persona, ahora os diré cómo soy: Mido 1, 65 de estatura, soy fuerte y tengo un peso normal (aunque sé que me sobran unos kilitos. Mi pelo es rubio como los deslumbrantes rayos de sol y mis ojos son verde claro y llamativos a primera vista; es la parte de mí que más me gusta. Acostumbran a transmitir timidez, pero en ocasiones pueden tornarse pícaros o desnudar mis sentimientos. Si os fijáis en mis labios los veréis tiernos y carnosos, prestos a la sonrisa.

Me considero una persona tranquila, cariñosa y simpática. En ocasiones puede parecer muy extrovertida y atrevida, pero en realidad soy bastante tímida. Para desahogarme suelo bailar, es algo que me chifla y no podría vivir sin él. Es el lenguaje que me permite sumergirme en mi mundo, ahí nadie se atreve a incomodarme.

El hecho que cambió completamente mi vida fue el nacimiento de mi hermano. Tengo muchísimos otros recuerdos inolvidables, que también se han hecho pequeños huequecitos en mi corazón, pero este es sin duda el que más marca me ha dejado. Sólo tenía cinco años cuando todo cambió radicalmente. Pasé de ser el centro de atención de toda la familia al completo, a encontrarme con un ser hermoso y tierno de inexplicable dulzura y belleza. A partir de ese día, ya nada fue igual. Me acuerdo perfectamente de lo que sucedió: estábamos todos reunidos al lado del quirófano donde estaba mamá. Estábamos entusiasmados, aunque no podíamos la preocupación; deseábamos

                Todos  allí de pie, esperando a que las blancas y sosas puertas se abrieran, entusiasmados pero  a la vez preocupados  por saber qué podría estar pasando. Deseábamos que las blancas y sosas puertas del quirófano donde estaba mamá, se abrieran y nos diesen la feliz noticia. Así sucedió. De golpe, aquellas puertas se abrieron y pude ver como las enfermeras sacaban a mi madre agotada después de su enorme esfuerzo; junto a ella había un carrito pequeño y justo allí estaba mi hermano. Llovieron lágrimas de felicidad de mis ojos al verle por primera vez, me sentía muy afortunada por estar allí. No me pude resistir y toqué con mi dedo esa chiquitita manita que se aferró con fuerza a mí al sentir el roce. Es lo me ha podido pasar en la vida.

En el futuro me gustaría formar una familia a la que poder dar todo el amor y el cariño que a mí me han entregado. También me gustaría sacarme la cerrera de Magisterio y así poder trabajar como profesora. Pero, ante todo e incluso, si no ocurriese nada de todo esto, quiero ser feliz, conseguir que mis propósitos y sueños se cumplan y no pienso rendirme, lucharé con ahínco para lograrlos.

Paula, 2 ESO

{
}
{
}

Comentarios Porque soy así

muy interesante das dos un habla y encima enseñas a mostrar un relato coherente
Sigo la estela ... al revés ... de tu relato
Es un canto que asemeja una herida abierta, que sangra entregando sus fuerzas vitales ... como si ella fuese la memoria del mundo
Una delicia ... besos y abrazos querida profe.

Deja tu comentario Porque soy así

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.