Avisar de contenido inadecuado

Poesía adolescente

{
}

Estos poemas tan sinceros e inocentes, pertenecen a mi etapa adolescente. Son poemas que revelan una cascada de emociones, sin tapujos. Cada uno tiene su propia historia.

Te invito lector a que pienses en situaciones tan cotidianas como las que  reflejan estos poemas. Te invito a que seas tú quien las reinvente y escriba su propio contrapoema.

 

Me prometes, mi vida, que este amor que nos une

          Será venturoso y durará eternamente

Dioses, haced que su promesa sea promesa cierta,

..........y que lo que promete sea sincero y real,

y podamos así conducir a lo largo de nuestra existencia

..........este lazo eterno de una sagrada unión.

Catulo

 

http://www.vroma.org/images/mcmanus_images/lovers_painting.jpg

 

 

 

No golpees al arlequín 

¿Sabes quién es?

Le has cruzado el ojo

con una cicatriz, gelatina

de sangre.

Le has manchado

el gorro y los rombos

se han descolorido.

Pretenderás ahora

que te enseñe a reír.

Ahora que lo has herido

y con estupor llora.

 

 


 

 

Ni un gesto traspasa la maleza de tu alma.

Ni un mínimo guiño me lanzas.

Es tu orgullo  de niño el que ralla mi alma.

 

Se clava mi mirada en ti. ¡ Te escapas!

Corto la corteza y sangra un golfo.

¡Te marchas!

 

Ni siquiera me miras al pasar.

Yo, grapada a tu corazón y tú,

te balanceas

Vienes             Te vas

 

Me cuesta creer que tengas tanto poder

para conseguir que muera

cuando el alba

rompe la espina el sol

y sola se queda mi alma.

 

Ella está bañada en tus ojos

Esos que reflejan un encanto especial.

¡Sólo vanidad!, quizá...

 

 


 

Ya está aquí el fin de semana y vas a venir.

¡Qué fiesta! ¡Qué risa!  ¡Qué sed de ti!

 

Apresúrate amor, apresúrate...

Cuelga el cansancio en la percha,

deja ya las espinas, la toalla de sangre

y ven a mí.

 

Y mi foto mírala. ¡ Qué descarada!

Cómo ríe, cómo baila

en el hueco de tu mirada.

 

Pero venga date prisa,

que mi cuerpo se está poniendo

el traje de fiesta: las medias negras,

la blusa, la falda que más te gusta

y  mi pelo lo estoy peinando de gemas.

Estirado, revuelto, libre ya mi melena

de las gomas, los moños,

describe tirabuzones de seda.

 

Pero apresúrate amor, apresúrate...

que yo estoy escribiendo

todos los sueños, los besos y las caricias

que van a cubrir tu piel.

 

Mientras me estoy vistiendo

y me empino para pintarme

los ojos y los labios, mi foto

exprime la punta del corazón.

¡Qué traviesa! Atraviesa el espejo

y no quiere que te vayas.

Pero tú ya la has besado y te marchas.

 

Mi foto se queda helada, triste

y tendrá celos de mi boca y de mi risa

como si no te tuviera ella todos los días

mientras yo estoy tan sola.

Pero apresúrate amor, apresúrate....

 

 

 

 


 

-Ven a bailar - dices-

y saltas a la pista decidido.

Te vuelves ritmo, aire en el aire.

¡ Puro equilibrio!

¡Tus pasos siguen un compás

marcado por la curva de tus pies!

Ya eres libre. Ya eres único. Ya eres fuego.

¡Estás envenenado, hechizada tu piel!

 

Los ojos de la gente se beben tus piruetas,

y miran atónitos tus saltos, tus giros

eléctricos.

 

Es una sensación múltiple:

tu mente en blanco...

se cruzan los cables de tu razón

y echan ¡CHISPAS!

 

De hiedra la música,

de vértigo, tú.

 

-¡Ven! - y me alzas.

Tus manos aladas se enredan,

giran, danzan...

Ahora me estrechas, ahora me curvas.

De viento tus pies, de risa mis ojos.

 

Horizontal te miro.

Y dices: - ¡Ven!

¡Cúrvate! ¡Aléjate!

Vuela cohete

Vuela estrella.

 

Ya eres sublime, humo.

Disuélvete y en mi cuerpo

enrédate.

Desnúdate del mundo.

¡SOMOS TÚ, YO Y LA PISTA!

¡Sofoca el miedo!

 

-¡Ay que me lío...!

-¡Ay que no sé!

-¡Ay que me voy a caer...!

¡DÉJAME!

Que yo prefiero otro baile.

Que yo prefiero bailar en tu alma

                    y en tú piel.

¿Ves? Eso si sé.

 

Poema aparecido en el número 9 de la revista Ariadna

 

 

 

Si vinieras ahora, lloraría en el cuenco

de tus ojos. Tiraría tu amor.

¿Recuerdas cómo tirabas tú mi manía

de asirme a ti emborrachada de lágrimas?

Dirías: ¡ Sí¡ Ojos hirviendo de amor.

Ojos hirviendo de dolor,  ¿recuerdas?

Voy a coger todos mis gráciles sueños.

(Esos que pintaste tú en mi vida)

Te rociaré de besos- dices.

Ya no podemos. Devuélveme todas

las lágrimas que derramé.

Cuéntalas...

Son tan tuyas ahora.

 

 

Existes, fuiste, serás....

Conjugación perfecta

diabólicamente enredada

en tu nombre.

Razones para olvidarte:

la tristeza del tiempo apagada,

las arañas que se desnudan en mi mirada.

¿Desvelas el secreto?

-¡No! -Chilla el viento

y se corta tu mirada.

Me parecía que tus ojos

gritaban así.

Me sugerían un beso largo,

eterno en el mar del cielo.

Abierto de repente

el corazón

ha hervido los recuerdos

se ha helado.

y ha gritado: ¡Jamás!

Y tu mirada fría

es un sueño

que me abraza despacito,

apenas lo siento.

Y en la oscuridad del cielo

pintas tú, que soy yo

que he querido ser tú

...existes, fuiste, serás.

 

 

Estoy corriendo hacia ti desesperadamente.

Luchando por olvidarme de él, por romperle los ojos.

Luchando por friccionar el adiós, por volverme a ti, nuevo.

Luchando por desgastar los dementes recuerdos.

Mil espumas de sueños locos.

Mi alma nívea ahoga mi inocencia

en tu pasado.

Jamás veleta del vértigo.

Jamás si llegas tú a mí.

Tú si vienes retornarás esa manía

de hundirme en el estanque de los locos.

 

http://www.geocities.com/betiel/imagenes/humanos/espejo.jpg

Amor ¿eres tú?

Quizás...

Murmullo de pasos. Tensión...

La puerta movida por el viento.

Las llagas del pasado

hiriendo mi tiempo.

Recuerdo perdida

entre la niebla

tus labios rojos

y atada a mi deseo

siento frío.

El viento chilla

y ya no te oigo.

Fueron mis labios rojos

los que pintó el espejo

y tú no estás.

Sólo el maldito silencio

me quiere amar.

Y yo soy pura nada

sólo quedó el sueño

y el espejo refleja la soledad.

Hoy hay angustias, dudas, miedo

y tengo pánico a recuperar las horas

muertas y echar a andar.

 

 

http://bp0.blogger.com/_bHiow18F8YI/R9e0yy6gt7I/AAAAAAAAAPE/GWJpFFQs8Fw/s320/con+flores.jpg

Para Juan sin miedo

Era una tarde de primavera ¿recuerdas corazón?

Querías arremeter contra el dolor para ahogar

la pista de tus sueños.

El candil del mundo, lleno de tiza 

azotó el silencio de tu desnudo.

Una espiral de pies marchó al compás.

¡Bailad, bailad   hasta olvidar,

hasta arrancar de cuajo el dolor

y sin piedad desterrarlo de mi vida!.

Todos esos gigantes salieron uno a uno. 

Recuerdos chiquitos de tu locura.

Se enredaban entre tus pies,

 empujaban tu tristeza.

mientras una noche oscura se acercaba de puntillas.

 Tú dejaste de bailar y te quedaste mirando

cara a cara

esa sombra que hacían los recuerdos.

¡Qué susto te diste!

¡Vete! ¡Vete!- le gritabas-.

Entonces, cuando una  lágrima

iba a saltar el trampolín,

alguien hizo un ademán. Se inclinó.

Miro a un lado, luego a otro y te vio.

Esa mirada imperceptible, furtiva, quieta

se quedó contigo.

 Y cuando ibas  a lanzarla,

de allí, furiosa,  trepó a tus ojos.

Tuviste que devolverla.

Era ígnea, inefable.

Poco a poco salpico  tu vida

con palabras

que vacilaban en la hierba

con caricias, que tiraban de tu dolor

y la sombra que hacían tus recuerdos

se fue quedando sin sitio.

Y un día,  convencida  de que ya no te dolía,

se marchó.

 

 

 Apenas una sombra caminando a tientas.

Las luces me cegaban.

 No escuchaba los ecos del silencio.

Las voces que gritaban que me fuera.

Veía como amabas su sonrisa plateada.

Dejaba que me triturara la mirada.

Seguía agarrada al viento, helada mi pequeña sonrisa.

Huía por momentos la hipocresía de mis sueños.

Quería olvidar mirando cómo estabas con ella.

No sabías que me estabas rompiendo

las ideas locas de besarte una noche

ni que podía gritar tu nombre

aterida de frío porque no estabas.

Ni podías soñarme tú.

Ni existían los sueños uniéndonos al mañana.

No sabías que sentía que mis labios lloraban

al verte allí, aferrado a otro sueño

a mi lado, apenas unos milímetros

de segundos nos separaban

pero tú estabas con ella.

No podía miraros.

Cada minuto se helaba de espanto.

Lloraba sin llorar mis labios rojos

y ardía de tristeza mi corazón

porque yo no era ella.

 

 

 

 

 

¿ Por qué callas? Si sueñas, si sonríes,

si codicias mis besos y  me amas,

¿ por qué callas?

Yo ya sé que tus ojos se dilatan,

anhelan palparme el alma

y tus besos vacilan, se detienen

a mi llegada.

Yo he visto la arruga de tu corazón

cómo te esponjas...

Tus ojos hondos, hondos

SE PRECIPITAN

en mi mirada.

Te detienes.

Brincas de alegría, dudas,

piensas en mí...

sospechas...

Y yo golpeo tus ojos, confusa

triste,

AIRADA AL FIN

Si tú me miras...

Si tú me quieres...

Si tú me añoras...

Si tú me extrañas...

¿Por qué  te callas?

 

/

 

 

¿Te vas? Oye, escucha...

Mañana oiré el silbido del viento.

Te veré maullar. Te sentiré al alba.

Me abrazarás, mío, único, suave: Hielo.

Me besarás. Contigo sentirás que vibro.

Me salvarás de la rutina. Te contaré

lo que sentía cuando te ibas.

Sabrás

que veo tus palabas en los cristales.

Sabras

que estás conmigo cuando caigo o lucho

en la vida de corcho, calles salvajes.

AULLIDOS

Y

SILENCIO.

La penumbra del sueño, acabados besos.

Ahogarás los dedos en la piel de mis ojos

y estará el tiempo roto

de tanto perderse en recuerdos.

Vaho, niebla

y lloré.

Sabrás, sí oirás

que recuerdo lo que gritas.

Si te vas, no podrás acabar con el amor.

Te llevará la soledad al pánico

y sentirás la ternura

que ahoga la ciudad

y te hace volver sobre tus pasos.

Muchacha de Espalda - Salvador Dali

 

Quiero tener el valor

de no pensar en ti y olvidarte.

Quiero volver a vivir

riendo y riendo sin parar.

Que mi corazón gire y gire

y así, al girar

borre todos los recuerdos

que me dejaste al marchar.

Quiero comprender que tú

no me has querido nunca.

Quiero pensar que sólo

has sido un amigo.

Borrarte del pasado,

dejar que te marchites.

Tu y yo. Un sueño

de vivos colores

que  ha muerto hoy.

Comprendo que tú y yo

no existe.

Sólo queda una amistad

que tú consumes y dejas morir.

....Y como no queda nada

y me siento tan vacía...

Quiero tener el valor

de no pensar en ti y olvidarte

porque la vida me sonríe

y quiero volver a vivir

riendo y riendo sin parar.

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Poesía adolescente

:-) el mar es algo muy hermoso
Anónimo Anónimo 21/03/2009 a las 17:01
me engañe com tu amistade en realidade era un te quiero esto k siento es tan bonito como tu eres tan espesial k forma mi sombra en tu luz miro a tus ojos y vi una estreña soñe ser el prinsipio de m prinsesa tkm (L) ;) :) xd ;-* :-D
patricia patricia 19/11/2010 a las 23:40

Deja tu comentario Poesía adolescente

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.