Avisar de contenido inadecuado

Pintas tú que soy yo, que he querido ser tú. Selección poética

{
}

Pintas tú, que soy yo, que he querido ser tú.

Selección poética

 

 

El mensajero

Vas por la carretera

dejando que el viento  te dañe los ojos.

Corres, desafiante

esa es tu ley, el optimismo

una velocidad que armas

en ese vuelo que jamás

aterriza.

Aunque halles adversidad,

aunque tiembles de frío

siempre juegas, lanzas los dados

y desafías al destino.

 

Es genial, mensajero

 cómo aterrizas

en la adversidad.

 

 

La burbuja de agua

Cuando te besaba

no quería preguntarte si me querías

intuía la respuesta

pero no quería oírla de tus labios.

Yo sabía que tú no me querías

que tarde o temprano te marcharías

pero yo te quería más que a nada

en el mundo,

me obsesionaba

lo imposible,  

la idea de que tú y yo

escribiésemos la biografía.

 

Y me engañaba

cuando no ibas a mi encuentro

te perdonaba al instante

y  dejaba creer

que me querías

que el tiempo te curaría,

que eras maravilloso

 

El segundo estalló al fin.

Ya  no me darías tus besos

ni me montarías,

sería a ella

a quien montases.

 

Te juro que quise entenderlo.

Te juro con el corazón en la mano

que te esperé

 

Envoltura de lágrimas

el día de tu muerte,

Fue una pena ¿no crees?

que se rompiera tan pronto

la burbuja de agua. 

 

 

 

Esta noche soñé que tú mimabas  mis ojos

y me decías “ Te quiero”

Soñé que yo te hablaba sin complejos

y tú me contestabas sonriendo

Soñé que dos fundían el cielo

y se daban besos.

 

Soñé que tú decías

que éramos libres

para querernos.

 

Ya nada te separa de mí

por fin estamos juntos.

 

Sí, yo te escuchaba

con los ojos bañados

de rosas que se abrían

 

Tú callabas, me acariciabas

y decías: Mira mis ojos.

 

Eternamente reíamos

sin miedo. Volaban

entre dos todos los pensamientos.

 

Soñé cómo los ángeles

hacían un círculo protector

a nuestro alrededor.

 

Y esta mañana

cuando el jilguero me despertó

con su amargo canto

todavía te veía

todavía soñaba

todavía toda mi persona

aspiraba tu canto.

 

 

 

Toda chica necesita cariño

para lograr sus metas.

Empezad por luchar por ellas,

no está del todo mal,

se trata de sufrid una recompensa

Empezad por hacer las presentaciones

pertinentes a los demás,

tampoco está mal,

el que quiera ser como yo

debe pagar soldada.

Empezad por estrechar lazos

con el sexo opuesto

es necesario, para las locas

de la casa,

sin el calor ajeno

se respira muy incómoda.

Nos encantaría a todas

creer que somos liberales

vivir a tope todos esos momentos

y saborear con lucidez

el coto de lo prohibido.

 

Nos encantaría caminar a la deriva

antes de madurar.

 

 

¿Volverás?

Tapiz

Presagio.

Música en el tiovivo.

Mira el histrión,

sus células

son agonizantes.

¿Volverás?

Ni siquiera yo

me lo sé.

 

 

 

Es inútil el sentimiento

el tiempo dibuja caricaturas

en mi cuerpo,

sigue planificando el adiós

a todo.

 

Arrebato al quizás su licor,

me mojo en la incertidumbre,

para seguir queriéndote.

 

Sumerjo a los futuros

en el mar, hasta ahogarlos.

 

Ya no podré olvidarte

Todo  sabe a deseos,

un deseo que yo sé

que es inútil.

 

Escucha al dolor

no al as de corazones tramposo.

Sin madurez

el corazón no puede

golpead en el vientre

ni detened

 la locomotora

de la tristeza.

 

 

En tu recuerdo intacto

lo maduro es un real.

Oigo tu nombre

que me penetra

Muerta de miedo

el hastío me invita al adiós

Tan dulce dentro, el equívoco

es borrarte.

 

Fugaz es esa estrella silenciosa

que corta el día, que levanta

la veda de la caza mayor.

 

Galantemente he abierto

esa respuesta en el papel

He encendido la mecha

de lo ingenuo.

 

 

Juego de miradas no dichas

juego de palabras apenas entredichas,

caminos de calor

sin apenas sentir lo insigne.

El pobre astro se clava dagas sublimes.

Te lanzas Fuego ¿dolor correspondido

ennoblecido de quizás?

Ese arrebato  pregunta

si vendrás.

Y de improviso

maná  apasionado,

inesperados sentidos

te vuelven conflictivo.

Un ser diamante

se pondrá lo prohibido

En el corsé,

se clava el sinsentido,

una tela desdentada

de tantos besos detenidos.

¿ A dónde el sueño

en otro sueño?

Quién sabe si el segundo

se eclipsará en humo

o si será correspondido.

 

Quiero gritar adiós

aunque me duelas,  maldito

Si  me regalaste besos, risa, piel

también te negaste a quererme

 

Duele el amar más que el odio.

Si te volverías, abriría el destino

si te volvieras a levantar

 

 

 

 

No se puede amar a ciegas

No se puede dar sin pedir nada a cambio

El callejón de los gatos

te araña y a la salida

te pierdes

 

De tanto amar a ciegas

te quedas más sola que la una.

{
}
{
}

Comentarios Pintas tú que soy yo, que he querido ser tú. Selección poética

precioso lo largo y lo corto me encanta digamos que hace años lo mejor que se me daba
Unos poemas muy lindos, me gustaron mucho, mis felicitaciones.
Besitossss.
Paloma
Tus versos son como el agua fresca del manantial ... que brotan desde las entrañas de la madre naturaleza ... como torrentes
Mi dulce y esquisita viajera ...
¿Como torrentes? Sí, como mi alma... que en ocasiones ha sufrido lo suyo.
Un beso gigante, mi dulce dama.

Deja tu comentario Pintas tú que soy yo, que he querido ser tú. Selección poética

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.