Avisar de contenido inadecuado

Pinocho

{
}

#fotografiartística##pinocho#

 TAGS:

            No entiendo el porqué ahora que he adelgazado unos quilitos y me quitado los cuatro ojos tengo toda una pléyade detrás y antes nadie me hacia caso. ¿Acaso no soy la misma persona?

            Yo, adolescente gorda y enfundada en unas gafas quilométricas me he puesto lentillas y he rebajado 12 quilitos, que no veas cómo se me ha quedado el cuerpo, aunque eso no significa que sea anoréxica ni nada por el estilo, simplemente me lo trabajo.

            Cuando voy a clase procuro quedarme a comer. Como una manzana y un yogur,  ya me voy pareciendo más a mi preciada Inés Sastre. Mi madre se huele algo porque cuando llego a casa por la noche me tiene preparado el plato del medio día y me lo tengo que tragar, que si no, no veas la que se arma.

            Ahora me río muchísimo porque veo a antiguos compañeros de clase que antes me ignoraban y no me conocen. Intentan ligar conmigo y yo, primero les sigo el juego, para al final mandarles con viento fresco a que le suelten el rollo a otra. Les pondría a todos el mismo calificativo ¡cabrones!, con un cartel bien hermoso. Antes tanto desprecio y ahora me los llevo toditos de calle, que no hay quién los entienda y al final se me queda el cuerpo muy mal al pensar que sólo vemos el físico y ya clasificamos a la persona, aceptándola o rechazándola. Solemos además ponernos la máscara según con quién estemos y quien sabe lo que somos  o como somos si ni siquiera lo sabemos nosotros mismos. ¡Somos de un cínico! Nos quedamos en lo de fuera y lo de dentro es lo importante, lo que queda.

            A veces incluso me da asco y casi preferiría ser como antes, y no una niña bonita codiciada por golfos desmelenados que siempre buscan el mismo rollo.

Ciao, preciosa.

 

Tu mirada es una espina que doblo a placer

Imposible amar

esa cintura

aunque huela

tu miedo.

 

Palideces ante mí.

Te acobardas y te hundes

Te sobran huesos  

para amarme.

No tengo sueños

para ti, ¿ves?

Mis manos están

vacías...

Si te cambias el rostro,

si te operas la nariz

si pierdes grasa

si te quitas las gafas

quizá te ame mañana,

sólo quizá.

 

Monstruo: acuérdate de mí

el día que se arrugue mi ombligo.

Que te salude entonces

no te lo garantizo.

{
}
{
}

Comentarios Pinocho

arlequini si eres la misma , persona , però hay gente tan simple que no ve a la persona , si no al cuerpo.

TRISTE PERO CIERTO.


UN BESO CIELO.
Bueno hay parte de realidad y parte de ficción en aquellas cartas, pero sí lo que cuento ocurre muchas veces y es triste que la gente sólo mire lo de fuera
Un beso

Deja tu comentario Pinocho

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.