Avisar de contenido inadecuado

La oración compuesta: proposiciones coordinadas

{
}

La oración compuesta: coordinadas.

 

 TAGS:

 

Todo el mundo sabe, ¡que no te pille de nuevas! que la oración se caracteriza por el sentido completo y por está acotada por pausas. La oración compuesta, por su parte, es aquella que incluye más de una estructura oracional (sujeto- predicado), o lo que es lo mismo, aquella que tiene más de un verbo. Las estructuras  que forman parte de una oración compuesta se llaman proposiciones y pueden estar unidas de forma coordinada (donde las estructuras forman parte del mimo engranaje, ninguna depende exactamente de la otra) o subordinada (cuando una depende de la otra). Aunque existan muchas polémicas en cuanto a la clasificación de las oraciones subordinadas, nosotros vamos intentar simplificar la teoría, de manera que sólo explicaremos aquello que sea estrictamente necesario.

En el caso de la oración compuesta coordinada, cada una de las proposiciones, podría ir por su cuenta y riesgo, al menos en potencia.

Se abrió la puerta de clase y entró el profesor.

¿Vas a venir con nosotros a la fiesta o te vas a quedar estudiando?

En el caso de las subordinadas se dice que esta proposición encaja, depende de otra proposición, llamada principal; por lo tanto, una proposición es la que manda, la que dirige la oración.

Los alumnos solicitan que les sea devuelto el dinero del viaje (lo que aparece en cursiva realiza la función de Complemento directo, puesto que es lo que solicitan)

¿Dónde has dejado el pantalón que me compré ayer? Ese que me compré ayer realiza la función de un adjetivo, podríamos sustituirlo por nuevo.

¿Dónde has dejado el pantalón nuevo?

Cuando vuelva Ana, te vas Te vas a las 3 (cuando vuelva Ana)

Las relaciones de coordinación y subordinación se expresan mediante nexos, respectivamente coordinantes o subordinantes. Pero estos nexos pueden faltar. Si faltan los nexos decimos que las proposiciones se hayan yuxtapuestas. Esa yuxtaposición puede ser tanto coordinada, como subordinada.

La yuxtaposición puede darse entre proposiciones semántica o funcionalmente coordinadas o subordinadas: Cogió el dinero, se levantó de la mesa, al momento había desaparecido. En este caso la relación que se establece es coordinada.

Durante toda la tarde buscó a su novia por la discoteca, no la encontró. La relación que se establece es adversativa, pero no la encontró.

Y es distributiva la coordinación que se establece en:

Se sentaba, se levantaba, merodeaba por la habitación como alma en pena. (Unas veces se sentaba, otras se levantaba...)

Igualmente una proposición subordinada puede incluirse en la oración sin nexo:

Me lo dijo muy contento: Por fin, has aprobado.

Te ruego vengas cuando antes.

Se arriesgo demasiado en los negocios: se arruinó.

La yuxtaposición no indica por lo tanto una clase de relación funcional o semántica entre proposiciones (como ocurre con la coordinación o la subordinación), sino una manera de construir oraciones, que apela sobre todo a la economía lingüística y se produce sobre todo en determinados ámbitos o registros. Aparece en un registro coloquial o en los lenguajes persuasivos (publicidad), por ejemplo; también suele ser habitual de los lenguajes infantiles o de ciertas formas literarias. En todos los casos se busca economizar palabras, expresar lo mismo de forma más rápida. A veces produce vaguedad, sobre todo si no quedan claras las relaciones semánticas que se producen entre las proposiciones.

Coordinación:

Copulativa:

Establece una simple suma o adición de proposiciones:

 

El profesor se dirigió a sus discípulos y todos le escucharon atentamente.

Su madre llegó a casa pronto e hizo la comida

Ni hace los deberes ni estudia ni tampoco trabaja.

Los nexos que las unen son <<y>> (y su variante <<e>>), cuando las proposiciones son afirmativas, <<que>>, que aparece en algunas frases hechas, <<dale que te pego>>, y <<ni>> cuando el sentido de las proposiciones es negativo. Si las coordinadas son varias, la conjunción <<y>> no aparece generalmente más que precediendo a la última, sin que eso significa que las restantes son yuxtapuestas porque el valor del nexo <<y>> se sobreentiende. Recordemos además que la conjunción y se convierte en e cuando la palabra siguiente comienza por i o hi (pero no ante el diptongo hie-) Encienda el ordenador e inicie el programa.

Salió  del trabajo, fue a por su hijo, recogió el abrigo de la tintorería, y se fue a casa.

Sin embargo, <<ni>> sí debe ser repetida en cada una de las proposiciones, a menos que en la primera proposición aparezca una partícula negativa:

Nunca te has comportado bien conmigo ni me has querido lo suficiente.

Otros nexos: además, también.

Por otra parte las proposiciones enlazadas por coordinación pueden mantener relaciones lógicas diversas:

Adversativa: Lo hace a conciencia y no lo consigue.

Consecutiva: Se esforzó y sacó el curso.

Condicional: Dime la verdad y no te castigaré.

Otros ejemplos

Ni le ha hecho gracia la película, ni le han gustado los actores.

Me pidió perdón e insistió en sus excusas.

Las oraciones copulativas pueden conectarse por medio de elementos enfáticos:

Alfonso es periodista y hasta escribe en un diario de Galicia

Jorge es muy trabajador y además siempre llega puntual

Ana trabaja en un periódico e incluso escribe narraciones juveniles.

Hasta e incluso tiene valor incluyente; semánticamente refuerzan la expresión de adición, en este caso son conjunciones. La palabra además es un adverbio, no una conjunción, pero tiene en este caso un significado de adición, pues refuerza a la conjunción copulativa y.

En ocasiones, las conjunciones y, ni no unen dos oraciones que forman un grupo oracional, sino que tienen un valor enfático o expresivo: Y yo que pensaba que ella era mi amiga; Se marchó sin decir ni una palabra.

Distributivas

Las coordinadas distributivas presentan predicaciones que se sienten como complementarias; se construye como enumeración de varios sujetos, verbos o complementos que aparecen de forma correlativa:

"Unos hablaban, otros se movían nerviosos por la sala, otros bostezaban en sus asientos".

"Ya se sentaba pacientemente, ya se levantaba nervioso".

"Ora hacia los deberes, ora escuchaba música, ora hablaba por teléfono".

Frecuentemente se trata de proposiciones yuxtapuestas, o sea, sin más nexo que ciertas palabras correlativas (<<unos/ otros>>, <<aquí/ allí>>) o una que se repite (<<quien/ quien>>, <<cuando/ cuando>>). Ocasionalmente se emplean las conjunciones distributivas <<ya/ ya>>, <<ora/ ora>>, <<bien/ bien>>, que son en realidad palabras de otras clase (adverbios, verbos), que aparecen gramaticalizadas.

Otros ejemplos:

Bien hace el ganso en clase, bien se porta de maravilla.

Unas veces trabaja hasta las tantas, otras acaba a las seis de la tarde.

Ya aprueba todas las asignaturas, ya suspende las de siempre.

Disyuntivas

La coordinación disyuntiva expresa la relación de exclusión que se da entre dos o varias proposiciones; si el contenido de una se cumple, queda excluido el de la otra u otras:

 

¿Sales o te quedas conmigo?

Estudiarás Física, biología u organización de empresas.

La conjunción disyuntiva es <<o>> (y su variante o alomorfo <<u>> ante palabras que empiezan por o, -ho). El mismo valor tiene la locución <<o bien>>

Escúchame u obedece a la primera.

Cuando son varias las oraciones que se plantean <<o>> puede aparecer únicamente al final o repetirse delante de cada proposición; si se repite, la reiteración tiene un carácter intensificador enfático (<<O vienes o te quedas>>).

Hay que distinguir la disyunción exclusiva y la inclusiva. En la primera, una opción excluye a la otra y supone además su absoluta negación: << ¿Está usted casado o es soltero?>> (una cosa u otra, ambas no es posible). En la disyunción inclusiva, una de las posibilidades no niega a la otra: Podemos ir a tu casa o a la mía (una cosa u otra, o ambas a la vez).

Más ejemplos:

¿Alquilamos una película o nos vamos a dar un paseo?

¿Estudias o trabajas?

¿Tienes prisa o puedo hacerte una consulta ahora?

O le pides perdón o u Óscar seguirá enfadado.

O hablas más alto o no te oigo.

O lee el periódico o sale a pasear por las tardes.

O bien nos vamos ya n bien comemos aquí.

O bien me matriculo este año o bien empiezo el año próximo.

O bien me compro este libro o bien me prestas el tuyo.

O bien quedamos esta tarde o bien nos vemos mañana.

En ocasiones, las conjunciones disyuntivas o, u se utilizan para expresar relaciones de significado que no implican exclusión sino:

-Adición o suma: Me gusta leer novela o poesía.

-Explicación o aclaración de la oración precedente: Ellos ya habían salido, o eso creía él. En estos casos la conjunción puede venir acompañada de expresiones del tipo al menos, mejor dicho… que refuerzan el sentido aclaratorio.

-Condición: O estudias o te castigo (si no estudias, te castigo). Levántate o no vas a llegar a clase. Si no te levantas llegarás tarde a clase. En estos casos la primera oración suele contener un mandato.

 

Adversativas

Las proposiciones adversativas son aquellas que muestran una contradicción, puesto que una de ellas niega a la otra en mayor o menor medida. Se distinguen dos clases:

Adversativas restrictivas: una proposición niega parte del predicado de la otra, o bien, sus consecuencias o implicaciones:

Estudió mucho, pero no fue suficiente.

Salió pero no se divirtió mucho.

Adversativas exclusivas: la segunda proposición contradice totalmente a la primera, pues afirma lo que esta niega.

No me lo ha dejado, sino que se lo ha quedado él.

 

No lo hizo ella, sino su amiga.

Los nexos de las adversativas son: <<mas>> ( mucho más frecuente que <<pero>> en el castellano antiguo, hoy sólo se usa en la lengua escrita; generalmente para evitar la repetición de <<pero>>, aunque tiene un carácter más atenuado que éste; <<pero>> ( el de mayor uso, restrictivo); <<empero>>, arcaizante; <<aunque>>, (cuyo valor adversativo procede del antiguo concesivo), y <<sino>> ( que exige que la primera proposición sea negativa y opone a ella, de manera excluyente una afirmación; con <<sino>> se eliden, en general elementos gramaticales: <<No quiero palabras, sino hechos>>, y con frecuencia se construye con la conjunción <<que>>: <<No lo hecho por mi voluntad, sino que me han obligado>>).

Son locuciones adversativas <<con todo>>, <<sin embargo>>, <<no obstante>>

( restrictivas) y <<más bien>>, <<antes bien>>, <<que no>> ( exclusivas).

No llegué a tiempo; sin embargo, el trabajo salió bien.

No confía en ella; antes bien, la mira con recelo.

Obviamente la conjunción adversativa pero indica que la oración que sigue contiene una información que restringe o corrige el contenido de la primera: Ella intentaba concentrarse, pero no lo conseguía. En el caso de que aparezca al principio de la oración la conjunción pero adquiere un valor enfático: Pero no decía que se iba hoy…

En muchas ocasiones los nexos adversativos son elementos ordenadores del discurso, es decir, funcionan como nexos interoracionales.

Más ejemplos.

Es mayor pero aparenta menos edad.

La idea es buena, pero tiene muchas dificultades de realización.

Ana tiene 30 años, pero parece más joven.

No está en casa de Marta, sino que ha ido a la biblioteca.

Quiero ayudarte, mas no sé la pregunta del examen.

Se dedica a la política, mas no le gusta realmente.

Felipe es muy tímido, aunque parece majo.

Aprobé Filosofía, aunque suspendí Lengua.

Vino solo, aunque allí se encontró a muchos conocidos.

No tienes a nadie más en el mundo, pero yo trabajaré por ti y defenderé tu causa.

Sufrieron la desdicha, mas afianzaron sus convicciones.

Encontraron su camino, mas no lo supieron defender.

Este libro no es una tesis doctoral, sino un libro divulgativo.

No estudio sus compromisos, sino que aceptó de inmediato.

Explicativas

Una proposición coordinada es explicativa respecto de otra cuando su contenido explica el de esta última. Dicha explicación puede referirse, bien al significado de un término, bien al significado de toda la proposición:

<<Es el cliente de la tienda, es decir, el rico del pueblo>>

También puede referirse a su sentido contextual o situacional:

<<Suspenderán las pruebas, esto es, no saldrán vacantes hasta nueva orden>>

Las proposiciones explicativas muestran en ocasiones una corrección a la vez que una aclaración, lo que se subraya mediante locuciones del tipo <<mejor dicho>>, etc.

Más ejemplos

Ana tiene tres años; es decir, es la menor de sus hermanos.

Hoy comienza la ACB; es decir, la liga de baloncesto.

Mañana acabamos las clases; es decir, hoy es nuestro día.

Es su voluntad; o sea, debemos respetar su decisión.

Trabaja hasta los sábados; o sea, libra los domingos.

Debes poner interés; esto es, escuchar con atención.

Te dejo el trabajo a ti, esto es, confío en tus posibilidades.

Machado y Unamuno son de la generación del 98; esto es, pertenecen a la misma época.

Compatibilidad semántica y coordinación.

No siempre las proposiciones pueden coordinarse, en ocasiones son incompatibles. Es evidente que, aunque estén bien construidas, oraciones como las siguientes no son correctas:

Pedro es médico y estudia bachillerato.

Sal y no salgas de clase.

Ana es abogada y Jorge hace la cena.

Jaime es el novio de Ana y el novio de Ana es Jaime.

¿Eres estudiante o valenciano?

Escucha música todas las mañanas pero sale de casa a las 8.

 

Las proposiciones coordinadas copulativas deben unir proposiciones compatibles, esto es, que no se excluyan.

Todas las coordinadas deben mantener una relación de coherencia, es decir, sus predicaciones deben mantener una relación entre sí.

Todas las coordinadas exigen una relación alternativa, esto es, no pueden decir lo mismo (salvo justamente las explicativas).

Entre las proposiciones disyuntivas debe existir una disyunción en términos lógicos, ya sea exclusiva o inclusiva.

Entre las adversativas debe existir una relación de oposición.

No obstante, en ciertos registros de la lengua y en ciertos tipos de discurso, pueden alterarse estas reglas. Por ejemplo, los chistes, o expresiones jocosas:

¿Me lo dices o me lo cuentas?

Me voy, me voy, me voy, pero me quedo (Miguel Hernández)

Señala todas las conjunciones coordinadas que encuentres:

Yo no soy el gran buzo

y alguien dirá mañana:

pero este poeta no bajó nunca al fondo del mar,

ni escarbó en la tierra profunda de los tejados y los topos.

No visitó las galerías subterráneas ni caminó por las

fibras oscuras de madera.

No perforó la carne ni taladró los huesos...

No llegó hasta los intestinos y las vísceras...

de los hombres...(…)

León Felipe, Antología rota.

Oraciones coordinadas:

Subraya y separa cada una de las proposiciones que componen las oraciones siguientes:

  1. Aposté y gané la partida y me compré un abrigo nuevo y me fui al cine.
  2. Ayer fui al supermercado y compré tomate frito para la cena.
  3. Carlos no es demasiado estudioso pero aprobará el curso.
  1. Discutes aunque no tienes razón.
  2. Discutieron y riñeron e hicieron las paces con un beso.
  3. Lo esperamos hasta el atardecer, pero no ha llegado todavía.
  4. Ni trabaja ni estudia ni tiene intención de cambiar de actitud.
  5. Siempre está atento, comprende las explicaciones, es aplicado
  6. Me llamaron por teléfono y quedamos en vernos la semana próxima.
  7. Es serio pero muy simpático.
  8. Estudia mucho, sin embargo no aprueba.
  9. Lo escuchó, más no lo entendió.
  10. Lo ha dicho él u otro cualquiera ha sido
  11. Me dice que lo tutee, aunque no me atrevo.
  12. O lo piensas ahora o te quedas ahí.
  13. ¿Vienes con nosotros o te vas con ella?

Clasifica las oraciones compuestas anteriores en copulativas, disyuntivas, adversativas, explicativas, distributivas o yuxtapuesta.

Analiza las oraciones gramaticales:

  • A) Te enviaré el último pedido, o sea, el material de escritorio
  • B) Aquí comen, aquí duermen, aquí viven.
  • C) No quieren regresar todavía pero lo harán a final de mes
  • D) El grupo se detuvo y el muchacho rubio se adelantó decidido.
  • E) Eso no es cierto, es decir, todos niegan esa versión.
  • F) Los visitantes deseaban asistir a la reunión pero necesitan un medio de transporte
  • G) Vístete con las ropas medievales o cíñete la túnica griega.
  • H) Uno encontró el hacha, otro la flecha, otro el cuchillo de sílex.
  • I) Ya se han ido aunque lo han dejado todo destruido.

Señala en el siguiente texto las oraciones coordinadas que encuentres e indica de qué tipo son:

Ernesto miraba fijamente la pintura... No le gustaba demasiado, sin embargo, aquellos azules lo transportaban a su tierra, es decir, a su isla natal. Deseaba experimentar la brisa y percibir el olor o el salitre del mar, pero estaba atado por las obligaciones, ora la familia, ora el trabajo, ora el estudio.

Alicia intuía su pensamiento y creía percibir en su rostro una mueca de indecisión o lo arrebataba el dolor o lo invadía el deseo. Quiso coger su mano pero él la retiró instintivamente (…)

Ejemplo de oraciones coordinadas

Ana fue al cine y  (ella) visitó a sus tíos

La primera proposición es Ana fue a casa. El SN, Ana, actúa como núcleo. El predicado verbal (porque el verbo es no actúa como copulativo), es fue al cine. Fue sería el núcleo del sintagma verbal y al cine, un sintagma preposicional, complemento circunstancial de lugar. Puesto que al es el artículo contracto (a + el), a, sería el enlace y l cine, sería el término, sintagma nominal. La l, sería el determinante y cine, su núcleo.

El nexo es y.

La segunda proposición sería visitó a sus abuelos. En ella, todo sería sintagma verbal, predicado. El núcleo de ese sintagma verbal sería visitó y a sus abuelos, sería sintagma preposicional, CD. A, es el enlace y sus abuelos, el término, sintagma nominal. Sus, determinante, actualizador y abuelos núcleo.

Se trata de una oración formada por dos proposiciones coordinadas copulativas.

¿Se quedó en el chalet o se fue con sus primos?

En este caso nos hallamos ante una oración formada por dos proposiciones disyuntivas.

El sujeto está omitido en ambas. En la primera proposición el predicado verbal es se quedó en casa. Se quedó es el núcleo del predicado, ya que aquí el verbo actúa como pronominal. En casa, sintagma preposicional, complemento circunstancial de lugar. En, enlace y casa, término, sintagma nominal.

La segunda proposición es se fue con Juan. Se fue, es el núcleo del predicado verbal, de irse. Con Juan, es un sintagma preposicional, complemento circunstancial de compañía. Con, enlace y Juan, término, sintagma nominal. El núcleo de ese sintagma nominal, o sea, el sustantivo, es el nombre propio Juan.

No me han despedido sino que me he ido yo.

Se trata de una oración adversativa por exclusión.

La primera proposición es No me han despedido. El sujeto está omitido y todo es predicado verbal. No (es un sintagma adverbial que funciona como complemento circunstancial de negación). Me es complemento directo, ya que es lo que han despedido. Han despedido, núcleo del sintagma verbal.

Sino que, es una locución adversativa, que actúa como nexo.

Me he ido yo sería la segunda proposición. Me he ido, es el núcleo del predicado, ya que el verbo irse actúa como pronominal. Yo, sintagma nominal, sujeto. Su núcleo es obviamente el pronombre personal tónico, yo.

He estudiado mucho, pero no he sacado buena nota.

La primera proposición es He estudiado mucho. Todo es sintagma verbal, predicado verbal. El núcleo es he estudiado y mucho actúa como un sintagma adverbial, complemento circunstancial de cantidad.

pero es el nexo adversativo, en este caso es una adversativa restrictiva.

no he sacado buena nota.

No es un sintagma adverbial que funciona como complemento circunstancial de negación. He sacado, núcleo del predicado verbal y buena nota, sintagma nominal, complemento directo. Buena es un sintagma adjetival que funciona como complemento del nombre y nota, es el núcleo del sintagma nominal.

Este edificio es antiguo, es decir, se construyó en el siglo XIX.

Se trata de una coordinación explicativa.

La primera proposición es Este edificio es antiguo. Este edificio, sintagma nominal, sujeto, donde este es un determinante y edificio, el núcleo. Es antiguo, sintagma verbal, predicado nominal. Es, núcleo del predicado y antiguo, sintagma adjetival, atributo.

Es decir, nexo.

se construyó en el siglo XIX. Se construyó sería el sintagma verbal, predicado. El se, actúa como marca de pasiva refleja y construyó, es el núcleo del sintagma verbal. En el siglo XIX, sintagma preposicional, complemento circunstancial de tiempo. En, enlace y el siglo XIX, término, sintagma nominal. Dentro del sintagma nominal encontramos el determinante, siglo, núcleo y XIX, determinante.

Tan pronto llueve, como luce el sol.

Oración coordinada distributiva.

Tan pronto y como serían los nexos.

Llueve y luce el sol son las proposiciones. Ambas carecen de sujeto, pues son impersonales. Llueve, sería el núcleo del predicado; luce es el núcleo del predicado en la segunda proposición. El sol, sintagma nominal, complemento directo: el, determinante, sol, núcleo.

En ocasiones se relacionan por yuxtaposición.

Unos os iréis al fondo del aula, otros os quedaréis aquí.

Unos os iréis al fondo del aula, primera proposición.

Unos, sintagma nominal, sujeto. Os iréis al fondo del aula, sintagma verbal, predicado verbal. Iréis, núcleo, al fondo del aula, sintagma preposicional, CC de lugar donde a es enlace y l(el) fondo del aula, término. Fondo, núcleo del sintagma nominal, que a su vez lleva un sintagma preposicional que funciona como complemento del nombre. Del (de +el), de, enlace, el aula, término: el, determinante y aula, núcleo.

{
}
{
}

Deja tu comentario La oración compuesta: proposiciones coordinadas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.