Avisar de contenido inadecuado

Oda a Francisco Salinas, Fray Luis

{
}

De la producción poética de Fray Luis de León sobresale por su belleza la " Oda a Francisco Salinas", el músico compañero como profesor en la Universidad de Salamanca. La música -ya lo hemos dicho-es una de las artes preferidas de todo hombre culto del Renacimiento;  la música está llena de armonía y puede elevar las almas a los más nobles ideales. Y esto es, precisamente, lo que intentará el poeta: unir la armonía del alma y del mundo con la de Dios. La música parece transformar y calmar la naturaleza, como si fuera primigenia, el aire se calma y la luz parece nueva, recién nacida.  
El alma del poeta recobra la memoria de su origen, desprecia los bienes terrenales y, se eleva espiritualmente. Detrás de las ideas de Fray Luis se halla la concepción neoplatónica del alma: el ser humano, al nacer, olvida el mundo divino por la presencia de la realidad material. La espiritualidad consiste en recordar lo que el alma vio antes de nacer y en olvidar lo que tiene ante los ojos. Fray Luis tenía profundos conocimientos de la concepción del cosmos renacentista. Además de las ideas neoplatónicas, estaban también las ideas pitagóricas del mundo, transmitidas por Aristóteles: "Los pitagóricos creían que todas las cosas del mundo eran número. Y el mundo todo, número y armonía". También creía Aristóteles  "  la idea de que el movimiento de los astros origina una armonía musical...". Se pensaba que  la relativa velocidad de cada uno de los cuerpos celeste, a consecuencia de la relativa lejanía de cada uno respecto al centro, hacía que el sonido de cada uno fuera diferente, como era distinta el de cada cuerda de la cítara; y creían que entre esos diferentes sonidos había una relación concordante que producía la armonía universal".
Es evidente en el poema la capacidad de elevación del alma. También aparece la imagen del cielo. Según Fray Luis, el Maestro que toca la citara en la esfera superior (la música celestial) y que es trasunto de la armonía del universo, de la que la música de Salinas es un reflejo. De ahí el concepto del universo: el geocentrismo, las esferas superpuestas y la última esfera donde se halla Dios.
El alma desea permanecer en ese estado de armonía y felicidad que produce la negación y el olvido de las cosas terrestres. En el caso de la literatura ascética, el alma vuelve a aqueste bajo y vil sentido.
Los elementos terrenales que el alma desprecia o abandona son los siguientes: olvido, oro, belleza caduca engañadora, bajo y vil sentido, triste lloro. Por el contrario, los elementos espirituales que despierta la música de Salinas son opuestos a los anteriores: el aire se hace hermoso y lleno de luz, el alma recobra su memoria, aclara su origen, mejora en suerte y pensamiento, conoce la música celestial, entra en armonía con ella, goza de la felicidad divina.
El poema está compuesto por diez liras, la estrofa preferida por Fray Luis, cuya estructura es: 7a 11B 7a 7b 11B. La lira es una estrofa imitada de la lírica italiana, introducida por Garcilaso en la Canción V, de cuyo primer verso recibe el nombre: Si de mi baja lira/ de tanto pudiese el son que en un momento.
En el poema aparecen algunas figuras literarias:
El aire se viste de hermosura: personificación.
El gran Maestro…, este eterno templo. Metáfora, el templo eterno es el universo.
El alma navega por un mar de dulzura. Metáfora: el alma es una nave. Paradoja: el mar es dulce.
¡Oh, desmayo dichoso! ¡Oh, muerte que das vida! ¡Oh, dulce olvido! Paradojas, oposiciones de términos contrarios para mostrar el estado que mezcla la felicidad de la elevación espiritual, producida por el olvido de lo terrenal.


Esta composición representa uno de los momentos culminantes de su poesía, supone la síntesis de su cosmovisión humana, y uno de los poemas técnicamente más perfectos.  Es evidente la emoción que le invade tras la muerte del catedrático de música de la Universidad de Salamanca.
 
A Francisco Salinas
 
El aire se serena
y viste de hermosura y luz no usada,
Salinas, cuando suena
la música extremada,
por vuestra sabia mano gobernada.
 
A cuyo son divino
el alma, que en olvido está sumida,
torna a cobrar el tino
y memoria perdida,
de su origen primera esclarecida.
 
Y como se conoce,
en suerte y pensamiento se mejora,
el oro desconoce
que el vulgo vil adora,
la belleza caduca engañadora.
 
Traspasa el aire todo
hasta llegar a la más alta esfera,
y oye allí otro modo
de no perecedera
música, que es la fuente y la primera.
 
Ve cómo el gran Maestro,
a aquesta inmensa cítara aplicado,
con movimiento diestro
produce el son sagrado,
con que este eterno templo es sustentado.
 
Y como está compuesta
de números concordes, luego envía
consonante respuesta;
y entre ambas a porfía
mezclan una dulcísima armonía.
 
Aquí el  alma navega
por un mar de dulzura, y finalmente
en él ansí se anega,
que ningún accidente
extraño y peregrino oye y siente.
 
¡Oh desmayo dichoso!,
¡Oh muerte que das vida!, ¡oh dulce olvido!,
¡durase en tu reposo,
sin ser restituido
 jamás a aqueste bajo y vil sentido!
 
A este bien os llamo,
gloria del Apolíneo sacro coro,
amigos a quien amo
sobre todo tesoro,
que todo lo visible es triste lloro.
 
¡Oh, suene de contino,
Salinas, vuestro son en mis oídos,
por quien al bien divino
despiertan los sentidos,
quedando a lo demás adormecidos!

 

 TAGS:
Notas:
Luz no usada: luz limpia, intacta.
En olvido: el alma ha olvidado su ansia espiritual.
Desconoce: desprecia.

La más alta esfera: el universo, según los antiguos, estaba compuesto por varias esferas, en la última de las cuales se encontraba Dios.
El gran Maestro: Dios.
Citara: instrumento musical de cuerda; Fray Luis compara la armonía del universo con la música que Dios tañe en una cítara.
Eterno templo: el universo.
Números concordes: indica la armonía del alma y del universo.
Oye y siente: el alma no atiende a lo terrenal (accidente)
Durase. Ojalá durase: ya se acaba el estado espiritual elevado.
Apolíneo sacro croco: se refiere a los poetas amigos suyos, con quienes les gustaría compartir la experiencia que produce la música de Salinas.

{
}
{
}

Comentarios Oda a Francisco Salinas, Fray Luis

me encanta leerte para el que le guste todo esto , quisiera decirte que daria igual fueras muy fea , que no es el caso , pero yo me refiero a tu mente es atractiva cuenta con tu caraster entusiasta , y no veas que personalidad eres muy culta un beso
me encanta leerte para el que le guste todo esto , quisiera decirte que daria igual fueras muy fea , que no es el caso , pero yo me refiero a tu mente es atractiva cuenta con tu caraster entusiasta , y no veas que personalidad eres muy culta un beso
Gracias por tan acertado análisis.
Silvia Silvia 16/01/2014 a las 03:20

Deja tu comentario Oda a Francisco Salinas, Fray Luis

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.