Avisar de contenido inadecuado

La noche de tu marcha la recuerdo muy bien

{
}

 

La noche de tu marcha la recuerdo muy bien.

Yo dormía y tú saliste de la habitación sin despedirte

Sin un adiós siquiera. Tal vez besaste

mi rostro árido, después desapareciste

para siempre.

Te solapé y llamé por mi nombre

olvidé llamarte por tu nombre.

 

Las cartas, la botella vacía, fotos.

Todo seguía allí.

Cartas que no tenían piedad

sin un asomo de complicidad

cartas sin tu aliento.

 

Aquello era excesivo.

Te habías atrevido a abandonarnos

Pero habías abandonado tus miserias

estaban todas allí, bien visibles.

 

Tal vez tu apuesta era venganza:

Pretendías que reconociese

todos tus débiles actos.

¿ Me culparías a mí?

Yo, esa inocente.

 

Aguanté el chaparrón

porque no me chupo el dedo.

Apechugué  con todas las consecuencias

de mis actos.

Es mejor que lo sepas todavía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios La noche de tu marcha la recuerdo muy bien

Un precioso poema a las despedidas ... desencuentros ... finales ...
... deja un cierto sabor amargo
Besos mi viajera ...
Gracias María... Me encanta tu nuevo look, estás guapísima.
Un beso gigante

Deja tu comentario La noche de tu marcha la recuerdo muy bien

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.