Avisar de contenido inadecuado

Motivos filosóficos-morales

{
}

 TAGS:undefined

Algunos motivos filosóficos-morales
Vanitas vanitatum: Estas son las primeras palabras con las que se inicia el Eclesiastés. Hay que despreciar lo terrenal porque es un lastre que impide la tranquilidad espiritual.

Carpe diem unido al ubi sunt y al tempus fugit. Plantea el carpe diem desde la vejez de forma retrospectiva. Aprovecha el momento, unido a la idea de que el tiempo pasa muy rápidamente. A esta idea añadimos la que replantea ¿dónde están?, todos aquellos que vivieron el presente. Todos perecen.


Aurea mediocritas, tópico al que añadimos beatus ille y ab ipso ferro. El primero es la dorada moderación. Este tópico procede del Quattrocento, y señalaba al cortesano que se mide por sí mismo. En Fray Luis, por ejemplo, el cortesano es un hombre que busca ideal moral alejado de todo lo mundano para tener como referente a sí mismo. De este modo el tópico horaciano del beatus ille adquiere un tinte nostálgico que invita al retiro ideal, y que enlaza con el tópico ab ipso ferro. Este es un tópico de origen bíblico: por el mismo hierro con que la adversidad hiere al hombre recobra el ser humano nuevas fuerzas.


Secretum iter, unido al odi profanum vulgum y a locus amoenus. El primero asociado al mito de la Edad de Oro de Las Metamorfosis de Ovidio, donde no hay conflictos sino relaciones humanas en armonía con la naturaleza. A la naturaleza ascendemos por un camino secreto que sólo conocen unos pocos y que es el contrario que sigue el vulgo que se deja lisonjear por lo mundano. El espacio ideal al que se llega es un locus amoenus, entorno natural de corte neoplatónico. Tal lugar es el marco ideal para el asceta.


Barca en mar tempestuoso unido a portus quietis. Aquel, de origen amoroso petrarquista, expresa el naufragio de la vida en medio del mundanal ruido. Esto puede evitarse con la llegada a un puerto tranquilo, marco del retiro de una soledad ideal.

. Viene de la tradición estoica y su idea es que el cuerpo es prisión del alma, que ansía retornar a su origen primero. Por influencia clásica se invoca a los personajes bíblicos como si se tratase de musas y Dios aparece al modo pitagórico como un músico o el arquitecto del universo. Por ejemplo, en Fray Luis de León.

{
}
{
}

Deja tu comentario Motivos filosóficos-morales

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.