Avisar de contenido inadecuado

Uno de los mitos de la formación de la Vía Láctea: Mitología griega.

{
}

El Mito de La Formación de la Vía Láctea

 


Suele decirse que fue Hera, la esposa de Zeus, la que dio origen a la Vía Láctea, nuestra galaxia.


Se cuenta que Zeus era muy aventurero y que siempre iba a la caza de diferentes amantes, por lo que nunca le fue fiel a su mujer. En una de esas aventuras, Zeus se unió con Alcmena, en ausencia de su marido. El dios, para lograr forzarla, se hizo pasar por el marido y, puesto que la mujer le gustaba mucho, decidió además mandar al sol que no saliese cuando debía, para poder así pasar más rato con ella.


Después volvió el esposo, Anfitrión y se unió con ella. De ambas uniones, Alcmena quedó embarazada. El hijo de Zeus fue Heracles (Hércules, para la tradición latina) y el hijo de Anfitrión, Ificles. Heracles fue, desde su concepción, el hijo favorito de Zeus, lo que ensombrecía a Hera y la llenaba además de ira, pues no soportaba la idea de que el hijo de otra mujer fuera tan querido por su esposo. Y de ahí sus tretas. Primero, decidió complicar su nacimiento, por lo que el semi-dios permaneció diez meses en el vientre de su madre. Además ella fue la responsable de los Doce Trabajos. Además, cuando era un bebé de ocho meses, Hera le envió dos terribles serpientes para asesinarlo, no obstante, el niño supo defenderse sin excesivos problemas.


Existía además la peculiaridad de que Heracles solo sería inmortal si mamaba la leche de Hera y era evidente que eso no iba a ocurrir con el consentimiento de la diosa. Sobre esta historia existen diversas versiones. Una afirma que Hermes, le mensajero de los dioses, llevó al niño ante Hera mientras ella dormía y lo puso en su seno para que mamase la leche divina. Cuando la diosa despertó y descubrió a Heracles en su pecho lo retiró bruscamente, pero la leche siguió mamando, se esparció por el universo y formó la Vía Láctea.


Otra versión indica que Hera iba con Atenea paseando por el campo cuando vieron al niño descansado en la hierba. Atenea convenció a la diosa para que lo amamantase, pues era muy hermoso. Hera accedió, pero Heracles chupó con una fuerza desmedida y violenta hiriendo a la diosa. Entonces ella lo apartó vigorosamente, pero no pudo evitar que la leche siguiese fluyendo hasta que formó la Vía Láctea.

{
}
{
}

Deja tu comentario Uno de los mitos de la formación de la Vía Láctea: Mitología griega.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.