Avisar de contenido inadecuado

Llora, Alegría. Cuca Canals

{
}

El poder de las narraciones.

 

Nunca nadie había escuchado una historia tan triste. Un hombre, una mujer, y posiblemente el amor más apasionado e imposible de todos los tiempos. Aquella joven se quedó tan triste al oír ese relato que no pudo reprimir las lágrimas. Fue a su casa emocionada, compungida, sin poder sacarse de la cabeza esa historia entre el hombre y la mujer. Se lo contó a su madre, que reaccionó de igual manera, llorando desconsoladamente.

Al día siguiente la joven y su madre contaron el triste relato a sus amistades, que a su vez lo contaron a sus amigos y conocidos y así sucesivamente hasta que, en pocos días, la historia fue conocida por miles de personas.

Gentes que no se emocionaban por nada lloraban al conocerla y, a medida que corría la voz, el relato era cada vez más triste, pues es sabido que siempre se exagera. Nadie podía olvidar esa historia que, además, contagiaba la tristeza y la única manera de aliviarla era contándola a otra persona. Fue así como la historia traspaso pueblos, ciudades, fronteras, países, océanos. Y llegó un momento en el que el relato llegó a todos los rincones del planeta. Nadie podía pensar en otra cosa que no fuera esa triste historia de amor, los locutores de radio lloraban frente a los micrófonos, los conductores de transportes públicos no podían conducir puesto que se les empañaban los ojos; los maestros, llorando, contaban la historia a  sus alumnos, que a su vez, también derramando tristeza, se la contaban a sus familias. La gente lloraba cada vez con mayor intensidad, y a pesar de que las lágrimas apenas ocupan lugar, si se tiene en cuenta que lloraban millones de personas al mismo tiempo, podrá comprenderse por qué el mundo empezó a inundarse.

CUCA CANALS: Llora, Alegría.

Por supuesto, realismo mágico…. Ay, qué tristeza me está invadiendo.

Salid sin duelo, lágrimas corriendo…

{
}
{
}

Comentarios Llora, Alegría. Cuca Canals

Deja tu comentario Llora, Alegría. Cuca Canals

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.