Avisar de contenido inadecuado

Leyendas urbanas

{
}

Leyendas urbanas

Peces monstruosos

Fue un día de verano en el lago Michigan (Los Grandes Lagos en Estados Unidos) con mi abuelo, seis cañas de pescar y un bote de cinco metros de largo. Estábamos pescando a medio kilómetro de la costa cuando, de repente, pica algo en una de las cañas. Pensaba que el anzuelo estaba enganchado en el fondo, así que me decidí a recobrar el cebo.

Cuando empecé a tirar de la caña, me di cuenta de que era un pez, así que paré el barco para que no se enredara con el motor. Entonces el barco empezó a dar vueltas lentas sobre sí mismo, mientras yo intentaba subirlo a la superficie.

Los minutos pasaban y yo me imaginaba el tamaño del ser. Debía de ser gigantesco. Tenía decidido que era el pez más grande que había tenido en una caña de pescar. No podía subirlo, ya que era tan pesado. Y tan rápido como vino, se fue. Desde entonces ningún pez me ha jugado la misma pasada y es por eso que considero esta historia única. De todas formas no lo podría haber subido porque tenía cañas de pescar para peces de únicamente 50 kg como máximo y ese gigante debió de pesar más de 75 kg, y eso no es nada pequeño teniendo en cuenta que eso es lo que pesa un hombre al finalizar su crecimiento.

Dibujo un posible sospechoso de protagonista de esta historia.

El esturión también es conocido como marión. Pueden alcanzar los 5´5 metros y algunas especies más de 200 kg.

Ana, 1º F

{
}

Deja tu comentario Leyendas urbanas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.