Avisar de contenido inadecuado

lazarillo de Tormes

{
}

Lazarillo de Tormes.

 


En 1554 se publica esta obra, considerada precursora del género picaresco y que supone un cambio sustancial en la técnica narrativa, lo que contribuyó a la creación de la novela moderna: La vida de Lazarillo de Tormes.


La obra aparece anónima, sin el nombre de su autor y, tras su gran éxito inicial, fue prohibida su impresión en 1559,  aunque se vuelve a autorizar en 1573, previa expurgación de aquellos pasajes inconvenientes. Dado su carácter difamador hacia algunos sectores (como los clérigos) o la crítica a costumbres y situaciones comunes del momento, el autor decide velar su nombre. Explica el narrador que vive en Toledo y que en esta ciudad se ha casado con una criada y trata de explicar al destinatario de su carta por qué no cree las habladurías que ponen en entredicho la fidelidad de la mujer y lo acusan de permitir que ella se amancebe, con la persona para la que trabaja.
La obra consta de un prólogo y siete tratados o capítulos. El prólogo está escrito en un estilo culto y elevado y sirve de introducción a la obra, según esto se ajusta a las reglas de la retórica clásica.
Se incluyen en la obra muchos elementos extraídos del folklore, como cuentos populares o chistes, que el autor va hilvanando e introduciendo en el relato. Así sucede con las anécdotas, seguramente conocidas por los lectores, por ejemplo, la de la longaniza cambiada por el nabo, el jarro del que Lázaro consigue extraer el vino, el niño negro que se asusta de su padre o el entierro que el protagonista teme que vaya a su casa.


La obra presenta muchos rasgos innovadores y la maestría estriba en la evolución del carácter del personaje. Las anécdotas o sucesos son simplemente ejemplos fehacientes de esa evolución. El Lazarillo se convierte así en la primera novela realista. Su protagonista ya no es el tipificado héroe, sino un antihéroe: alguien de origen humilde que sufre calamidades durante su vida, estas calamidades van forjando su carácter. La concepción de “medrar en la vida”, no significa el enriquecimiento de la honra o la gloria, sino el deshonor y la maledicencia de sus vecinos. Se percibe cómo su personalidad fluctúa desde la más absoluta ingenuidad, hasta cierto ingenio, el cual va desarrollando de las experiencias a las que le somete la vida. De hecho el momento cumbre, su acomodamiento final, <<cumbre de toda buena fortuna>>, es correlato de la degradación moral.


En cuanto al estilo, contrasta con las otras obras narrativas: frente al lenguaje elevado y grandilocuente de las novelas pastoriles y de caballerías, el suyo fluctúa, adecuándose a cada contexto: la sencillez y espontaneidad con las que asistimos a muchas de las escenas, contrasta con la sabiduría del escritor, que conoce a la perfección los tratados clásicos o las reglas retóricas y hace uso de ellas con maestría y mesura.


Resumen:
Tratado I: Lázaro, en forma autobiográfica, refiere su nacimiento junto al río Tormes, su difícil infancia y cómo su madre lo entrega al primero de sus amos, el ciego, para servirle como guía. Con él aprende a ser astuto y  a desenvolverse ante las dificultades, en este caso, los maltratos a los que lo somete el ciego.


Tratado II: Tras escapar del ciego y dejarlo abandonado, entra al servicio de un cura en el pueblo toledano de Maqueda. Su nuevo amo resulta ser un avaro que lo mata de hambre y al que tiene que robar la comida a escondidas. Cuando es descubierto, queda despedido con un fuerte garrotazo en la boca.


Tratado III. En Toledo, un escudero lo acepta como criado y, aunque es bondadoso, resulta ser tan pobre que el propio Lázaro se ve obligado a mendigar para darle de comer también a él. Al final, detienen al caballero por unas deudas y Lázaro vuelve a quedarse sin amo.


Tratado IV. Consta de sólo unas líneas en las que se refiere que Lázaro pasó a servir a un fraile mercedario, mundano y de mala fama, al que dejó enseguida por algo que no llega a contarse.


Tratado V. Sirve durante cuatro meses a un buldero, es decir, alguien que vendía bulas, documentos con los que se concedían beneficios espirituales o se liberaba a alguien de alguna obligación religiosa (por ejemplo, no comer carne o ayunar). Lázaro explica cómo el buldero engañaba a la gente, explotando su credulidad.


Tratado VI. A continuación, menciona que sirvió a un maestro de pintar panderos y a un capellán, que le permite ganar algún dinero vendiendo agua con un burro por las calles.
Tratado VII. Después de comprarse ropa pasa a ser ayudante de un alguacil, pero encuentra su oficio demasiado peligroso y lo deja. Entonces se convierte en lo que es ahora: pregonero. Es un <<oficio real>> en el que entra en contacto con un arcipreste toledano, que lo casa con su criada y le ofrece una vivienda cerca de la suya. Entonces nos enteramos del <<caso>> sobre el que escribe a <<Vuestra Merced>>, el destinatario de su larga misiva: la gente murmura que su mujer le es infiel con el arcipreste, pero él rechaza las murmuraciones y concluye diciendo que <<en este tiempo estaba en mi prosperidad y en la cumbre de toda buena fortuna>>.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario lazarillo de Tormes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.