Avisar de contenido inadecuado

La descripción

{
}

 

La descripción consiste en representar por medio de palabras objetos, personales, animales, ambientes o sentimientos. Su función o finalidad es atribuir características  y propiedades a lo que se represente.

 

Según el punto de vista del emisor, la descripción puede ser científica o literaria.

 

La científica representa la realidad de un modo objetivo, es decir, tal y como son las cosas. Se caracteriza por la claridad y porque describe con precisión. Los adjetivos que predominan son los especificativos.

 

La descripción literaria refleja la realidad de un modo más subjetivo ya que elige un punto de vista determinado, incluyendo sus impresiones. Destaca en ella la función estética y el lenguaje es connotativo. En ella son frecuentes los recursos literarios (comparaciones, metáforas, personificaciones). Los adjetivos son explicativos y valorativos. Suele aparecer en textos narrativos, para ubicar las acciones de los personajes o potenciar la visión que tiene el lector sobre el personaje.

 

Según lo que se describe:  

 

a) Descripción de personas: prosopografía, etopeya, retrato. Prosopografía o física:  el color del pelo, rasgos del rostro, forma de las manos, anchura de la espalda, cintura/ talle, brazos, piernas, pies.

 

c) Descripción del carácter: etopeya, indica la personalidad de un personaje, sus actitudes, comportamientos, inquietudes.

Cuando se combinan la descripción física y moral nos encontramos con un retrato. Si se lo hace la propia persona: autorretrato. Si se hace cómica, caricatura.

 

Descripción de lugares: ambientes, paisajes, casas, ciudades, etc. En ocasiones los lugares son los protagonistas de la descripción; otras, sirven de escenario.  Pueden ser reales o imaginarios. Cuando se describe un lugar, nos encontramos con una topografía; en cambio, si se describe una época, es una cronografía.

 

Técnicas descriptivas:

1. Observación: Hay que captar los rasgos del objeto que se pretende describir, incluso aquellos aparentemente menos caracterizadores; para ello no se puede prescindir de ningún ángulo de observación.

 

2. Selección: No se trata de acumular rasgos, sino de escoger los más significativos

 

3. Disposición de los elementos. Se trata de decidir en qué orden aparecerán los rasgos seleccionados. Existen diversos modelos de orden: en la panorámica vertical se ordena desde lo más cercano a lo más alejado, el travelín sirve para organizar los elementos como si el descriptor estuviera desplazándose a lo largo del objeto descrito, en paralelo a los elementos que lo componen; en el zoom se realiza mediante acercamientos repetidos desde un plazo amplio hasta un pequeño detalle; la panorámica general, creadora de ambiente, ofrece una sensación global del lugar descrito gracias a una enumeración más o menos desordenada de elementos acumulados.

 

El acto de la descripción:

 TAGS:

Se pueden adoptar diversas posturas:

 

Omnisciente: que presenta las identificaciones y calificaciones, aparentemente desconocidos por el receptor, como si las conociese sólo es. Es la postura del científico o experto en la materia.

 

Mero observador: como si él fuera ajeno al mundo descrito, lo que requiere de un enfoque objetivo.  

 

También podemos encontramos con una descripción más personal y subjetiva, incluso confidencial. Consiste en la presencia explícita en la descripción. El desarrollo se modifica con paréntesis, guiones, reflexiones personales, comparaciones.

 

El descriptor puede manifestarse de diversas formas: introduce reflexiones personales interpela directamente al lector, organiza el mensaje de forma que parezca vacilar en la disposición descriptiva  o niega ciertas calificaciones, para, a continuación afirmar otras, partiendo de las primeras.

{
}
{
}

Deja tu comentario La descripción

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.