Avisar de contenido inadecuado

Su identidad: Natalia, 1º ESO

{
}

Su identidad

  TAGS:undefined

fotógrafo-de-boda-en-Valencia-J.FrechinaElRevesdelespejohttp://www.jfrechina.com/

 

Esa chica alta que esperaba cerca del hospital, ¿quién será?, ¿adónde irá con esa maleta?... No sé nada de ella, aunque podría ser enfermera. Me crucé con ella, tropecé y le tiré la maleta, ¡se abrió!, mire lo que había dentro y había una ficha de un anciano y una foto suya. La cogí. ¿Quién podría ser ese anciano? Estudié la carrera de investigación, podría sacar algo de información de esa chica. Al día siguiente, la volví a ver en el hospital, le enseñé al recepcionista la foto y me dijo que sí que trabajaba ahí y que era enfermera profesional. Se llamaba Manoli. La enfermera me miró y yo me fui. El recepcionista ya me había dado suficiente información, pero… ¿y aquél anciano? ¿Quién era? Toqué el timbre de mi vecino, toqué más de cinco veces pero Luis no estaba en su casa. ¿Dónde se habría metido el bueno de Luis?- me pregunté.

Y si mi vecino no está en casa, ¿dónde está? Era extraño, pues era Luis era una persona muy mayor, con muchas arrugas y rara vez salía a la calle.

Volví al hospital y me topé con Manoli, la enfermera y su paciente, el anciano. Entonces le pregunté al recepcionista, ¿quién era ese paciente? y él me dijo que se llamaba Juan.

¿Juan?- dije, a grito pelado. A regañadientes investigué a marchas forzadas, llamé otra vez a mi vecino Luis y una voz me contestó.

-Luis no está, soy Manoli, su hija, ¿quiere algo?_ Y contesté:

-Soy el vecino de Luis, Pablo. ¿No está Luis en casa?- pregunté.

-No, se ha ido al hospital.

Me fui volando para allá… Otra vez, al dichoso hospital, en busca de Luis. El recepcionista me dijo que estaba en la habitación 235. Subí, subí y subí las escaleras rápidamente. El hospital estaba de bote en bote y yo iba a trompicones, a codazo limpio, con los pobres enfermos que se topaba a mi paso. Finalmente entré en la habitación de puntillas, pero me echaron a cajas destempladas porque el pobre hombre estaba descansando.

Después de mi investigación llegué a la conclusión de que posiblemente Juan y Luis fuesen la misma persona. El bueno de Luis, era en realidad, Juan Luis, aunque todos le llamaban Luis, excepto su hija Manoli, la enfermera, que desde que había llegado al mundo, había llamado a su padre, Juan.

Natalia

{
}
{
}

Deja tu comentario Su identidad: Natalia, 1º ESO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.