Avisar de contenido inadecuado

Grandes poetas. Tres deseos, Amalia Bautista. Talleres literarios.

{
}

Amalia Bautista ( Madrid, 1962).

 

Leer la poesía de Amalia Bautista es como abrir la palma de una mano que  nos muestra sus líneas más significativas: el amor o desamor, los sueños improbables, los objetos o seres más queridos, la tristeza que provoca zozobra, esos pecados con los que convivimos día a día. Podríamos pensar que en ese reflejo casi automático de emociones que todos comprendemos de inmediato, no existe reelaboración, que el poema fluye de forma espontánea. Pero nos equivocamos, la sencillez es aquí fruto de una reelaboración continua: el uso del endecasílabo blanco es una pista de esa oculta construcción.

Luego están todas las referencias literarias tan cercanas que parecen simples por su obviedad: La Biblia, las fábulas tradicionales, Las mil y una noches, las leyendas artúricas, etc.

Estos versos de "Tres deseos", publicados en  Renacimiento, nos acercan a una mujer urbana, con la cual se identifica plenamente el lector.

Su poesía ha sido comparada con la de Martínez Mesanza o Luís Alberto de Cuenca, pero estas referencias no impiden que escuchemos su voz inconfundible, capaz de volverse solemne ante las emociones más íntimas y personales, como cuando habla de los pies de sus hijas:

 "...Los mofletes / redondos y rosados de los ángeles/ envidian sus talones y sus dedos,/ vistos desde la planta, diminutos,/ tienen la suavidad de los guisantes" / Los tienen a estrenar. Y me conmueve/ pensar en cada paso que aún no han dado". Sencillez, sinceridad al máximo. Un lujo  ese lenguaje mínimo que esboza un mundo, con el que comulgamos porque conmueve profundamente.

Resuenan en estos versos la amistad, la depresión, la vida doméstica y familiar en un lenguaje pleno de visiones que nos enfrenta a lo onírico: Me asomé a la ventana del infierno/ y no vi nada que me horrorizada; / me pareció un lugar como cualquiera,/ lleno de gentes y de cosas. Alguien/ desde el infierno me invitó a pasar".

Este libro, Tres deseos,  es un libro apasionado, pero también sensato y hasta divertido. Recoge la producción de Amalia Bautista:

Cárcel de amor ( 1988)

La mujer de Lot y otros poemas ( 1995)

Cuéntamelo otra vez ( 1999)

Hilos de seda ( 2003)

Estoy ausente ( 2004)

Pecados ( 2005)

 El lector se identifica plenamente con ese continuo monólogo que lo acerca a cámara lenta s sus emociones más inmediatas, a sus viejas lecturas, lecturas y relecturas por las que transita Amalia. A nosotros únicamente nos está permitido asomarnos a esa palma de su mano donde parpadean trasgos y sueños.  

Vamos a hacer limpieza general: Hagamos, en primer lugar, limpieza general, como Amalia y desechemos aquellos sentimientos, actos inservibles o reutilizables que debemos reubicar, repetir o cambiar puesto que tienen defectos o su fecha de caducidad está próxima. Piensa en todos aquellos sentimientos o situaciones que limpiarías de tu vida si pudieras. Escríbelos en un papel, de manera caótica y con rabia, sin pensar cuáles irían antes y cuáles después. Una vez hecho esto, estás en condiciones de limpiarlos mediante el poema. Procura que las asociaciones que hagas parezcan, al menos aparentemente, sin sentido. De ahí que asocies actos o hechos que no tengan relación lógica, su único punto común es tu propio deseo de erradicarlos, de hacerlos desaparecer de un plumazo.

 

Vamos a hacer limpieza general

Vamos a hacer limpieza general

y vamos a tirar todas las cosas

que no nos sirven para nada, esas

cosas que ya no utilizamos, esas

otras que no hacen más que coger polvo,

nos traen recuerdos amargos,

las que nos hacen daño, ocupan sitio

o no quisimos nunca tener cerca.

Vamos a hacer limpieza general

o mejor todavía, una mudanza

que nos permita abandonar las cosas

sin tocarlas siquiera, sin mancharnos,

dejándolas donde han estado siempre;

vamos a irnos nosotros, vida mía

para empezar a acumular de nuevo.

O vamos a prender fuego a todo

y a quedarnos en paz, con esa imagen

de las brasas del mundo ante los ojos

y con el corazón deshabitado.

¿Qué haces aquí? La tristeza es esa compañera silenciosa que a veces nos acompaña sin que apenas nos demos cuenta. Te propongo un acto de valentía. Personifica la tristeza y como si fuera tu mejor  amigo/ a, cuéntale cómo te sientes, por qué estás sola, qué te ocurre, cómo soportas el silencio de tu cuarto, etc. También puedes escribirle una carta como si se tratase de ese buen amigo, buena amiga a la que cuentas lo que has hecho durante el fin semana. Algo ha pasado este fin de semana que no te satisface lo más mínimo y sientes rabia y desasosiego. Una buena manera de expulsarlo de ti es convertirlo en tu aliado, de manera que al confundirse contigo, desaparezca, deje de tener sentido.  

 

Creía que te había dicho adiós,

un adiós contundente, al acostarme,

cuando pude por fin cerrar los ojos

y olvidarme de ti y de tus argucias,

de tu insistencia, de tu mala baba,

de tu capacidad para anularme.

Creía que te había dicho adiós

del todo y para siempre, y me despierto

y te encuentro de nuevo  junto a mí,

dentro de mí, abarcándome , a mi vera,

invadiéndome, ahogándome, delante

de mis ojos,  enfrente de mi vida,

debajo de mi sombra, en mis entrañas,

en cada pulso de mi sangre, entrando

por mi nariz  cuando respiro, viendo

por mis pupilas,  arrojando fuego

en las palabras que mi boca dice.

Y ahora, ¿qué hago yo?, ¿ cómo podría

desterrarte de mí o acostumbrarme

a convivir contigo? Empezaremos

por demostrar modales impecables.

Buenos días, tristeza.

Luz del mediodía.

Haz un ejercicio de memoria inmediata. Piensa un nombre que te guste. Ahora conviértelo / conviértela en un personaje de ficción por lo que suspiras locamente y sin sentido. Escribe un pequeño telegrama en el que le pidas una cita, un pequeño compromiso...Describe cómo es la otra persona, cómo te has enamorado de ella, por qué te gusta. Una vez te hayas creado una historia de amor ficticia, destrúyela, ponle fin. Piensa en qué os diríais en la despedida, cómo romperías ese lazo de unión. No debe serte difícil porque es un personaje de ficción. Nada que ver con la realidad. Una vez terminada la relación, escribe una hoja de diario y cuéntale al papel cómo te sientes y cómo piensas superar la situación.

 

Ni tu nombre ni el mío son gran cosa,

sólo unas cuantas letras, un dibujo

si los vemos escritos, un sonido

si alguien pronuncia juntas esas letras.

Por eso no comprendo muy bien lo que me pasa,

por qué tiemblo o me asombro,

por qué sonrío o me impaciento,

por qué hago tonterías o me pongo tan triste

si me salen al paso las letras de tu nombre.

Ni siquiera  es preciso que te nombre a ti,

siempre nombran la luz de mediodía ,

la fruta, el paraíso

antes de la expulsión.

Mesías. Desde todas las perspectivas, incluida la literaria, el loco siempre es ese personaje que en momentos de lucidez es capaz de decir lo que nadie se atreve a decir. En la vida real también. Reconstruye mentalmente las enseñanzas de Jesús. La mayoría de ellas revelan una personalidad auténtica y comprometida con el entorno, capaz de dar la vida por los otros. Esas enseñanzas resaltan valores que hoy siguen vigentes, pese a que su cumplimiento es difícil, dada la ferocidad con que actuamos los humanos.  ¿Crees que hoy es posible poner la otra mejilla cuando alguien nos afrenta? Justifica tu respuesta con ejemplos sacados del día a día.

Imagina que el Mesías retorna y que sus mensajes se cuelgan en Internet de tal manera que su repercusión mediática es casi inmediata. ¿Qué valores transmitiría hoy? ¿Crees que serían los mismos? ¿Cuáles cambiarían? Escribe esa carta destinada al género humano e introdúcela en una pequeña narración, que justifique, desde tu punto de vista, su retorno. Debes introducir una descripción del personaje inédita, es decir, el nuevo Mesías no debe parecerse en nada a la imagen que hemos ido forjándonos a través de los siglos.

 

Le llaman loco sólo porque tiene

la verdad que los otros desconocen.

Dicen que habla sin lógica y se ríen

del pasado que cuenta y del futuro

que asegura saber. Se tranquilizan

ignorando su voz y su mirada

Ha abandonado cientos de países

donde los gobernantes contrataban

sus servicios por horas, con objeto

de divertir a vanos invitados.

El mundo entero es ciego a su mensaje

 y sordo a sus avisos. Sé que un día

se marchará también de este palacio

que puede ser el último. Los hombres,

como siempre, se habrán arrepentido

tarde, muy tarde ya, para salvarse.

 

Sherezade.

Parece que la autora en un acto de trasmigración se ha transformado en la princesa Sherezade. Las palabras fluyen como un bálsamo a los ojos del lector.  ¿Qué le deparará la vida?  Sherezade es comparada con Amalia, pues ambas comparten ese deseo de fabulación que conduce a la salvación. En el caso de la primera, el acto no es gratuito sino acuciante. La princesa habla de leyendas legendarias en una carrera contrarreloj por salvar su vida. Amalia, por su parte,  también reinventa, a través del poema, sus propias vivencias o las ajenas. Las reconstruye, descose y pega en ese laberinto de la vida, donde se desenmascara el miedo, pero también la valentía.

Te propongo que traslades a nuestra poeta a aquella época pretérita. Imagina que ella es la hermana de Sherezade, déjate hechizar por uno de los cuentos e introdúcela de tal manera que interrumpa de forma puntual la narración de los hechos. Piensa que sus ojos describen un palacio, la imagen de su hermana y sus sentimientos y retrátalos de forma indirecta como si contaras a alguien (el lector) lo que le sucede a tu hermano o hermana pequeña.

Llevo casi mil noches fabulando,

me duele la cabeza, tengo seca

la lengua y agotados los recursos

y la imaginación. Y ni siquiera

sé si me salvaré con mis mentiras.

La mujer de Lot

Reconstruye esta historia. ¿Dónde suceden, según la Biblia los hechos? ¿Quiénes son sus protagonistas? ¿Crees que el final que cuenta el poema es posible o, por el contrario, es únicamente una interpretación personal de la autora? Reinventa la escena, de forma que seas tú mismo el/ la protagonista. Describe los sentimientos que te proporcionan la visión de la imagen de sal de tu compañero/a, ese horror de tus ojos, la impotencia, la desolación, la tristeza, la rabia...

Nadie nos ha aclarado todavía

si la mujer de Lot fue convertida

en estatua de sal como castigo

a la curioseada irrefrenable

 y a la desobediencia solamente,

o si se dio la vuelta porque en medio

de todo aquel incendio pavoroso

ardía el corazón que más amaba.

 

 

 

La vida responsable:

Todos reconocemos que nos falta tiempo. Ese parece el mal de la sociedad contemporánea. Nos quejamos del deambular frenético al que nos sometemos desde que suena el despertador hasta que nos acostamos. Ese estrés parece ser el causante de no pocas enfermedades que incluso pueden acabar siendo preocupantes: provocan ansiedad, dolores de cabeza, depresión, vértigos... y lo que es más preocupante: nos impide disfrutar de lo que verdaderamente importa como la relación  estrecha y directa con nuestros seres queridos. Nunca tenemos tiempo de expresarles lo que sentimos o de sentarnos a su lado,  y escucharlos.

Ahora es tu turno. Dibuja mentalmente tu agenda. En ella quedan reflejadas todas aquellas acciones cotidianas que realizas de forma frenética como si te fuera en ello la vida. Tras la reflexión intenta escribirlas numerándolas. Después fíjate bien. ¿Qué huecos te quedan para ti misma? Redacta, a continuación, un día cualquiera de tu vida, desde que te levantas hasta que te acuestas de noche. Busca ahora el modo o manera de dedicar un poco de tu tiempo a tus seres queridos. Reconstruye el texto anterior introduciendo ese momento mágico que dedicas al otro/ a la otra. Ese momento que como un chispazo ilumina el día y te hace sentirte viva.

Conducir sin tener un accidente,

comprar desodorante y macarrones

y cortarles las uñas a mis hijas.

Madrugar otra vez, tener cuidado

de no decir inconveniencias, luego

esmerarme en la prosa de unos folios

que me importan exactamente un bledo

y darme colorete en las mejillas.

Recordar la consulta del pediatra,

contestar al correo, tender ropa,

declarar los ingresos, leer libros

y hacer unas llamadas por teléfono.

Me gustaría permitirme el lujo

de tener todo el tiempo que quisiera

para hacer un montón de cosas raras,

cosas innecesarias, prescindibles

y, sobre todo, inútiles y bobas.

Por ejemplo, quererte con locura.

{
}

Comentarios Grandes poetas. Tres deseos, Amalia Bautista. Talleres literarios.

pasé a saludarte......

muchos besos¡¡¡¡¡¡¡¡
preciosos me encanto esta autora y la imagen dela flor violeta ;-)
y yo hoy lunes hacer limpieza general pero del hogar :-(
Gracias por esta caminata minuciosa por algunos poemas de esta admirada autora de quien este mes publiqué uno de sus poemas intensos. Ha sido un gusto conocer tu espacio-taller de palabras como imágenes de la vida misma.
ángel ángel 03/11/2008 a las 19:31


me encato ...un monton tu post...eres muy brillante...
pero me encantaron estas palabras...


Me gustaría permitirme el lujo
de tener todo el tiempo que quisiera
para hacer un montón de cosas raras,
cosas innecesarias, prescindibles
y, sobre todo, inútiles y bobas.
Por ejemplo, quererte con locura.



mil besos cielo.

esther.
Muchas gracias Esther, me encantan tus comentarios y tus imágenes. Es genial ese poema, me identifico plenamente con Amalia Bautista.
Tres deseos, editorial Renacimiento.
Esta pleno de grandes poemas. Te lo recomiendo
Muchas gracias Ángel, sí una gran poeta Amalia Bautista. Un libro excepcional
Tres deseos, lo recomiendo.
Gracias maiqui, celebro que te guste y que te gusten las imágenes. Te recomiendo el libro
Tres deseos de Amalia Bautista, lo publica la editorial Renacimiento, esta lleno de buena poesía. Seguro que te sorprende.

Chicas no lo piensen mas y peguen ese corazon q se rompio en cachitos en el blog de eva!!! es buenisimo. http://www.enkontradeloskorazonesrotos.blogspot.com
liz liz 06/11/2008 a las 01:45

NI MATEMATICAS NI QUIMICA... LO MEJOR EL CORAZON
checa este blog pq ahi esta todooo www.enkontradeloskorazonesrotos.blogspot.com
liz 06/11/2008 a las 01:46
hola chicas pues un dia navengando en internet me encontre con este blog esta super divertido ademas esta padrisimo tocan temas como amor, desamor, belleza de tocho morocho, etc, no duden en visitar este sitio http://www.enkontradeloskorazonesrotos.blogspot.com Porque es la NETA DEL PLANETA
Anónimo 06/11/2008 a las 01:47

Deja tu comentario Grandes poetas. Tres deseos, Amalia Bautista. Talleres literarios.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.