Avisar de contenido inadecuado

Grandes poetas. La poesía en esencia pura: Dylan Thomas

{
}

 

 

Quizá el diario de la esposa de Dylan Thomas, Caitlin MacNamara arroje una luz disidente sobre la vida y la obra de este poeta considerado como uno de los grandes malditos del siglo XX. Lo cierto es que nos hallamos ante uno de esos poetas, cuyo arte no deja indiferente a nadie.  

Dylan nació el 27 de octubre de 1914 en Swansea, Gales,  poco después del estallido de la primera guerra mundial en una familia de clase media.

Su padre, profesor de lengua inglesa,  pronto descubrió que su hijo poseía una fuerza indomable para literatura.Ya con cuatro años el niño era capaz de recitar largos pasajes de Shakespeare u otros clásicos ingleses con una modulación de voz perfecta.

Esa precocidad fuera de duda pronto saldría a la luz.

El joven enviaría sus primeros poemas a Robert Graves, quien los juzgaría de irreprochables. Sin embargo, el deseo del padre de que su hijo formase parte de la elite universitaria se frustró pronto puesto que el joven abandonó la escuela de secundaria a los 15 años. Pese a ello, sus primeros 18 poemas, publicados a los 20 años recibieron el beneplácito de la crítica. En ellos Dylan mostraba una capacidad extraordinaria para crear un mundo propio, lleno de imágenes inquietantes que hablaban de ese perpetuo cambio que se opera en el universo: la vida es un proceso que surge una y otra vez de sus propias cenizas. El poeta apela al inconsciente para construir lenguaje hermético, en el que las palabras sugieren múltiples significados y confunden al lector que sólo puede encontrar un significado intuitivo, que fluctua y se deshace continuamente para crear otros.

El joven poeta trataba así de explicar su concepción sobre la poesía:  

Mucho de mi poesía es, lo sé, una búsqueda y un terror de temibles expectativas, un descubrimiento y un enfrentamiento del miedo. Guardo una bestia, un ángel y un loco dentro de mí; mi búsqueda es saber cómo obran y mi problema es juzgarlos y vencerlos, derribarlos y elevarlos; mi esfuerzo es que se expresen a sí mismos.

Esa concepción poética nos forja un autor muy consciente de su oficio, capaz de construir toda una mística de la palabra, con una voz auténtica; una poética delirante en la que las imágenes se solapan unas a otras, imágenes que se destruyen y reconstruyen insistentemente hasta llegar al epicentro, donde se forja el sentido último, donde se unifica el caos. Nos hallamos pues ante un poeta para el que la creación poética es ambivalente, que juega con el lenguaje, para el que la elaboración de la obra es un proceso de simbiosis continua, de ahí que pudiese dedicar varios meses a la elaboración de un poema, o que rompiese y reelaborase continuamente las estructuras sintácticas, las figuras fonéticas, las resonancias metafóricas. Es pue un poeta por antonomasia.

Quizá se cuestione su rol de bohemio, su afición a la bebida, o sus infidelidades maritales. Son los estigmas de un genio, que el mismo se encargó de alimentar y que forjan una leyenda que le abocaría  a la muerte; pero su capacidad artística o el amor a su "hosco oficio" de poeta, son incuestionables.

Tras su primer libro, 18 poemas, la crítica encasilló su poesía en esa línea que separa al genio del mediocre; lo que posibilitó que en 1936 y 1939 apareciesen sus 25 poemas y El mapa del amor. En ambos libros transitaría su obsesión por el sexo, la constante dualidad entre muerte y  nacimiento, la  búsqueda constante de la transcendencia a través de la fe y las continuas referencias bíblicas,  el concepto de culpa y la redención del  perdón.

Para Dylan el tiempo crea al ser humano la ilusión de que existe un cielo después de la muerte. La figura de Cristo se convierte en un símbolo de ese proceso de muerte y resucción, incluso antes de haber nacido. Es una figura positiva, alentadora para el ser humano; sin embargo, el concepto de Dios, se carga en ocasiones de connotaciones negativas, su imagen se une a la conciencia del tiempo, que conlleva que los seres humanos perdamos la inocencia al ser conscientes de nuestro devenir que hace que aflore el miedo ante la muerte. Son  motivos  insistentes, un eterno  e intenso retorno  en el que los propios demonios personales se distancian a través del oscuro irracionalismo. La fuerza de esa experiencia personal  provoca una reacción inmediata en el lector: una emoción intensa, con la que intuitivamente nos sentimos identificados .

En 1937 se casa con Caitlin Macnamara, con quien tuvo tres hijos. Pero el continuo noctambulismo y sus problemas alcohólicos no dejarían que prosperase esa relación pese a su trabajo para la BBC o sus guiones cinematográficos.

Ese universo interior se depura en sus obras posteriores como Muertes y entradas (1946)  o En el sueños campestre (1951) consideradas ambas como obras sublimes. El poeta ha vencido esa oscuridad primera consiguiendo que nos adentremos eficazmente en su universo personal, donde resuenan nuevamente sus motivos insistentes como el amor y la muerte, pero aparecen otros como la compasión hacia los seres humanos o la añoranza de la felicidad pasada.

Por otra parte su obra Retrato de un artista cachorro, nos forja una imagen muy personal del universo de su infancia y adolescencia. Se trata de un grupo de relatos ( 10, en concreto) con trasfondo autobiográfico.

Gracias a estas lecturas nos forjamos una visión aproximada de algunos acontecimientos cotidianos, que muestran hasta qué punto el autor es capaz de recrear estampas banales de su vida con gran maestría. Este hecho lo aleja de las historias grandilocuentes y lo acerca al lector, que observa una pelea callejera, un simple viaje veraniego o cómo se desarrolla una reunión de amigos. El autor, por otra parte, aborda esas historias con cierto distanciamiento forjando así una estampa objetiva de sus propias vivencias en su Gales natal.

 

Durante la II Guerra Mundial el autor trabaja escribiendo guiones para películas documentales y después de la guerra se afana en su nuevo trabajo como comentarista radiofónico de la BBC.  De hecho la obra de teatro para voces, Bajo el bosque lácteo que apareció póstumamente la escribió para la radio. Cuando la leyó en Cambridge ( Massachussets) en 1953, todavía estaba inconclusa, pero aún así tuvo un éxito sin precedentes. En ella evoca nuevamente los trasiegos de los habitantes de Llareggub ( Buggerall, pronunciado al revés), una pequeña población costera galesa.

Serían estos últimos años de vida, los años de su reconocimiento en Norteamérica. Su vida se convirtió en un continuo ir y venir de universidad en universidad, donde ofrecía conferencias o recitaba poemas; pero ese ferviente éxito de su obra se vería ensombrecido por sus continuos problemas matrimoniales que lo abocarían al alcoholismo, algo que parece bastante evidente a pesar de la nueva luz que ofrece su propia esposa, que califica de traición, muchas de las aseveraciones que se han hecho póstumamente sobre su vida.

 

En uno de esos viajes a Estados Unidos, cuando se dispone a redactar el libreto de una ópera de Igor Stravinski, sufre una hemorragia cerebral provocada por su alcoholismo. La dosis de morfina y cortisona que se le suministra no consigue reanimarlo y fallece el 9 de noviembre de 1953.

Coincidiendo con la conmemoración de los cincuenta años de su muerte, Debolsillo ha publicado sus Relatos completos. Volumen que reúne junto a las diez narraciones de Retrato del artista cachorro, el resto de relatos de su autor, sus primeros cuentos con ese aura poética tan personal, su novela inacabada,  titulada Con otra piel y los relatos del último período casi todos escritos para ser radiados como Navidades infantiles en Gales y Una mañana temprano.

El poeta recibiría a lo largo de su trayectoria algunos de los premios más prestigiosos del momento. Ya en 2934 obtiene el premio de Poesía William Foyle y en 2953, el Premio Internacional de Poesía Etna- Taormina; premios todos ellos que avalan su producción que ha sido considerada como una de las influyentes del siglo XX, sólo comparable al magisterio de Auden.

Ofrecemos, a continuación, una muestra de esa obra de gran calidad poética.

Te pedimos pues que investigues en primer lugar sobre su vida, y también sobre los avatares de su relación con su mujer o sus continuas infidelidades que forjaron la leyenda. Imagina que debes hacer un reportaje para una revista del corazón sobre ese personaje, en el momento álgido de su éxito, o sea, cuando hace sus continuos viajes a Estados Unidos y lee con esa voz tan potente y gutural, sus poemas consiguiendo que enmudezca la sala.

¿A qué climas del corazón crees que se refiere Dylan Thomas en este poema? Puede parecerte un poema raro y obsesivo, tremendamente oscuro o negativo. Pero lo que voy a pedirte es que te fijes en las imágenes. Escoge tú mismo las dos o tres imágenes que te parezcan más sorprendentes y escribe tu propia creación a partir de esa escritura automática de la que te hemos hablado en otras ocasiones.

Poema Un Cambio En Los Climas Del Corazón de Dylan Thomas

Sábado, Octubre 9th, 2004


Un cambio en los climas del corazón
vuelve seco lo húmedo, la bala de oro estalla
sobre la tumba helada.
Un clima en la comarca de las venas
cambia la noche en día; la sangre entre sus soles
ilumina al viviente gusano.

Un cambio en el ojo advierte a tiempo
la ceguera hasta el hueso; y el útero incorpora
una muerte mientras surge la vida.

Una sombra en el clima del ojo
es a medias su luz; el mar sondeado irrumpe
sobre una tierra sin arpones.
La semilla que del lomo hace una selva
divide en dos su fruto; y la mitad se escurre
lenta en un viento dormido.

Un clima en la carne y el hueso
es seca y húmeda; el viviente y el muerto
se mueven como espectros ante el ojo.

Un cambio en el clima del mundo
vuelve espectro al espectro; y cada niño dentro su madre
se repliega en su doble de sombra.
Un cambio echa la luna dentro del sol,
tira de las ajadas cortinas de la piel;
y el corazón entrega a sus muertos.

Versión de Elizabeth Azcona Cranwell

 

El segundo poema puede parecerte más sencillo, puesto que es toda una declaración de principios sobre ese oficio al que se adscribe el poeta.

La condición de bohemio o de poeta maldito, parece romperse en los versos finales. La aparente oscuridad se va iluminando poco a poco y nos ofrece una imagen bastante elocuente de lo que siente el poeta cuando escribe, cuando se inmiscuye en el inconsciente, recrea y recrea imágenes, solapa unas con otras, las destruye y reconstruye, hasta que consigue el tono adecuado, la palabra precisa, el sentido último e intransferible de su voz personal y auténtica.

Poema En Mi Oficio O Mi Arte Sombrío de Dylan Thomas

Viernes, Octubre 8th, 2004

En mi oficio o mi arte sombrío
ejercido en la noche silenciosa
cuando sólo la luna se enfurece
y los amantes yacen en el lecho
con todas sus tristezas en los brazos,
junto a la luz que canta yo trabajo
no por ambición ni por el pan
ni por ostentación ni por el tráfico de encantos
en escenarios de marfil,
sino por ese mínimo salario
de sus más escondidos corazones.

No para el hombre altivo
que se aparta de la luna colérica
escribo yo estas páginas de efímeras espumas,
ni para los muertos encumbrados
entre sus salmos y ruiseñores,
sino para los amantes, para sus brazos
que rodean las penas de los siglos,
que no pagan con salarios ni elogios
y no hacen caso alguno de mi oficio o mi arte.

Versión de Elizabeth Azcona Cranwell

Ahora quiero que te fijes en este poema donde se transfiguran el nacimiento y la muerte en perfecta simbiosis. Léelo detenidamente todas las veces que haga falta hasta que consigas inmiscuirte en ese desgarramiento de su poesía, hasta que la poesía respire por los poros de tu piel como si fuera una segunda voz que te habla al oído. Después elige el fragmento final " y la oscuridad arroje/ de su costado y la transforme en luz". A partir de esos versos construye una pequeña narración, una pequeña historia. Tú eres díos de tus actos y de tu creación, por lo tanto medita antes de tu creación, cómo puedes transformar esos versos en un texto donde condendes emotivamente todo su plurisignificado.

VISIÓN Y ORACIÓN

Yo
tengo que yacer
quieto como una piedra
junto al tabique de hueso
de jilguero escuchando el
lamento de la madre oculta

y la oscurecida faz del dolor
que arroja el mañana como una espina
hasta que las matronas del milagro canten
y el turbulento recién nacido
me encienda su nombre y su llama
y rasgue el halado tabique
con su tórrida corona
y la oscuridad arroje
de su costado y
la transforme
en luz.

(De Collected Poems, 1952)

 

 

 

Observa, a continuación, la  madurez de este poema. Las imágenes parecen cargadas de una atmósfera tremendamente negativa ¿ Por qué? ¿Cómo consigue esa tonalidad el poeta? ¿Con qué imágenes o procedimientos?

Ponte en su piel y recrea esos veinticuatro años. Entrométete en su vida, como si fueras una sombra que lo sigue  a todas partes, y recrea sus obsesiones, sus problemas con el alcohol, decide por dónde pasea esta bohemio, decide cómo escribe, qué postura adopta, cuáles son sus sueños. Reinventa su historia a tu imagen y semejanza.

 

 

Veinticuatro Años

Veinticuatro años rememoran las lágrimas de mis ojos.

(Enterrad a los muertos para que no marchen penosamente hacia la tumba.)

En el dique de la puerta natural me acurruqué como un sastre

que cosiera la mortaja para una travesía

bajo la luz del sol devorador de carne.

Vestido para morir comencé el contoneo sensual

las venas rojas llenas de dinero,

en dirección final a la ciudad rudimentaria

avanzo mientras dure lo que existe para siempre.

Este poema parece todo un cántico de esperanza, ¿no te parece? Soy consciente de que puede resultarte complicado entenderlo, así que lo primero que voy a pedirte es que desgloses cada estrofa e intentes descifrar su significado. Se trata de una actividad que podemos realizar en pequeños grupos, porque cada cual puede ofrecer múltiples visiones de lo que expresa cada verso, de manera que la tuya, por muy banal que pueda parecerte tu opinión puede ser muy importante. En ningún momento te infravalores. 

 No está Dylan a nuestro lado, ¡maldita sea¡ nos devanamos los sesos pensando qué quiso decir este lunático.  Quizá esté relacionado con el sentido último de vida. Elegid cada grupo una estrofa y ampliarla con otros elementos, disidentes, que no aparezcan en el poema, después decidiréis qué versos aparecen primero y cuáles relegareis detrás. Al final vuestra composición quizá guarde una similitud con este poema, pero será distinta. Al final no debe quedar ningún verso del poema inicial, sino una versión distinta, aunque es obvio que respetaremos su título.

Y la muerte no tendrá señorío

Desnudos los muertos se habrán confundido

con el hombre del viento y la luna poniente,

cuando sus huesos estén roídos y sean polvo los limpios,

tendrán estrellas a sus codos y a sus pies,

aunque se vuelvan locos serán cuerdos,

aunque se hundan en el mar saldrán de nuevo,

aunque los amantes se pierdan quedará el amor,

y la muerte no tendrá señorío.

Y la muerte no tendrá señorío.

Bajo las ondulaciones del mar

los que yacen tendidos no morirán aterrados;

retorciéndose en el potro cuando los nervios ceden,

amarrados a una rueda, aún no se romperán;

la fe en sus manos se partirá en dos,

y los penetrarán los daños unicornes;

rotos todos los cabos ya no crujirán más,

y la muerte no tendrá señorío.

Y la muerte no tendrá señorío.

Aunque las gaviotas no griten más en su oído

ni las olas estallen ruidosas en las costas;

aunque no broten flores donde antes

brotaron ni levanten

ya más la cabeza al golpe de la lluvia;

aunque estén locos y muertos como clavos,

las cabezas de los cadáveres martillearán margaritas;

estallarán al sol hasta que el sol estalle,

y la muerte no tendrá señorío.

Y por último te pido que leas detenidamente este otro poema y pienses en los problemas que asolaron la vida del poeta. Sus constantes desequilibrios, sus problemas con el alcohol, sus riñas con la mujer o los acuciantes problemas monetarios para dirigir su vida conyugal y preservar la seguridad de los suyos. Parece que se vio incapaz de dirigir su matrimonio, incapaz de llevar el sustento a sus hijos, por lo que tuvieron que desplazarse en varias ocasiones de domicilio y sufrío múltiples crisis y recaídas. Tal vez ese sea el motivo de su  constante enfurecimiento,  tal vez fuese la causa de ese viaje al territorio del subconsciente a través del alcohol. Puedes pensar también en las drogas. ¿ A qué se referirá cuando habla de la muerte de la luz? ¿Es una muerte del cuerpo? ¿Es una muerte onírica, de sus sueños?

Con todos estos precedentes y teniendo muy en cuenta la vida del poeta, escribe un poema similar pero saltándote versos, reelaborando, añadiendo otros de cosecha propia, incluso podéis buscar versos piratas de otros autores e introducirlos en el nuevo poema. Quizá os sorprendáis ante el nuevo. ¡Estáis hechos unos artistas! ¿Lo dudabais?

 

 

 

 

No entres dócilmente en esa buena noche,

que al final del día debería la vez arder y delirar;

enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

Aunque los sabios entienden al final  que la

oscuridad es lo correcto,

como a su verbo ningún rayo ha confiado vigor,

no entran dócilmente en esa buena noche.

Llorando los hombres buenos, al llegar la última ola

por el brillo con que sus frágiles obras pudieron

haber danzado en una verde bahía,

se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.

Y los locos, que al sol cogieron al vuelo en sus

cantares,

y advierten demasiado tarde, la ofensa que le

hacían.

no entran dócilmente en esa buena noche.

Y los hombres graves, que cerca de la muerte con la

vista que se apaga

ven que esos ojos ciegos pudieron brillar como

meteoros y ser alegres,

se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.

Y tú, padre mío, allá en tu cima tiste,

maldíceme o bendíceme con tus fieras lágrimas, lo

ruego.

No entres dócilmente en esa buena noche.

Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

 

 Noticias de Guipúzcoa Martes 12 de agosto de 2008El diario de la esposa de Dylan Thomas, Caitlin MacNamara, dibuja un retrato del artista alejado del habitual malditismo que lo rodea

Imagen de Dylan Thomas junto a su mujer.

 

EL diario secreto de Caitlin MacNamara, la mujer que renunció a su carrera de bailarina para casarse con Dylan Thomas, arroja nueva luz sobre el autor galés, famoso por sus infidelidades y su alcoholismo, que le llevó a la tumba con sólo 39 años.

Al morir su esposo en 1953, Caitlin supuestamente irrumpió en el cuarto en el que yacía el cadáver y preguntó a gritos: "¿La ha diñado ya el maldito?".

Medio siglo más tarde, el diario, que se pondrá a la venta próximamente en Londres en una subasta organizada por Rick Gekoski, un especialista en libros raros, revela una faceta muy distinta de aquella relación tempestuosa, según el diario The Times .

Las hojas ya amarillas de un cuaderno escolar están llenas de reflexiones de Caitlin, fallecida en 1994, sobre el amor profundo que sentía por el autor de Bajo el bosque de leche .

ni alcohólico ni tenorio

Un retrato distinto

El retrato que traza de Dylan (1914-1953) en su diario no tiene nada que ver con la imagen de alcohólico y tenorio compulsivo que ofrece del poeta John Malcolm Brinnin en la biografía publicada en 1955 bajo el título de Dylan Thomas en América y que Caitlin calificó de "traición" a su marido. En una de las anotaciones del diario, su viuda, imaginándolo en la tumba, escribe: "Dios mío, ay Dylan, qué frío debe de hacer ahí abajo con el que hace aquí arriba, en noviembre: el mes más sucio del año que acabó contigo en el noveno día vil", en referencia a la fecha, el 9 de noviembre de 1953, en que había fallecido el poeta.

Y agrega: "Ojalá pudiera llevarte una taza con tu pan y tu leche y tu sal, como la que tomabas siempre por la noche para calentarte".

Según George Tremlett, biógrafo de Dylan Thomas y de Caitlin Macnamara, la publicación del diario podría reparar el daño causado a la reputación del poeta tanto por la biografía de Brinnin como por la película The Edge of Love , protagonizada por Matthew Rhys, Sienna Miller y Keira Knightley y estrenada en junio pasado.

Tremlett considera totalmente falso que Dylan Thomas fuese un alcohólico aunque los pubs formasen parte importante de su vida.

pocas aventuras

No más de dos pintas

El autor galés podía fascinar a los clientes habituales de un pub con sus chistes y poemas improvisados, pero, según Tremlett, no aguantaba más de dos "pintas" de cerveza, y por lo que se refiere a sus aventuras extramaritales, fueron muchas menos de lo que se dice.

Caitlin MacNamara, de origen irlandés, se casó con Thomas en 1937 y aunque escribió un libro de recuerdos de su esposo al alimón con Tremlett en respuesta a la biografía de Brinnin, siempre lamentó no haber hecho más para destacar la ternura de sentimientos de aquella relación.

El diario de Caitlin, valorado en unos 315.000 euros, forma parte de una cuarentena de manuscritos y primeras ediciones firmadas por Dylan Thomas que saldrá a subasta, un material que incluye también cartas.  

{
}
{
}

Comentarios Grandes poetas. La poesía en esencia pura: Dylan Thomas

no dejas de sorprenderme.


besos amig@.
Dolphi ya te echaba de menos. ¿Sabes? Me tienen que operar del meñisco. ¡Tengo los huesos de mantequilla¡
Gracias por todo, preciosa
acabo de ver la pelicula The Edge of Love habla de la visa de thomas dylan... mui buena, me encanto el ultimo poema les recomiendo la peli, veanla ;]
eztreiiukiz eztreiiukiz 17/11/2008 a las 09:46

Deja tu comentario Grandes poetas. La poesía en esencia pura: Dylan Thomas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.