Avisar de contenido inadecuado

Grandes poetas. La balada de la cárcel de Reading. Oscar Wilde

{
}

La balada de la cárcel de Reading

Estoy convencido de que en un principio Dios hizo un mundo distinto para cada hombre, y que es en ese mundo, que está dentro de nosotros mismos, donde deberíamos intentar vivir.

Oscar Wilde

Este escritor irlandés ( 1854-1900) fue condenado a dos años de trabajos forjados tras un escandaloso juicio en el que se le acusaba de incitación a la homosexualidad.  Sorprende la hondura con la que plasmó sus emociones contenidas en este poema que hace que sintamos vergüenza de la condición humana.

El poeta siente que el tiempo se detiene para atormentarlo, aunque no entiende cuál es el delito que ha cometido. Esa privación de libertad consume su corazón hasta que lo convierte en piedra. La angustia lo está volviendo loco.

Lo que voy a pedirte, en primer lugar, es que te documentes sobre el terreno, o sea, que busques información sobre Oscar Wilde.  Su obra literaria es uno de los hitos de la literatura universal. Imagina cómo se sentiría este escritor ante la ausencia de libertad. Sus palabras son lo suficientemente elocuentes, no cabe duda de sus sentimientos.

Intenta radiografiar el momento en el que el poeta penetra por primera vez en esa oscura letrina en la que se vio privado de libertad durante dos años. Imagina cómo se sentiría. ¿Sentiría vergüenza, ira, miedo, tristeza, se crisparían los nudillos de sus manos? ¿Cómo sería la mirada que dirigiría a su carcelero? ¿Qué le diría? ¿Le pediría que lo dejase en libertad? ¿Suplicaría? ¿Callaría?

Después piensa en el cúmulo de sentimientos que estallarían en su mente en el momento de la liberación y deja que todos fluyan, sin sentido. Piensa que te has vuelto loco, que te has convertido en una sombra de lo que eras. ¿Qué sentirías en ese momento? ¿Cuál sería tu reacción? ¿Qué dirías?

Por último quiero que escribas una redacción sobre la libertad. ¿Qué es para ti la libertad?  Recuerda que en la sociedad existen unas leyes que se suponen que debemos respetar si queremos convivir con dignidad.  ¿Hasta que punto somos libres los seres humanos? ¿Debemos coactar nuestra libertad? ¿Cuál es tu actitud ante esas personas que atentan contra la libertad de otros? Aquellas personas que matan, roban, cortan de cuajo la vida de otros, ¿deberían ser privadas de libertad? ¿Son justas nuestras leyes? 

Reflexiona seriamente ante de escribir. Después, quizá estarás en condiciones de escribir un poema en el que hables de la libertad con mayúsculas. Puedes elegir todos esos adjetivos, sustantivos, verbos, adverbios u otros elementos cargados de tonalidades negativas y transformarlos, buscando su antónimo. Con todos esos elementos positivos puedes hacer un poema breve en el que expreses lo que es para ti la libertad.

Ahora cierra los ojos, imagina el descorazonamiento del poeta, la tristeza, la impotencia, el sufrimiento, la locura...

 

Yo no sé si las leyes son justas

o si las leyes son injustas;

Todo lo que sabemos los que estamos en la cárcel

es que el muro es sólido

y que cada día es como un año,

un año de días muy largos.

Pero sí se esto, que toda ley

que los hombres han hecho para el hombre,

desde que el primer hombre quitó la vida a su hermano

y dio comienzo este triste mundo,

no hace más que rechazar el grano y retener la paja

con un perverso cedazo.

También esto sé - y que bueno sería

que todo el mundo lo supiera-:

que cada cárcel que el hombre construye

está construida con ladrillos de infamia

y cercada con rejas para que Cristo no vea

como mutilan los hombres a sus hermanos.

Con rejas emborronan la amable luna

y ciegan el benéfico sol,

y hacen bien en ocultar su infierno,

¡ porque en él se hacen cosas

que ni el hijo de Dios ni el hijo del hombre

deben ver jamás¡

Las más viles acciones, cual yerbas venenosas,

florecen en el aire de la cárcel;

solo lo que en hombre hay de bueno

se agosta y marchita allí;

la pálida angustia guarda la pesada puerta

y el carcelero es la desesperación.

Pues matan de hambre al chiquillo asustado

hasta que llora de noche y de día,

y azotan al débil y flagelan al tonto,

y se mofan del viejo y canoso,

y algunos enloquecen, y todos se vuelven peores,

y nadie puede decir ni una palabra.

 

Cada estrecha celda en que habitamos

es una infecta y oscura letrina

y el fétido aliento de la muerte viviente

asfixia nuestras enrejadas mirillas

y todo salvo la lujuria es triturado

hasta hacerlo polvo

en esta máquina de la humanidad.

El agua salobre que bebemos

brota como el limo nauseabundo.

y el amargo pan que pesan en las balanzas

esta lleno de cal y yeso,

y el sueño no quiere acostarse, sino que camina

con ojos desorbitados y va dando las horas a gritos.

Pero aunque la flaca hambre y la fresca sed

luchan como el áspid con la víbora,

poco nos preocupa el rancho de la cárcel,

pues lo que hiela y mata de golpe

es que cada piedra que levantamos de día

se convierte de noche en nuestro corazón.

Con la medianoche siempre en el corazón

y luz crepuscular en la celda

damos vueltas al manubrio o desgarramos sogas,

cada cual en su infierno particular

 

y el silencio es mucho más terrible

que el sonido de una campana hendida.

Y nunca se acerca una voz humana

a decir una palabra amable,

y el ojo que atisba a través de la puerta

es despiadado y duro,

y, olvidados por todos, nos pudrimos y pudrimos

deshechos en cuerpo y alma.

 

Veamos cómo expresa su desesperación.

La cárcel aparece como un muro sólido que impide la libertad, donde el tiempo se detiene, se agosta. Es una cárcel fabricada con ladrillos de infamia y el carcelero es su propia desesperación.

Deberíamos sentir vergüenza porque en esa cárcel azotan al débil y flagelan al tonto, y se mofan del viejo y canoso. Sentimos una angustia pálida, porque las acciones que se practican dentro de sus muros son viles.

Esa falta de libertad nos impide dormir y nos volvemos locos, nuestro corazón se convierte en dura piedra, hasta el punto de que no nos importaría perder la vida, para no tener que seguir con ese sufrimiento en silencio, que nos vuelve totalmente idos.

El ojo que nos mira a través de la mirilla, es como una soga despiadada y dura, que nos va destrozando poco a poco, va confiscando lo poco que nos queda de alma y consume nuestro cuerpo, porque nos morimos de hambre.

En lugar de volvernos mejor personas, nos volvemos peores, porque lo poco bueno que hay en nuestro corazón se deshace, se muere.

 

Referencias religiosas:

El primer hombre que quitó la vida a su hermano: Caín dio muerte a su hermano Abel)

Rechazar el grano y retener la paja: separar los hombres decentes o buenos de los malos. En esa separación nos quedamos con los hombres peores, capaces de las peores atrocidades.  

Por eso el cedazo es perverso: como si lo moviera el diablo.

Para que Cristo no vea como mutilan los hombres a sus hermanos: Es tremenda esta expresión que nos conmueve hasta la médula.  

En esa cárcel, que es un infierno se hacen cosas que ni el hijo de Dios ni el hijo del hombre deben ver jamás.

 

Flagelar ( golpear), mofarse de los viejos.

Cada cual en su infierno particular: estamos más sólos, cada uno se hunde en su infierno particular.

Campana hendida: hace referencia al fin del mundo.

Adjetivos connotaciones negativas:

 

Leyes injustas, muro sólido, días muy largos.

Triste mundo, perverso cedazo, ladrillos de infamia ( complemento del nombre)

Viles acciones, yerbas venenosas, pálida angustia, pesada puerta,

Hombre débil, hombre tonto, hombre viejo y canoso.

Todos peores  (superlativo de malo).

Estrecha celda.

Infecta y oscura letrina (infecto, sucio y repugnante)

Fétido aliento ( maloliente, pestilente)

Todo es triturado, enrejado (participios con valor adjetival)

Agua salobre,

Limo nauseabundo (barro nauseabundo), amargo pan.

Flaca hambre (epíteto, adjetivo innecesario)

Desorbitados ojos. Luz crepuscular.

Silencio terrible, campana hendida.

Ojo despiadado y duro.

Verbos con tonalidad negativa: Rechazar, cercar, mutilar, emborronar, cegar, ocultar, agostar, marchitar, matar, llorar, Azotar, flagelar, mofarse, enloquecer, asfixiar, triturar, enrejar, pesar, luchar, desgarrar, pudrir.

Algunas figuras literarias relacionadas con el significado.

Cada día es como un año, un año de días muy largos: comparación y a la vez hipérbole, exageración.

Perverso cedazo: hipérbole, personificación.

Amable luna (personificación)

Viles acciones cual yerbas venenosas: comparación o símil

Las acciones florecen: se atribuyen hechos de personas a plantas: cosificación.

Se agosta y marchita: hipérbole, exageración.

Pálida angustia: sinestesia.

Y azotan al débil y flagelan al tonto (elipsis del sujeto, amplifica el sentido negativo).

Y se mofan del viejo y canoso (polisíndeton y paralelismo).

Estrecha celda (epíteto).

Muerte viviente: antitesis.

Máquina de la humanidad ( cárcel, metáfora)

Luchan como el áspid con la víbora ( comparación)

Rancho de la cárcel ( metáfora)

Cada piedra ( metonimia) nuestro corazón

Se acerca una voz ( metonimia)

El ojo ( parte, por el hombre)

 

VOCABULARIO:

Lacerar: lastimar, magullar, herir, golpear, dañar, vulnerar, perjudicar.

Perverso: malo, malvado, malvado, corrupto, protervo, maligno

Perverso: Se dice / se aplica a las personas que tienen malas intenciones y que hace daño a los demás a propósito: malvado.

 

Cedazo: criba hecha de cerdas: utensilio compuesto de un aro y de una tela muy fina con el que se separan las partes más menudas de las más gruesas.

 

Criba: instrumento redondo y plano, formado por una red metálica con pequeños agujeros que sirven para separar partes de distinto tamaño en una materia.  Figuradamente: selección muy rigurosa.

 

Infamia: ofensa que se hace contra el honor de una persona: descrédito, deshonra. Acción despreciable y perversa. SIN: vileza, maldad.

 

Cercada: vallada con un muro.

Mutilar: Cortar una parte del cuerpo a una persona o a un animal. Amputar, cercenar. Suprimir una parte de una cosa: han mutilado numerosos fragmentos de esa novela.

Emborronar: ensuciar un papel con manchas o garabatos.

 

Benéfico: que ayuda a las personas necesitadas de forma desinteresada. Donación benéfica, concierto benéfico.

Vil: se dice de una persona que falta a la confianza que se le da. Infame. Que es despreciable o indigno.

 

Yerba: hierba

 

Venenosa: toxico, ponzoñoso ( no se dice más que de los de los animales o de las cosas que están infestadas de veneno de algún animal) y venenoso: no se dice más que de las plantas. Así, el escorpión y la víbora son animales ponzoñosos y el jugo de cicuta es venenoso.

Agostar: Secar el calor excesivo de las plantas. Debilitar las condiciones físicas o morales de alguien. Sinónimos. Abrasar, secar, marchitar.

 

Marchita: hacer perder la frescura o lozanía a una planta o una flor. Ajar, mustiar. Quitar la fuerza, la belleza o la energía a una persona. Sinónimos: ajar, enmustiar, secar, deslucir, enflaquecer, decaer (figuradamente).

Angustia: sufrimiento y preocupación que se experimenta ante un peligro o situación comprometida. Aflicción, ansiedad. Antónimo, alivio, tranquilidad.

Pálido: amarillo, macilento. Tratándose de persona. Desvaído,  rebajado. Hablando de colores.

Desvaído: se dice del color o tono apagado. Pálido, Antónimo: brillante. Sinónimo: desdibujado, (que es impreciso o poco claro). En la oscuridad vimos la silueta desvaída de un animal).

 

Desesperación: estado de ánimo de una persona que ha perdido la calma o el control de una situación: Su enfermedad la sumió en una terrible desesperación.

 

Azotar: dar azotes, flagelar. Golpear el viento o el agua de manera repetida y violenta. Las olas azotaban la cosa. Producir grandes daños: La sequía del verano pasado azotó la región.

 

Flagelar: dar azotes a alguien. Fustigar. Criticar a alguien duramente. En su discurso ante la prensa ha flagelado el sistema político vigente. Censurar, vituperar.

 

Vituperar: criticar  o reñir a alguien con dureza: Para no delatarte, tuve que soportar que me vituperaran por algo que no había hecho.

 

Mofarse: burlarse con palabras, gestos o acciones. Ridiculizar. Mofa: burla o guasa con que se intenta dejar algo o alguien en ridículo: Es un jugador prepotente que disfruta haciendo mofa de sus rivales.

 

Prepotente: se dice de la persona que abusa o hace alarde de su poder.

Enloquecer: de loco. Volver loco o poner muy nervioso a alguien. Tus continuos lamentos me están enloqueciendo. Perder el juicio una persona. Gustar mucho algo a una persona.

Celda: cárcel.

Infecta: que está tan sucio que puede transmitir infecciones. Corrompido.

 

Infelicidad: desdicha, tristeza, desgracia, aflicción.

Letrina: retrete colectivo de algunos campamentos, cuartales antiguos. Lugar muy sucio, desagradable, asqueroso.

 

Fétido: que huele muy mal, apestoso, hediondo.

De las cloacas salían  vapores hediondos, pestilente. Despreciable o repulsivo. No debemos permanecer callados ante sus hediondos comentarios racistas. Repulsivo.

 

Asfixia: detención de los pulmones. Dificultad o suspensión de la respiración. SIN: ahogo. Sensación de agobio producida por el calor, la aglomeración de gente, etc.

Asfixiar: impedir o dificultar la respiración.

Lujuria: (vida voluptuosa, exuberancia, exceso. Apetito o actividad sexual desenfrenada.

Limo: barro que se forma en las zonas húmedas, lodo, cieno.

Nauseabundo: que produce náusea,  asco o repugnancia.  Asqueroso, inmundo, repugnante.

Desorbitados: sacar algo de su órbita o de sus límites habituales o corrientes. Desorbitar el precio de los productos. Dar excesiva importancia a una noticia, exagerar.

 

Flaca: que es delgado, débil, sin fuerza. Su flaca argumentación no convenció al jurado.

Áspid: reptil venenoso, originario de Egipto, que puede alcanzar hasta dos metros de longitud y tiene la piel de color verde amarillento con manchas pardas.

Crepuscular : de crepúsculo. Claridad que hay al amanecer hasta que sale el sol y luz que queda desde que se pone el Sol hasta que anochece. Final o decadencia de su etapa: El actor está en el crepúsculo de su carrera.

Manubrio: pieza de hierro con forma de ángulo recto, que se emplea para dar vueltas a una rueda, el eje de una máquina.

 

Desgarrar: romper una cosa de un tirón, especialmente una tela. Rasgar. Causar algo mucha pena o compasión. La tristeza de su mejor amigo le desgarra el corazón.

 

Silencio: ausencia de sonido o ruido. Hecho de no  decir nada. Cuando le pregunté donde había estado, guardó silencio  Silenciar: callar, omitir, acallar, enmudecer.

Hendida: pequeño corte o abertura sobre una superficie. Hender: realizar una abertura o corte sobre una superficie. Cortar.

Atisba: observar con cuidado. Ver de una manera confusa. Atisbo una sobra a lo lejos. Conocer algo por indicios. Conjeturar.

Despiadado: se dice de una persona que es cruel e inhumana con los demás.

 

Pudrir: hacer que una materia orgánica se descomponga. Corromper, descomponer. También se puede decir podrir.

Deshecho: se dice de una persona que está muy triste o muy cansada. Abatida, agotada.

{
}
{
}

Comentarios Grandes poetas. La balada de la cárcel de Reading. Oscar Wilde

Muy bueno todo el lexico que nos has espuesto aqui ;)
Videos Videos 04/11/2008 a las 14:20
;-) leelo esta buenisimos
cinthia cinthia 02/03/2010 a las 17:39
Siempre admiré a Oscar Wilde, por su desenfado, por su brillantez, por su enorme sensibilidad y su gran capacidad para hacernos ordenar nuestras ideas. Este poema es su canto del cisne , pues fue su última obra, y la mejor de su poesìa.
narso narso 05/09/2013 a las 02:28

Deja tu comentario Grandes poetas. La balada de la cárcel de Reading. Oscar Wilde

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.