Avisar de contenido inadecuado

Eres grande, pequeño. Artículo.

{
}

Eres grande, pequeño.

Adiós a Corey Ian Haim (Toronto, 23 de diciembre de 1971-California, 10 de marzo de 2010).

Seguramente a cualquiera de nosotros se nos hubiese subido la adrenalina si alguna superestrella nos dijese “Eres grande, pequeño”. Esas palabras harían que se enardeciese nuestro ego e incluso es posible que consiguieran que extrajésemos lo mejor de nosotros mismos. Así es en la vida real, pero no en Hollywood, allí la realidad es un tráiler peligroso, sobre todo cuando la fama llega, sin que apenas nos hayamos dado cuenta de “lo que cuesta ganarla”. Cuando somos adolescentes y tenemos un golpe de suerte detrás de otro, podemos creernos peligrosamente que el destino nos lleva en volandas, que estamos hechos de una pasta diferente: de ahí a la espiral de excesos, frisa un segundo y cuando queremos retroceder es imposible: la guadaña del silencio ya nos ha alcanzado.

Eso es justo lo que le sucedió a Corey, una víctima más del glamour de Hollywood. Quién le iba a decir en su tierna infancia, cuando era incapaz de marcarse un farol, dada su timidez, que pronto sería tocado por la varita de la fortuna. Ni siquiera su madre podía adivinar que aquellas clases de teatro a las que apuntó a su hijo para que aprendiese a desenvolverse y superase la timidez, cavarían su tumba. Otro joven más que se traga Hollywood y del que dentro de unos años nadie recuerde el nombre. Así es la fama, una lunática que, primero te deslumbra, y luego te destruye, si no logras dominarla.

Corey debutó pronto en la gran pantalla junto a Robert Downey y Sarah Jessica Parker en Un extraño en casa con apenas 15 años, pero el éxito que lo convertiría en una de esas estrellas fortuitas sería Lucas, uno de esos films de adolescentes que cuenta como el empollón de turno (Corey), se enfrenta al capitán del equipo de fútbol americano (Charlie Sheen) por una chica (Kerri Green), mientras otra (interpretada por una jovencísima Winona Ryder), permanece en las sombras. Le siguen otros títulos, entre los que destacamos Jóvenes ocultos, un film importante, porque es ahí donde conoce al que sería un hermano de sangre para él: Corey Feldam. Con él protagoniza películas a gogó, pero también excesos. Sin embargo, mientras Corey Feldam supo bajarse del tren a tiempo, no le sucedió lo mismo a Haim. El pasado 10 de marzo sería encontrado muerto en su casa de California. Aunque primero se habló de una sobredosis, lo cierto es que la autopsia desvelo que se trató de una sobredosis de fármacos. Poco importa la verdadera causa de su muerte, lo cierto es que una vez más el agujero negro de la fama se tragó a un hombre que no supo dominar a la voluptuosa Fortuna.

Aghata

{
}
{
}

Deja tu comentario Eres grande, pequeño. Artículo.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.