Avisar de contenido inadecuado

Formas no personales del verbo. Bachillerato.

{
}

 

 

Formas no personales del verbo


Las formas no personales del verbo son aquellas que carecen de desinencias, es decir, de morfemas personales que nos indiquen quién es el sujeto de la acción.
Dichas formas son el infinitivo, el gerundio y el participio.

El infinitivo


El infinitivo está formado por el lexema verbal y un derivativo o sufijo que puede ser –ar, -er, -ir, y según el cual se establecen los tres modelos de conjugación del verbo en la lengua española.
El infinitivo designa simplemente la acción verbal prescindiendo de todos los morfemas, excepto el que expresa anterioridad en su forma compuesta: haber venido. Por eso se le considera el nombre del verbo, es decir, la forma que designa la acción verbal.

Como sustantivo que es:

a) Tiene género masculino y número singular:
b) Puede ir acompañado de artículo, demostrativos, posesivos, indefinidos y calificativos: Ese su mirar frío, ese sonreír enigmático y quieto.
c) Cuando la sustantivación se hace permanente, también admite plural: los deberes, los cantares, los poderes.
d) Desempeña las funciones de cualquier otro sustantivo en la oración.
Me gusta reír (reír, sujeto). Atrévete a decir ( a decir suplemento) que no me conoces.
Dio rodeos para ocultar lo que pensaba (para ocultar, complemento del nombre). Esa manera de hablar (complemento del nombre) le encandilaba.

Como verbo es:


a) Puede ser pasivo: No se sorprendió de haber sido reconocida.
b) Admite pronombres enclíticos: Me gusta verlos reír.
c) Tiene sujeto, expreso o tácito: ¿ Adónde quiere ir (usted) a parar?
d) Como complemento circunstancial puede llevar cualquier preposición: Se lanzó al agua sin encomendarse a Dios ni al Diablo.
e) Cuando complementa a un sustantivo (o pronombre) con por, dicha preposición equivale a sin: Eso está por ver.
f) Puede aparecer como núcleo verbal en oraciones exclamativas: ¡Y pensar que han estado jugando contigo!
g) Suele usarse con valor impersonal para indicaciones de todo tipo, por ejemplo, para manejar un aparato o para hacer un ejercicio: Pulsar el botón, girar el mando a la derecha y regular el volumen. Subrayar los infinitivos del texto e indica su función.
h) Usado con valor imperativo ha de ir acompañado de la preposición a: ¡A callar!

 

El gerundio


El gerundio consta de un lexema verbal y un sufijo: -ando, -iendo.
Pierde los morfemas verbales excepto el que expresa anterioridad en su forma compuesta: habiendo venido.
La forma simple designa la acción en su desarrollo, es decir, tiene aspecto durativo: viniendo.

Como adverbio que es:


a) Funciona como un adverbio de modo: Tal vez sale corriendo (adverbio).
Pero su significado durativo implica siempre simultaneidad con la acción del verbo al que acompaña. Salir y correr, en el ejemplo anterior, son acciones llevadas a cabo al mismo tiempo, pues la segunda modifica a la primera.
Sería por ello errónea la frase: Ella lleva a los niños al dormitorio volviendo poco después.

b) Está próximo a la función de atributo: Los niños están durmiendo, aunque la unión de los dos lexemas verbales se consideran perífrasis.

Como verbo que es:


a) Conserva la posibilidad de llevar complementos propios del verbo: Se quedó mirándome (CD) con desconfianza (CC).
b) Lleva enclíticos los pronombres personales, igual que el infinitivo: Tratándole con frialdad no conseguirás nada.

Otros usos del gerundio:


a) Puede tener función adjetiva explicativa y ser equivalente a una subordinada de relativo: Entra Martín trayendo en brazos a una muchacha. Entra Martín, que trae… Para esto se precisa que el gerundio tiene un valor dinámico, no es estático. Es imposible una frase como: Entra Martín teniendo la roja mojada (Incorrecto).
b) No es posible el uso del gerundio con valor especificativo, error cometido frecuentemente en el lenguaje administrativo: Orden del Ministerio de Educación regulando las pruebas de acceso a la Universidad. Debe decirse: Orden… que regula…
c) Cuando el gerundio tiene como sujeto el CD del verbo principal, pues de usarse con valor especificativo, a condición de que:
1º La acción del gerundio es simultánea con la del verbo principal.
2º El gerundio expresa acción o cambio en desarrollo, no una cualidad o estado: Martín descubrió a una muchacha ahogándose en el río.
Por eso no es posible decir: descubrieron un piso “conteniendo tabaco de contrabando. se necesita jardinero sabiendo conducir. debe decirse: que contenía, que sepa.
d) Puede aparecer solo o acompañando al nombre en pies de fotos y en títulos: El Presidente saliendo de la Moncloa. Esperando a Godot. Remando al viento.
e) El gerundio puede formar clausulas absolutas de muy distinto valor, siempre subordinadas a la acción principal:
Estando yo presente, no se trato tu caso (temporal).
Teniendo en cuenta las muchas dificultades, la solución ha sido rápida (condicional).
Es erróneo, por tanto, usarlo en construcciones coordinadas: La matricula está abierta hasta el 15 de julio, cerrándose ese mismo día a las 12.

El participio
El participio está formado por un lexema verbal y un sufijo: -ado, -ido. Algunos verbos presentan irregularidad en el sufijo: morir-muerto, romper-roto, poner- puesto.
El participio designa la acción en su resultado final, es decir, como acabada, por eso forma con haber los tiempos compuestos del verbo, que expresan anterioridad y aspecto perfectivo.

Como adjetivo que es:


a) Funciona plenamente como adjetivo, incluso en la forma. Presenta, por tanto, morfemas de género y número, grados de significación y sufijos apreciativos. Al fin los críos están dormidos. El niño está dormidito. Estoy muy cansada.
b) Puede sustantivarse con el artículo: El aprobado, los admitidos, la delegada.

Como verbo que es:
a) Puede ir acompañado de complementos verbales, igual que el infinitivo y el gerundio:
Tengo los ojos bien puestos en medio de la cara.
b) El participio constituye proposiciones absolutas de uso en la lengua culta: Concluida su misión en aquella casa, la Peregrina se puso en camino.

 
Como ya hemos dicho, las formas no personales del verbo pueden realizar las funciones propias del sustantivo, del adjetivo y del adverbio y, además, dada su naturaleza verbal, reciben los complementos propios del verbo. Las diferenciamos de las proposiciones subordinadas por el hecho de que no podemos analizarlas comenzando por sujeto y predicado, puesto que –dado su carácter de formas no personales- no podemos atribuirle un sujeto al verbo que aparece en ellas, aunque se puede sobreentender. Así, en Les resulta fácil entender su punto de vista,  el sujeto lógico de entender es ellos; en Lo hiciste levantando los pies, el sujeto de arrastrando es tú. Sin embargo, en el análisis sintáctico se omitirá porque, como hemos señalado, son formas que carecen gramaticalmente de persona. 
Las construcciones de infinitivo pueden desempeñar diversas funciones:
Sujeto: Me gusta salir contigo. Complemento directo: Prefiero irme contigo. 
Termino de complemento indirecto: No le dio importancia a suspender ese examen
Termino de complemento de régimen: Se arrepintió de haberle hablado en ese tono.
Atributo: Hablar contigo es levantar el tono de voz.  Termino de complemento circunstancial: Al salir de la discoteca nos esperaban ellos. Término de complemento del nombre: La solución de preparar el trabajo de ese modo nos ha encantado. 
Término de C. del adjetivo: Estamos hartos de que seas así con nosotros. 
 
Las construcciones de gerundio y participo pueden aparecer en dos formas diferentes:
-Gerundio y participio concertados: equivalen a un adjetivo –en cuyo caso desempeñan la función de aposición, de CN o de predicativo- o a un adverbio, funcionando como complemento circunstancial-. Conciertan con un agente que forma parte de la proposición principal.
El problema, estudiado por el grupo de clase, resulta un tanto peliagudo. 
 Participio en función adjetiva (aposición). Lo cogió saltando detrás de él. Gerundio en función adverbial, CCM. 
 
Gerundio y participio en construcción absoluta: no complementan a ningún elemento nominal; su agente no forma parte de la proposición principal. Son construcciones absolutas que siempre equivalen a adverbiales: Llegando a las ocho de la noche, los chicos regresan a casa. Gerundio absoluto en función de CCT.  Cumplidas sus obligaciones laborales, salió del recinto. Participio absoluto en función adverbial. 
 
{
}
{
}

Deja tu comentario Formas no personales del verbo. Bachillerato.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.