Avisar de contenido inadecuado

Las falacias: Apuntes de Bachillerato.

{
}

 TAGS:undefined

 

Las falacias
Entendemos por falacia un razonamiento que es falso o que puede considerarse erróneo y que, en la mayoría de las ocasiones, es consecuencia de la impericia de la persona que argumenta; aunque, a veces, se utiliza conscientemente y con una finalidad determinada. Suelen considerarse falacias aquellas argumentaciones que apelan a los sentimientos o afectos de las personas, las que se basan en vaguedades o ambigüedades del lenguaje, o bien, las que se apoyan en razonamientos falsos.


En el caso de las falacias basadas en argumentaciones psicológicas o afectivas, encontramos aquellas que apelan al propio interlocutor. Por ejemplo, cuando no se encuentran elementos para refutar lo que ha dicho y basamos nuestra argumentación en un ataque directo a esa persona: Tú no puedes opinar sobre eso, porque no lo has vivido. También consideramos una falacia, el que el interlocutor apele a un argumento de autoridad, que no es válido, porque, la persona o famoso al que se apela, no es un especialista en esa materia: Según decía mi tía….. En ocasiones esa persona puede ser una garantía de credibilidad para el emisor pero, para el receptor, no lo es, porque no considera que sea un experto o experta en esa materia. Lógicamente se consideran falacias, las que apelan directamente a los sentimiento del interlocutor, para moverlo a cambiar o rectificar su conducta, de forma que se logre un trato de favor: ¡Cójame para este trabajo porque tengo una familia que alimentar!


Si atendemos a las falacias que proceden de la vaguedad o ambigüedad del lenguaje, hallamos directamente las que se basan en equívocos o frases ambiguas: El objetivo de la vida es la felicidad; la felicidad se consigue siendo uno mismo, por tanto, si eres uno mismo, lograrás la felicidad. También son falacias, las que presentan afirmaciones confusas o que se prestan a ambigüedades: El Valencia le ganó al Madrid en su campo. ¿En qué campo?

 TAGS:undefined

Encontramos además las falacias que se sustentan en razonamientos falsos, como la falsa relación causa-efecto; la aplicación de una regla general a un caso particular excepcional, la generalización apresurada, la pregunta compleja, la apelación a la ignorancia del interlocutor o aquella que presenta razones idénticas a lo aseverado y que no aportan nada. Es una falsa relación causa-efecto, la que establece como causa de un hecho algo que ha ocurrido inmediatamente antes en el tiempo: Ana fue a la discoteca ese fin de semana. A los tres días se puso enferma; por tanto, su salida fue la causa de su enfermedad. También es considerada falacia la que aplica una regla general a un caso particular o atiende a una generalización apresurada: Todos los jóvenes son unos irresponsables; por tanto, Jorge es un irresponsable. Por otra parte, se consideraría una falacia aquella pregunta que se sustenta en otra anterior a la que se da por supuesta una respuesta afirmativa: ¿Cómo has podido serme infiel? Consideramos asimismo una falacia la que se basa en la ignorancia del interlocutor. Esto sucede cuando se defiende que un enunciado es falso porque nadie ha podido probar su veracidad o viceversa: Si nadie ha demostrado la existencia de vida inteligente en otros planetas, es porque somos los únicos seres inteligentes del universo. Por último, se consideran falacias, aquellas en las que hacemos una afirmación que defendemos presentando razones que son idénticas a lo que hemos aseverado: Este texto es un texto narrativo porque narra una historia.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Las falacias: Apuntes de Bachillerato.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.