Avisar de contenido inadecuado

¿Qué estudias igualdad?

{
}

« ¿Qué estudias? Igualdad»

Josep María Espinàs

Los nombres de los ministerios son a veces inexactos y chocantes. En España existió, durante mucho tiempo, el Ministerio de la Guerra, que seguía funcionando cuando ya no había guerra. Quizá cuando los ciudadanos se arruinen se mantendrá perfectamente en pie el Ministerio de Economía.

Pero lo que más me sorprende es que en el Gobierno exista un Ministerio de Igualdad. Teniendo en cuenta que su función debe ser trabajar para la igualdad entre hombres y mujeres, ¿es coherente que este ministerio esté regido por una mujer? Si no hay un ministro y una ministra en el Ministerio de Igualdad, mal empezamos.

La ministra Bibiana Aído ha tenido una idea innovadora, lo que no puede decirse de algunos ministros. Lo que ocurre es que me parece una idea equivocada. Propone que en la «formación troncal» de todos los universitarios se incluyan «la igualdad, los estudios de género y la tradición intelectual e histórica del feminismo». Estos «estudios de género» deben 10   incluirse, según el criterio de Aído, de «forma transversal» en varias asignaturas de las carreras universitarias.

Creo que lo interpreto bien: los «estudios de género» deberán incorporarse a los programas de educación de médicos, ingenieros industriales, químicos, geólogos... En este último caso, por ejemplo, no bastaría para obtener el título académico con conocer al detalle la constitución de las rocas: se debería estudiar también la constitución femenina. Ya se han inventado tantas carreras y licenciaturas, que un día se inaugurará la facultad de Ciencias de la Feminidad.

15                          Tengo que dar la razón al político que dijo a la ministra que la universidad «está para otras cosas». No corresponde a la universidad enseñar civismo, honradez, respeto a los niños y niñas, a hombres y mujeres. Ni a los discapacitados. Una universidad es un centro especializado en formación para adultos en unas determinadas materias que les permitirán, en muchos casos, el ejercicio de una profesión.

La educación es otra cosa. Los derechos de ambos sexos, el trato de igualdad –que, en ciertos aspectos, por cierto, puede 20    ser una crueldad y una injusticia–, no puede ser una enseñanza universitaria. Es una educación que debe hacerse en el ámbito familiar y durante el comienzo de la etapa escolar. Tanto el respeto por la igualdad como por las diferencias no pueden ser asignaturas. Son experiencias que hay que saber asimilar y vivir.

El Periódico, 7/4/2010

 

 

I. Comentario crítico del texto (0 - 4 puntos).

I.1. Establecimiento del tema del texto, breve resumen de su contenido y descripción y explicación de su esquema organizativo —partes temáticas constitutivas del texto y articulación de estas— (3 puntos).

I.2. Explicación y valoración de las ideas expuestas a partir de la cultura del alumno y de su conocimiento del mundo (1 punto).

II. Cuestiones (0-2 puntos cada una):

II.1. Analice la estructura interna de las siguientes unidades léxicas, descomponiéndolas en sus formantes morfológicos básicos e indicando expresamente el tipo de morfemas que se advierte en cada caso: “inexactos” (línea 1), “ciudadanos” (línea 2), “arruinen” (línea 2). A continuación, señale la categoría léxica a las que pertenecen (sustantivo, adverbio, etc.) y la clase en la que se incluyen según su estructura (simple, derivada, etc.). Por último, explique el significado de “transversal” (línea 10) y “civismo” (línea 16) en el contexto en que aparecen

II.2. Comente los aspectos más relevantes de la modalización en el texto

II. 3. El compromiso social y político en la poesía de Miguel Hernández

 

¿Qué estudias? Igualdad

 

        El texto que vamos a comentar se titula ''Qué estudias? Igualdad''. Fue publicado el día 7 de abril de 2010 en ''El periódico'' y por tanto pertenece al ámbito de uso periodístico. Su autor es Josep María Espinàs. Como texto escrito responde a un código elaborado y una situación formal. Su intencionalidad es expositivo-argumentativa.

        Podemos resumirlo así: existe en el Gobierno el Ministerio de Igualdad que tiene la función de reforzar la equidad entre hombres y mujeres. Es regido por Bibiana Aído que propone una serie de asignaturas cívicas en las carreras universitarias. No obstante, la filosofía de estas asignaturas no es propia del contenido de dichos estudios, sino que pertenecen al ámbito familiar y a la etapa escolar, además de ser ideas adquiridas con la experiencia.

        El tema principal del texto es: la igualdad como objeto de enseñanza universitaria. Se puede justificar mediante la siguiente isotopía léxica: ''igualdad'' (lin. 4, 5, 6, 9, 19 y 21), enseñar/enseñanza (lin. 16 y 20, respectiv.), ''formación troncal'' (lin. 8), ''universitarios/ universidad'' (lin.8 y 15, 16, 17, respectiv.), entre otros. Se trata de una progresión temática lineal, ya que a partir de un tema se da un rema que a su vez es desarrollado convirtiéndose en tema con su respectivo rema. Algunas ideas secundarias pueden ser:

–                    La torpeza en la denominación y utilidad de algunos ministerios.

–                    Las ocurrencias de los políticos.

–                    El rechazo a los estudios de género en la formación universitaria.

–                    La utilidad de la universidad.

        Por lo que respecta a la estructura externa, el texto está compuesto por 6 párrafos. El modo de la prosa es narrativo, con abundancia de verbos predicativos: ''existió'' (lin. 1), ''empezamos'' (lin. 6), ''bastaría'' (lin. 12), ''permitirán'' (lin. 17), etc, conjugados en el tiempo presente porque en el momento de la escritura del texto, se trataba de una situación actual. De esta manera, el eje temporal se sitúa en el presente, pero hay referencias al pasado y al futuro: ''En España existió...'' (lin. 1) y ''...se mantendrá perfectamente...'' (lin. 2-3).

        La estructura interna se compone de tres partes. La introducción, primera de ellas, está comprendida entre las líneas 1 y 3. En esta parte del texto se introduce el tema que se desarrolla a continuación, utilizando un argumento de conocimiento enciclopédico cuando alude al antiguo Ministerio de Guerra de España. Desde la línea 4 a la línea 18 se desarrolla el tema, constituyendo el cuerpo argumentativo del texto. El autor emplea argumentos de citas directas: ''la igualdad, los estudios de género y la tradición intelectual e histórica del feminismo'' (lin. 8-9) o ''está para otras cosas'' (lin. 15), para recrear el mensaje de otros emisores (políticos). Este último ejemplo también puede ser clasificado como cita de autoridad, pues el autor lo utiliza para defender su opinión. También destacamos un argumento de conocimiento enciclopédico basado en una definición: ''una universidad es un centro especializado en formación de adultos...'' (lin. 16-17). El último párrafo corresponde a la conclusión final (lin. 19-23). Aquí está expuesta la opinión del autor sobre el tema de forma explícita: ''Tanto el respeto por la igualdad como por las diferencias no pueden ser asignaturas.'' (lin. 21-22). Por la posición de la tesis al final del texto, estamos delante de una estructura sintetizante.

 

Valoración crítica

 

        Comparto la idea del autor sobre las asignaturas de carácter cívico en las universidades. En algunos países existe un tópico al respecto: los 7 años del hogar familiar. Durante los primeros 7 años de vida se educa a los hijos  para ser personas respetuosas e íntegras. A partir de este punto se empieza la formación intelectual y se refuerzan las bases morales constituidas previamente, que evolucionan con el paso del tiempo. Cuando se llega a la universidad, tan solo se quiere profundizar intelectualmente y prepararse para el mundo laboral. Si aún faltaran valores morales, la vida se encargaría de enseñarlos.

        No obstante, ¿qué hay del respeto del autor hacia las mujeres? El constante sarcasmo que emplea es muy ofensivo y, de alguna manera, contradictorio: no se puede hablar de respeto sin  aplicarlo uno mismo. ¿Dónde están los valores morales que aprendió ''en el ámbito familiar y durante el comienzo de la etapa escolar''?

        Además, algunos de estos valores, como por ejemplo la justicia y la honradez, deberían aplicárselo los propios políticos. Nunca viene mal aprender más cosas, aunque no sirvan para detectar la constitución de las rocas. Recordemos la situación actual: se propone suprimir asignaturas que no tengan más de 17 alumnos para ''ajustar'' cuentas con la economía española. Personalmente, prefiero estudiar más asignaturas antes que ver como “las de toda la vida'' desaparecen.

 

1º Cuestión

 

1. ''Inexactos''   ? Forma: in-exact-o-s

                                              a.    b.    c. d.

a. Morfema derivativo prefijo con valor negativo

b. Lexema

c. Morfema flexivo de género masculino

d. Morfema flexivo de número plural

                         ? Clasificación morfológica: Adjetivo calificativo

                         ? Clasificación por su estructura: Derivada

                         ? Significado: ''que carece de precisión''

                         ? Función en el texto: Atributo

 

2. ''Ciudadanos''  ? Forma: ciudad-an-o-s

                                                     a .    b.  c. d.

a. Lexema

b. Morfema derivativo para la formación de gentilicios.

c. Morfema flexivo de género masculino.

d. Morfema flexivo de número plural.

                         ? Clasificación morfológica: Sustantivo deadjetival, común, concreto, contable e individual.

                            ? Clasificación por su estructura: Derivada

                            ? Significado: ''conjunto de personas que conviven en una ciudad''

                            ? Función en el texto: Sujeto de la oración subordinada adverbial de tiempo: ''quizá cuando los ciudadanos se arruinen'' (lin. 2)

 

3. ''Arruinen''      ? Forma: a -rruin-ø-e-n

                                               a.   b.     c. d. e.

a. Morfema derivativo prefijo. Valor de lugar “llevar a (la ruina)

b. Lexema. La doble rr se debe a cuestiones ortográficas por ser vibrante e intervocálica

c. Vocal temática ''ø ''

d. Morfema flexivo de tiempo, aspecto y modo

e. Morfema flexivo de persona y número

                ? Clasificación morfológica: Verbo

                ? Clasificación por su estructura: Derivada

                ? Significado: ''quedarse sin nada”

                ? Función en el texto: Núcleo verbal de la oración subordinada sintáctica adverbial de tiempo: ''quizá cuando...'' (lin. 2)

 

4. ''Transversal'' ? de forma progresiva. Que se incluye a lo largo de todos los cursos que forman una carrera universitaria.

5. ''Civismo'' ? valor moral relacionado con el comportamiento respetuoso en una sociedad

 

 

2º Cuestión

 

     La adecuación es la propiedad textual que se encarga de ajustar el texto a la situación comunicativa, al tema y al destinatario y de asegurar, de esta manera, su comprensibilidad. A continuación destacaremos los rasgos más importantes de la modalización, eje perteneciente a la adecuación relacionado con la subjetividad y expresividad del texto.

          En primer lugar, en el texto existe una gran variedad de elementos léxico-valorativos, como por ejemplo, sustantivos: ''igualdad'' (lin. 4, 5, 9, 19 y 20), ''civismo, honradez, respeto'' (lin. 16), ''crueldad'' (lin. 20) e ''injusticia'' (lin. 20); también destacamos adjetivos valorativos: ''inexactos'' (lin. 1), ''chocantes'' (lin.1), ''equivocada'' (lin. 3) e ''innovadora'' (lin. 7) y verbos modales de entendimiento y de dicción: ''interpreto'' (lin. 11), ''creo'' (lin. 11) y ''digo'' (lin. 15), respectivamente.

           En segundo lugar, hay adverbios que expresan cantidad: ''mucho'' (lin. 1) y ''varias'' (lin.10) y otros que muestran incertidumbre y juicios de valor: ''quizás'' (lin. 2) y ''perfectamente'' (lin. 3). Ejemplos de perífrasis modales verbales son: ''debe ser'' (lin. 5), ''debe hacerse'' (lin. 20), ''hay que saber'' (lin. 22), ''tengo que dar'' (lin. 15) y de probabilidad: ''puede ser'' (lin. 20 y 22)

        En cuanto a la deixis, destacamos formas verbales conjugadas a la primera persona del singular: ''me sorprende'' (lin. 4), ''me parece'' (lin. 8) y ''creo'' (lin. 11), entre otros, pero también utiliza el plural colectivo: ''empezamos'' (lin. 6) con la intención de incluir cualquier tipo de destinatario.

       La modalidad oracional del texto es enunciativa y el modo verbal predominante es el indicativo, como se puede observar en los ejemplos citados anteriormente. El autor utiliza las comillas para hacer citas directas: ''formación troncal'' (lin. 8) y '' la igualdad […] feminismo'' (lin. 8-9), pero también para hacer uso de la ironía: ''estudios de género'' (lin. 11). La raya es empleada para destacar su opinión: ''el trato de la igualdad - que […] puede ser una crueldad y una injusticia -, no puede ser...'' (lin. 19-20).

             Por último, el autor emplea figuras literarias valorativas, especialmente la ironía. En el primer párrafo ya se distingue uno de los ejemplos de ironía cuando hace una predicción del futuro del Ministerio de Economía. Generalmente utiliza la ironía en sus referencias a la ministra y a lo femenino: ''si no hay un ministro y una ministra […] mal empezamos.'' (lin. 6), ''un día se inaugurará la facultad de Ciencias de la Feminidad'' (lin. 14), ''no bastaría […] se debería estudiar también la constitución femenina'' (lin. 12-13). Hay una comparación implícita con carácter sarcástico: ''No corresponde a la universidad […]. Ni a los discapacitados.'' (lin. 15-16), que resulta muy grosera. Todos estos elementos modalizadores ayudan a detectar la presencia del autor real en el texto, su conservadurismo y su actitud misógena.

 

II. 3. El compromiso social y político en la poesía de Miguel Hernández

 

El segundo viaje que realizó Miguel Hernández a Madrid en Marzo de 1934, fue definitivo para romper con el ambiente conservador y religioso de su pueblo natal Orihuela. En el año 1935 y tras la publicación de "El rayo que no cesa", colaborará con Pablo Neruda en la revista "Caballo verde para la poesía", lo que le hará dejar a un lado toda la influencia conservadora de Ramón Sijé. Ese mismo año se incorporarà a las "Misiones Pedagógicas", un proyecto educativo de la Segunda República Española destinado a difundir la cultura general y la educación por aldeas y población rural. El contacto con otros pueblos, otras gentes y su relación con el grupo del 27 van creando en el poeta una nueva conciencia ideólogica que se volverá compromiso político con el estallido de la Guerra Civil española en 1936.

Defenderá la república de forma incesante. Se incorporará también como voluntario al Quinto Regimiento y se afiliarà al partido comunista. En febrero de 1937 será trasladado a Andalucía, donde tendrá como cometido el utilizar su poesía como arma de combate. Será en este período de tiempo cuando compondrá "Viento del pueblo": la poesía de esta recopilación, es una poesía comprometida que utiliza el poder transformador de la palabra como arma para denunciar a los opresores del pueblo y solidarizarse con este. En esta, encontraremos la función profética, que se identificará plenamente con la clase obrera. El poeta es viento, como el pueblo y sufre en su carne el dolor de los “niños yunteros”. El tono que domina esta obra es de exaltación:  alza a los jornaleros y trabajadores mediante la poesía combativa (Jaen, levántate brava/sobre tus piedras lunares.... en Andaluces de Jaén)

"Vientos del pueblo" se identifica con la colectividad del pueblo español, que queda glorificada por sus atributos de fuerza y orgullo: utiliza para ello hipérboles simbólicas haciendo uso del bestiario ("yacimientos de leones, desfiladeros de águilas y cordilleras de toros) El poeta se convierte así en intérprete de las desdichas del pueblo, con el que se siente identificado (poema de "Sentado sobre los muertos") En "Vientos del pueblo", Miguel Hernández sufre con los explotados (como se puede observar en "El niño yuntero") y traslada su compromiso social a las trincheras como proclama en la estrofa final de "Vientos del pueblo". En el mismo verano de 1937, participa en el II Congreso de Intelectuales en defensa de la cultura y tras su viaje a la URSS, el talante de Hernández comienza a cambiar: ha observado el espectáculo de una Europa que permanece ajena al drama que se vive en España. Es entonces, y dado al pesimismo que le invade, cuando comenzara a escribir su segundo libro de guerra: "El hombre acecha", donde el tratamiento y tono son completamente distintos a los de "Vientos del pueblo". La guerra y el panorama es ahora visto desde un intimismo marcado por una realidad de cárceles, heridos y muertos. La voz del poeta pasa de cantar a susurrar amargamente (sentimiento reflejado en "Me duele España"). Según avanza 1938, el poeta asiste al desmoronamiento del bando republicano, y posteriormente será trasladado de cárcel en cárcel (donde escribirá "Cancionero y Romancero de ausencias") hasta finalmente morir en marzo de 1942.

{
}
{
}

Comentarios ¿Qué estudias igualdad?

Deja tu comentario ¿Qué estudias igualdad?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.