Avisar de contenido inadecuado

La estructura informativa del texto

{
}

 TAGS:undefined

La estructura informativa


Cuando hablamos de la estructura informativa tendemos a tener en cuenta tres ejes:
-La estructura sujeto-predicado que remite a la de tema (aquello de lo que se habla) y rema (sobre lo que se predica o informa).
-La distinción entre información nueva e información dada que relaciona el discurso con el contexto y establece una jerarquía dentro de las oraciones.
-Por último, el concepto de focalización, clave, el segmento dentro de la oración que tiene más peso.


Las funciones informativas remiten a las necesidades del mensaje comunicativo, a la distribución entre lo que se conoce y se desconoce. En definitiva informar es una actividad semiológica por medio de la cual, un emisor se dirige a un destinatario para modificar su estado de conocimientos, trasmitiéndole por medio de algún instrumento significativo datos que el emisor presupone que son desconocidos. Según esto, este enfoque de la información estaría relacionado con el principio de cooperación: <<Haz que tu enunciado sea tan informativo como sea necesario en la instancia de comunicación en que se halla comprometido>>. La información tiene en cuenta lo que se presupone que el interlocutor necesita conocer o, lo que es lo mismo, aquello que nosotros creemos que él receptor necesita saber. Según esta perspectiva, la información estaría orientada a deshacer incertidumbres y para hacerlo el emisor utiliza todos los materiales disponibles que se hallan a su alcance. Por eso, la información tendrá en cuenta la adecuación del hablante al oyente, lo que significa, que el emisor no siempre comunica lo que desea exactamente, sino aquello que cree que el hablante necesita saber y en función de la eficacia comunicativa dispone el material lingüístico. El hablante expone su intención en una organización lingüística que conlleva a su vez una organización informativa a la que se adecua y en virtud de la cual organiza la estructura fonológica, sintáctica y semántica del texto.


Esta organización se manifiesta tanto en el plano global de la macroestructura (organización de enunciados y párrafos), como en el de la microestructura                      ( organización y estructuración de la oración y sus constituyentes y componentes inmediatos). Además la información será avalada por el orden y las secuencias enunciativas y de ahí la importancia de la distribución de pausas de forma que el entramado sea eficaz lo que dependerá además de la intención comunicativa.
La información surge, sobre todo, de dicha influencia del oyente, o de la imagen que tiene el emisor del oyente. Este quiere adecuarse a lo que cree que sabe aquel y así proporcionarle información nueva. De ahí que se resalten aquellos segmentos más importantes y fundamentales en su estructuración (la enunciación y la modalidad), teniendo en cuenta su importancia para que el oyente reconstruya lo que ha intentado comunicarle.


La estructura informativa surge pues de la adecuación al oyente, lo que afecta tanto a la organización de las informaciones en los enunciados y párrafos como a la estructura interna lingüística: cómo elegir las pausas y secuencias tonales o el ritmo, cómo adecuar las estructuras sintácticas y las lexías y, finalmente, como ubicar en las oración los segmentos.


Tiene conexiones con la argumentación porque ésta también está dirigida al oyente y condicionada por él. En este caso existe una intención perlocutiva, porque el emisor pretende modificar la conducta del receptor o conseguir algo de él.
El hablante dispone de diversos procedimientos para destacar una información, entre ellos destacan:
-El orden de los elementos: <<El piano toca Juan>>, generalmente acompañado de un acento de insistencia.
-Recursos léxicos (palabras con un carácter intensificador (menudo) o qué exclamativo. Normalmente, acompañadas de entonación exclamativa: <<¡Menuda pelea!>>.
-Acento de insistencia. Es una sobrecarga energética que afecta a un segmento con el fin de subrayar su oposición a otro elemento generalmente más esperado: << Está en clase>>.
-Reduplicación: <<¡Se ha enfadado, se ha enfadado!>>.
-Estructuras de énfasis (construcciones sintácticas):
a) Estructuras ecuacionales: <<Es el decano el que ha convocado la junta>
b) Estrudcturas ecuandicionales: <<Si alguien ha convocado la junta para el lunes ha sido el decano>>.
c) Adyacentes nominales atributivos: <<El asunto de Jorge>> <<La medicucho de Paco>>.
d) Secuencias del modelo <<lo fuerte que eran>> <<lo equivocada que estaba>>.
e) Focalizadores presuposicionales: incluso, aun, también, hasta, ni siquiera…: ¡Hasta yo me lo creí>>.

Además focalizar puede afectar a varios segmentos en el enunciado. La pregunta es obvia: ¿Qué es lo que se focaliza? ¿La información nueva? Hay autores que identifican el foco con la información nueva. No obstante eso no significa que toda información nueva sea foco. Hay autores que adscriben la información nueva al eje sintagmático y localizan el foco en el eje paradigmático.

Macroestructura y superestructura.


La propia organización del texto ya supone una jerarquización informativa. La estructura del texto depende de su macroestructura y de su superestructura. Es decir, de la división en párrafos, según los aspecto del tema general o subtópicos (macroestructura9 y también del tipo de texto (superestructura). Esto supone a la vez, una organización determinada de la información donde es obvio que no todos los párrafos tienen la misma carga semántica.


En un texto periodístico, el orden informativo de los párrafos suele ser piramidal: de mayor a menor importancia. Los titulares expresan las noticias de mayor peso, lo que se quiere destacar y este hecho se apoya en la tipografía que es un modo de focalizar. Además, conforme avanza el texto van apareciendo los datos que se consideran menos relevantes. Así encontramos el titular, el antetítulo, etc.; y pone de manifiesto que muchas veces la jerarquización está adscrita a la postura ideológica del periodista.
En los textos argumentativos el orden suele ser: Introducción, argumentos o información central y conclusiones. El primer párrafo lleva pues la información preparatoria, y el último lo más resaltado, la tesis defendida por el autor o la información que el hablante quiere que perdure en la mente del oyente. En ocasiones no se cierra el texto con una conclusión, se la deja implícita, de este modo esta información adquiere más relieve informativo.


En el texto literario se encuentran muy reelaborados los materiales y, por tanto, toda la información tiene un alto nivel informativo y adquiere una gran densidad informativa. En cuanto al texto publicitario en este la parte lingüística suele ser mínima en vallas, anuncios en periódicos, televisión… y por ese motivo muy pensada y motivada. Esta pues llena de significado, en la mayoría de ocasiones se trata de un significado asociativo metafórico, en relación directa con la imagen. Todo está focalizado informativamente. En otros textos publicitarios, como la propaganda de un producto por correo, hay mucha información innecesaria, secundaria y la principal se destaca al inicio y a lo largo del texto: subrayada, en negrita, con exclamaciones o interrogación, cuerpo de letra mayor.


Finalmente, el texto coloquial no lleva una organización planeada. Las intervenciones pueden co-orientarse, interrumpirse, una apoyar a otra, confirmarse o bien, ayudarle un interlocutor a otro, exponer lo que se quiere decir.


Generalmente el que habla expresa su opinión sobre un tema, da los argumentos, vuelve a reiterar la conclusión. La apoya modalmente, considera posturas en contra, y pone ejemplos concretos para apoyar lo que dice, como argumentos. Por tanto, en él destaca la repetición para resaltar lo dicho, ya que por el propio medio de propagación se pierde información. La subjetividad es otra de sus constantes para destacar información.


Por otra parte, el orden en el que aparece una información en un texto da una idea de su relevancia/ no relevancia siempre, por supuesto, teniendo en cuenta el tipo o género al que pertenece. Así, el orden de los enunciados o la segmentación de los párrafos muestra la estructuración informativa que ha hecho el hablante.


La jerarquización informativa en el texto nos lleva a resaltar una información situándola en un determinado párrafo. Del mismo modo que por rendimiento informativo se recomienda a los periodistas la ecuación una idea= un párrafo. Si al autor le interesa hacer sobresalir una parte, la sitúa entre pausas. Y por ese motivo puede situar un par de ideas en el mismo párrafo, rompiendo de este modo la organización textual y aproximándose al sentido propio de los textos expositivos-argumentativos y sus matices.


El lugar que ocupa un enunciado en un texto condiciona el peso informativo que conlleva. Pero hay que tenerlo en cuenta atendiendo a la superestructura del texto, ya que esta es la que condiciona la macroestructura u organización global. Es decir, que un enunciado abra un texto puede suponer que es la información más relevante, por ejemplo, en el texto periodístico. O bien que es una introducción o preparación para otra, y que tiene solo datos conocidos o menos relevantes. Igualmente, el último enunciado puede ser la focalización (la conclusión) en un texto expositivo o argumentativo, mientras que en el periodismo informativo hace referencia a la información menos relevante.
Por otra parte, el título en un texto periodístico informativo no expresa el tópico textual sino la noticia más llamativa, lo más importante. Mientras que en un texto literario o de opinión o comentario expresa, el tópico textual y, por tanto, en la mayoría de ocasiones, la clave significativa del texto.


En el texto periodístico si la noticia aparece en las primeras páginas es porque el periódico la considera más importante que las que están en páginas interiores. Así la propia página en que aparece nos da una idea del valor que el periódico le da. También el que ocupe toda la página o no. O que contenga bajo el mismo titular (que resalta lo más importante o llamativo) otras noticias relacionadas. Esto implica que la destacada en dicho titular es la más relevante o llamativa entre todas las que componen el texto.
En el caso de que hallemos una interrogación como enunciado final de cierre en un texto argumentativo o de comentario-opinión, ello supone que el texto se deja abierto a la interpretación del oyente. Si, por el contrario, se pone la interrogación al principio, lo lógico es pensar que el propio texto la responderá.


Cuando la interrogación se halla en la introducción, está relacionada con el planteamiento del tema del que va a tratarse. Se trataría de una marca apelativa para exponer el tema y abrir el texto. Si lo pusiéramos al final, sería la conclusión. Una pregunta abierta, que deja que cada uno opine, sugiere y por tanto culmina, concluye de una forma muy directa. Y presupone que el texto anterior no ha respondido a ella, sino a otra cosa de la que surge la pregunta. En el cierre, esa pregunta deja el texto abierto, para que el lector piense, y tiene un carácter apelativo, de invitación a que la respuesta sea dada por el lector, con lo cual el efecto es mayor.


Si se altera el orden de los enunciados en un texto, se variará la información sugerida. La única imposibilidad puede venir por la presencia de elementos cohesivos que predispongan a una determinada sucesión de los mismos, ya que establecen una determinadas presuposiciones de contenido. Además es posible alcanzar una preeminencia al plantearse un caso general que se ilustra con casos concretos, por ejemplo.


En resumen, cada tipo de texto tiene una organización macroestructural preestablecida, en la que la ordenación de la información varía. Por tanto, la posición de un enunciado dentro de un texto lleva consigo una orientación acerca de la importancia que tiene lo dicho respecto al todo. Lo entendemos pues de acuerdo con qué lugar ocupa en la organización y qué tipo de texto es. No lo es lo mismo decir algo al principio que al final o en el centro del texto, porque en virtud del tipo de texto al que pertenezca va a ser interpretado.


Es obvio pues que para comprobar cómo la intención del que escribe hace que se ordenen los datos de forma distinta para emitir una información también divergente. No porque no se digan las mismas cosas, sino porque se jerarquizan de diferente modo y esta lleva a conclusiones diferentes.


La disposición de la información en el periódico supone una jerarquización de la misma, ya que la importancia de lo dicho desciende conforme avance el texto y provocan dos efectos diferentes en el receptor simplemente por ordenar los datos de una forma u otra.

 


Microestructura.
Aunque la separación entre macroestructura (organización textual), superestructura (tipo de texto) y microeestructura (elementos que componen los enunciados) es difícil de hacer y cada plano está interrelacionado e imbricado en el resto.
Los enunciados que componen el texto tienen diferente peso informativo no sólo según su posición en la macroestructura textual o el tipo de texto que tengamos sino que también hay mecanismos que sirven para localizarlos. Entre ellos podríamos establecer la diferencia entre operadores y conectores. Hay operadores que son marcadores de relieve informativo y conectores que, aparte de su función cohesiva, establecen una jerarquización de la información.
Todos los mecanismos supraoraciones afectan a la organización informativa del texto. Es decir, con el paso de la estructura gramatical (oración) a la comunicación concreta ya realizada (enunciado), pasamos a la inscripción del contexto y del hablante. La organización de la información es igualmente un fenómeno supraoracional que surge de la adecuación de la intención del hablante a las necesidades del oyente y en virtud de ello se organiza el material léxico, fónico y sintáctico del texto. Eso significa que están todos interrelacionados. Los medios enunciativos y modales se utilizan para focalizar informaciones, además de otros procedimientos que afectan a la organización sintagmática del enunciado de lo dicho: entonación, pausas, estructura sintáctica elegida, conectores.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La estructura informativa del texto

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.