Avisar de contenido inadecuado

Estoy obligada

{
}

Estoy obligada a hacer diversas transacciones con los espíritus que carecen de fuelle, cuyas costillas se han resquebrajado y aunque me halle vacía de fuerzas y sin un caramelo de sueños que llevarme a la boca, no vacilo, soy consciente de los fardos que carga mi espalda, de las monedas que llevo en mis bolsillos. El infinito cuenco de la palabra es bebido por un cursor de palabras que se atormenta cuando el molino mueve las aspas a diestro y siniestro.  Sería maravilloso poder llamar al viento por su nombre verdadero y sentir que fluye como una palabra que pincha en un dedo al que ni siquiera has inducido a moverse. Qué extraño sentimiento se explaya por el desierto, que extraña locura agujerea la placa de titanio incrustada en mi pierna. Esto es mío: el trayecto es una pulsera magnética que se adhiere a mi mano, una pluma homicida que me impele a explayarme. Crearse un nuevo nombre te agosta aunque la valentía se yerga como un bambú flexible, balanceándose. La tierra arde gracias a la simiente de la palabra. Ahora sé que cuando llegué al abismo la golondrina me tenderá su pico.  Mojará su herida ala en la tinta china donde flota una palabra hermosa,  ferviente, cuya onda sonora es capaz de multiplicarse.

{
}
{
}

Deja tu comentario Estoy obligada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.