Avisar de contenido inadecuado

Estimula tu creatividad en Halloween.

{
}

Y esta es la historia que me han pasado Raúl y Josevi. 

  TAGS:undefined

Hola, mi nombre es Mitch. Estoy aquí para hablarles de una experiencia que tuve. No sé si fue algo paranormal o cómo sea que le llamen a los fenómenos sobrenaturales, pero después que esa cosa me visitó, ahora, creo en esas inverosímiles historias paranormales.
A Edwin le agradaba la idea que me mudara con él, ya que, después del todo, no nos hemos visto desde hace 10 años, así que a mí también me emocionaba. En cuanto llegué lo desembalé todo y enseguida me quedé dormido. Pasé una gran semana, pero a la siguiente ya empecé a escuchar unos ruidos, como si susurraran desde fuera y estos ruidos se repetían a la una de la madrugada. Pensaba que era un mapache, así que los ignoraba e intentaba volver a dormirme. Eran unos ruidos tan insistentes que una mañana decidí hablar con Edwin y contarle lo que pasaba, ambos estuvimos de acuerdo en que sólo podía tratarse de un mapache.
Sin embargo, una noche noté con claridad que la ventana de mi habitación se abría con estrépito y tuve la convicción de que algo había entrado en mi cuarto. Me levanté de golpe y miré hacia todos los lados, pero no halle nada raro. No obstante, al verme Edwin supe que algo me había pasado, hasta el café se le cayó de las manos del susto tan tremendo que se llevó. Entonces me acercó un espejo para que pudiera verme. Fue cuando descubrí que tenía un corte muy profundo en la mejilla izquierda. Así que fuimos al hospital.
El doctor me dijo que tal vez había caminado dormido. Pero cuando me lo mostró el alma se me cayó a los pies. Levantó la camisa y pude ver la enorme incisión cosida en el lugar en donde antes estaban mis riñones. La consternación se apoderó de mí y acabé con los ojos húmedos. “De alguna manera perdiste tu riñón izquierdo anoche, pero no sabría decirte cómo sucedió. Lo siento, Mitch”- dijo el doctor.
No paré de darle vueltas al asunto, consternado mientras volvíamos a casa. Cerca de media noche, me despertó un sudor frío y pude ver una imagen horrible. Estaba viendo cara a cara a una criatura con una capucha negra y una máscara azul que me miraba aprensivamente. Lo curioso es que esa cosa no tenía ojos, estos tan solo eran unas cuencas vacías y oscuras. Las cuencas desprendían una sustancia negra que goteaba, como si se tratase de una lágrima gelatinosa. Tomé una cámara que tenía cerca de la cama y le hice una foto. Pero, nada más disparar el flash, la criatura se lanzó sobre mí e intentó abrirme el pecho para llegar a mis pulmones. Estaba aterrorizado, pero eso no impidió que mis reflejos se agudizasen. Así alce la pierna y le di una tremenda en la cara. A continuación, salí corriendo de mi habitación con la bolsa de dinero. Lo necesitaría y no iba a marcharme sin él. Escapé de la casa y me dirigí con el corazón encogido a casa de mi hermano, pero, una vez en el bosque, muy cerca ya de casa de Edwin tropecé con una roca y quede inconsciente.
Al despertar, me hallaba en un hospital. El doctor que entró en la habitación era el mismo que nos había atendido antes. “ Tengo buenas y malas noticias, Mitch”- comenzó a decir el doctor. -“La buena noticia es que sólo tienes unas leves heridas y que tus padres han venido a recogerte”. Suspiré, aliviado. “La mala noticia –dijo mirándome con una calma pasmosa- es que tu hermano fue asesinado por alguna… cosa, anoche. Lo lamento.”
Mis padres me llevaron de regreso a casa de Edwin para que recogiese las cosas que quedaban. Cuando entré en mi cuarto, estaba azorado, el corazón me latía con fuerza, aunque yo intentaba mantenerme tranquilo. En el pasillo que iba a mi cuarto, vi el cuerpo de Edwin en el suelo. Había algo pequeño y gelatinoso junto al cadáver. Levanté esa cosa y subí al auto de mis padres. No nos llevamos el cuerpo, pero yo sí que recogí aquella cosa, aunque, a continuación, estuve a punto de vomitar de asco, mientras sostenía mi propio riñón a medio comer, empapado de una sustancia negra y gelatinosa.

{
}
{
}

Deja tu comentario Estimula tu creatividad en Halloween.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.