Avisar de contenido inadecuado

El escritor Alfredo Gómez Cerdá gana el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009

{
}

 

 

El escritor Alfredo Gómez Cerdá gana el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil  2009

Bravísima la trayectoria de este escritor madrileño.

Quiero felicitar desde el Blog al ganador del Permio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, Alfredo Gómez Cerdá. Le felicito por su afición a la literatura, por su compromiso constante con la calidad, por allanar el camino de la lectura a los adolescentes, por buscar nuevas fórmulas que enganchen a  los alumnos a la literatura de calidad, por su capacidad para embaucarnos a todos - jóvenes, adolescentes, niños y adultos- en sus historias conmovedoras. 

Un escritor se alimenta de sus historias, se documenta, se yergue ante la cruda realidad e  intenta transformar esas vidas ancladas en el buzo del miedo, la miseria o la desesperación… en una historia esperanzada,  que se sueña a sí misma y cuya propia trama provoca una fuerte conmoción en el lector, independientemente de su edad, sexo u condición.

Alfredo consigue eso. Libros como Anoche hable con la luna, sobre la dura experiencia de una adolescente acosada por su padre; Noche de alacranes, que revive  la vida de una guerrillera que sufrió en sus carnes la diáspora de la Guerra Civil o este nuevo libro , Barro de Medellín, que ha merecido el   premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil,   demuestran nuevamente esa dúctil capacidad de todo buen escritor: la capacidad de moldear una realidad vivida, sentida u observada, en un universo inédito, inexplorado, lleno de seres creíbles que respiran vida.

Y eso los chavales que leen sus obras, lo agradecen… lo sienten, lo huelen. Esa autenticidad, esa capacidad de conmocionar  y emocionar con las palabras, es la que identifica al buen escritor, la que  se convierte en su carta de presentación. Después llegan los premios, las conferencias, las reuniones en institutos, las propuestas de promoción a la lectura, pero todo ese territorio ya ha sido abonado por su gran humanidad y por maestría.

En este libro, Barro de Medellín nos adentramos de un plumazo en la cruda realidad de dos niños que vagabundean por las calles de esta ciudad colombiana, mientras sueñan con dirigir una banda de ladrones. Ante sus ojos se yergue de pronto el Parque de la Biblioteca, y sin que ellos lo sepan ese edificio cobra vida, roza sus vidas y las metamorfosea. Según el propio autor, esta historia está poblada de personajes con sentimientos, que viven una existencia dura y, en apariencia, con pocas esperanzas, al límite de todo y de la nada. El propio autor conoció de primera mano los problemas a los que se enfrentan estos seres, mordidos por la miseria y la desidia, inmersos en un paisaje helado, en el que se hunden sin remedio, sin esperanza o sueños que puedan redimirlos. Sin embargo, la biblioteca transformará sus forma de conocimiento, les mostrará  esos senderos inexplorados de la realidad en el límite de lo ficcional.

Nuevamente nos hallamos ante un libro que abre una puerta a la fantasía, ese mundo en el que no existen las cadenas, donde los niños pueden moldear la realidad sin ser dañados. El escritor consigue otra vez, sorprender a un lector ávido de respuestas que trasnocha para saciar su alma con palabras.

Por supuesto que no es el único premio de su trayectoria, aunque sí uno de los más emotivos, un reconocimiento que lo consolida como uno de los grandes forjadores de sueños y mundos posibles. Gómez Cerdá ha recibido ya muchos otros premios, como el Premio Gran Angular, el Fray Luis de León o el Cervantes Chico por el conjunto de su obra. Piedrecitas, que siembra en el sendero, el seguro camino de su reconocimiento institucional,  el que le permite una solvencia económica; el otro, es el anónimo, el dulce beneplácito de los chavales, sus enormes ojos se dilatan, se tornan voraces ante las palabras, se adhieren a esa escalera mágica y trepan sin demora.

{
}
{
}

Comentarios El escritor Alfredo Gómez Cerdá gana el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009

te envio un besote agatha¡¡¡
!Un besote desde Valencia, volatil Marlen...¡ Con mucho cariño te envío...

Deja tu comentario El escritor Alfredo Gómez Cerdá gana el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.