Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda. Poesías

{
}

 

Todo conduce al alba

 donde se baten

 los desconocidos

 

Tú,  golpéame

ciempiés

 en ese fuego

desconocido 

 

Hubo un tiempo atrás

en que yo te amé

y necesitaba verte

para respirar.

Nadie más sentía

que te quería

sólo tu presencia

que se creía

indiferencia.

Hasta que ascendió

sin respirar tu alma

y arrasó con todo

 

Qué le darías a mis yoes

si te devuelvo

tus destrozos

sin respirar

 

Es inútil que corras

que mitigues tu sed en su regazo

que le soples mentiras

 

Es inútil que persigas

sus ojos de bambú,

en una jalea de tristeza.

 

Es inútil esa burbuja

que protege la entrada.

Él  sabe   muy bien

cómo seguir adelante.

 

Jugué a darte los labios

a buscarte, en vez de golpearte.

A que sí volveré, a que no.

A que me ves, a que no me ves.

A que soy hielo, a que sí estás.

A que soy fuego, a que te vas.

A darte los labios

en vez de besártelos.

 

Como un diamante

te inclinas ojo

indagante.

Pides al abismo

que no te desangre.

 

Escuchas nombre

ese adiós de rombos

difuminados

que se cuelan

detrás.

Un príncipe fugaz

en un diamante

sin quemaduras.

Despiadada serías

si atravesases la bahía

estúpida del llanto

sin tu corteza

sin el derecho al grito

Ecos de cicatrices

atrapan una hélice

rota que riza el césped

De un cuerpo besas

hasta la empuñadura

y esa  bronca tristeza

desaparece

{
}
{
}

Comentarios Esa muñeca a la que diste cuerda. Poesías



precioso!!!  un beso cielo.
Estos versos me recuerdan a una época anterior mia, pero además he descubierto en ellos otro siginificado si lo lees de debajo hacia arriba. Sorprendente y la vez magnífico!!!
Besos, Arlequini, de Corso
corso Corso 07/11/2008 a las 00:23
Vaya Corso, pues tienes mucha razón, escritos al revés cobran un significado nuevo. Muchas gracias pirata, eres excelente.
Besos
son bonitas prosas bonitos los dibujos ,y por encima yo por lo menos poco vistas , me han encantado el verlas es mas las he mirado mas de una vez

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda. Poesías

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.