Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda

{
}

Siento tu desnudez

que desvanece

toda posibilidad de huida.

 

Pasos torpes de fiera

fuera de la guarida.

 

Ya ha llegado la noche y sus viajes.

-Sigue el camino de las baldosas amarillas.

No seas cobarde. Acércate al abismo

aunque tu silueta sea barro

aunque atenace esa noche fría.

Cuando te hundes, pretendes escapar

pero no mueves los brazos.

Haz un ademán imprevisible

y no dejes que vean

quién eres tú y quien la otra.

Besos que son piruetas

de arlequín, chispazos.

Cuando vas a saltar

llega alguien

besa tus labios dulces

y te despiertas.

 

{
}
{
}

Comentarios Esa muñeca a la que diste cuerda

siempre nos despertaremos y ella esta alli
emiro vera suarez emiro vera suarez 29/08/2010 a las 02:41
Me gusta mucho... gracias Aghata
Una belleza de poema, me gusto mucho.
Besitossss.
Paloma

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.