Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda

{
}

Imaginas que la vida inaudita es la adúltera

que protege al enfermo en el adviento.

 

Cuando regresas, otra vida

fluye  en tus sueños

a borbotones.

 

 

 

 

 

Ni un mínimo gesto traspasa la maleza de tu alma.

Se clava mi mirada en ti,

cortas la corteza del árbol y sangro, golfo.

 

 

Me balanceas

hasta en tu ausencia.

 

 

 

Ni la duda ni la incertidumbre

merecen la pena ahora.

Más te vale que lo abraces

y seques todas las raíces.

 

 

Mientras me ames en el desfiladero

te seguiré.

Multiplicaré los panes y los días

aunque respire

 mi indiferencia.

{
}
{
}

Comentarios Esa muñeca a la que diste cuerda

me gustas hija eres especial  y encima aprende uno se te llena el espiritu de ilusion y aprendizaje buen dia y mañana no veas te caigan bombones
Qué ingenio del tetratríptico, muy didáctico y hay para todos en tan pocas letras, felicidades Aghata
Qué ingenio del tetratríptico, muy didáctico y hay para todos en tan pocas letras, felicidades Aghata

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.