Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda

{
}

Esa muñeca a la que diste cuerda

 

sólo me mantiene en vilo

la extraña cuerda

de los arlequines.

 Aghata

 

 

El bronce de mi cuerpo esconde el talismán

ese grial que únicamente

conoces tú que has limpiado mi corazón.

 

 

Te finges resbalar en otras

y todas son mudos equilibrios

 de  Guiñol.

Pesados caracoles en un escenario

que desconoces.  

 

 

 

¿Por falta de imaginación

abandonas, Arlequín

el dulce lastre

de los ideales?

 

-No sirven para nada

los fuegos fatuos.

Ninguna de esas cosas

tiene imanes curativos.

 

 

Sí me miras a los ojos

Y me quieres ver a mí

no necesitas mirarme

porque yo estoy en ti.

 

Palabrerías

en el pozo

roto de de las mentiras.

{
}
{
}

Comentarios Esa muñeca a la que diste cuerda

Manten tu carazón en la paz .
Veras los resultados en los espejos del Alma del que miras.
lerna Lerna 14/08/2009 a las 11:52
Precioso comentario, amiga. Muchísimas gracias por tu apoyo y aliento, por siempre estar ahí.  Es cierto que no estoy bien, pero también lucho por mis sueños.  Leo, escribo, recomiendo libros a mi hija, escucho a mi marido. La última una catástrofe para él: vamos a cambiar el Estudio. Imagina una habitación pequeñita, dos ordenadores, cada uno con sus manías y la pared forrada hasta arriba de estanterías y libros... Te quiero mucho Lerna, somos almas gemelas.

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.