Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda

{
}

 

Seas bienvenida a la fiesta

de las cicatrices - dice el flautista, sonriendo

y hace su reverencia

 

Brilla tu traje de rombos prohibido

mientras suena  dulce la música

 

 

Todas las cicatrices son absorbidas

por su piel que se desviste compulsivamente

cuando te calzas la locura  

{
}
{
}

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.