Avisar de contenido inadecuado

Esa muñeca a la que diste cuerda

{
}

 TAGS:undefined 

El traje

Vestida con el traje de domingo la señora Paz ha salido
buscando los costados batientes de la tierra.
Ha alzado los ojos, fantasmas ha visto: tantísimos,
incontables fantasmas, cuyas almas taladradas
no tienen dueño.
El guerrero que vio parecía un chiflado: no quiso desasirse
de su lanza, no bajo la voz ni le hablo esperanzado.
Echó pestes del humano mundo.
No dijo ni una palabra del apuesto amor- prójimo,
de las escrituras, ni compasión %u2013 otro asomo de su boca.
Nada más alejado de su porte amable gesto.
Una arruga cruzaba el ojo izquierdo, ciego el otro.
Callosos pies, callada alma sin raza.
La señora Paz corrió a su casa, recogió el mono de trabajo
y se volvió al campo de batalla: Miles de hombres
agazapados en sus sentimientos fueron heridos a bastonazos.

 


¿Por qué arrojamos
las miserias propias
a casa ajena
si a nadie aprovechan?
Sírvase cada cual
de arrastrar
su dolor a cuestas.
Que cada cual patalee
y balancee sus miserias.
Que el tropiezo propio
le es ajeno al prójimo.
Vuelva cada
cual a su casa
con dignidad.
.

 

 

Es fácil pensar que soñar lo no vivido
nos vuelve inmunes a lo cotidiano.
Con esa máscara disfrazamos realidad
y creamos una identidad sin mentiras nueva
Pero ¿qué pasaría si al cruzarnos
con el sueño vivido lo borrásemos?
Todo lo que fuimos amanecería desnudo
sin la piel del recuerdo
anestesiado, sin infancia
ni identidad.
¿A qué puerta llamaríamos?
¿A dónde iríamos?
¿Adónde el tiempo de lo vivido?

 

Gente a cuestas como escarabajos
Se apelotonan para ver el partido.
Luciérnagas, bengalas rallan el cielo
El partido comienza.
¡Que sudor a pedazos
en el océano de la grada!
Gira a la derecha, pelota
Giro a la izquierda
¿Llegas dignidad?
Ya llegas....
¡Ahhhhhhhhhhhhh!
El vacío
El Vacío.
Te caíste
¡Patada de cerdo 1
cráneo
hambriento 0000!

 

 TAGS:undefined

Atrapada dentro de mí
¿Podré salir? El mundo
es un carruaje que pandea
pero va demasiado rápido
Yo quiero quejar mis sueños
Y si cojo por el asa la inocencia,
cabellera de ternura
¿qué seré?
Fluorescencias
Iris
Apetito versátil
Barril, ponzoña de recuerdos.
¡No! Los salvé.
Me veo y me sueño
Suicidé el instinto de auparme
al carruaje
Me quedé nítidamente conmigo
Me disolví en el suelo

 


¿Existe el silencio?
¿No sientes que te ahoga?
Y ya no puedes salir de la espiral.
Escucha. ¿ Oyes? Las paredes pesan.
Las calles llenas de llanto. Los ojos
de la miseria y la altivez se cruzan
en las esquinas.
Un niño abre los labios y grita
Está sangrando. Y en las autopistas
los coches hacen zigzag al suelo.
¿Oyes? Estas rodeado de milésimas
de segundo y de relámpago. Allí
el policía apaga el tráfico.
Allí pasean las risas sin miedo.
¿Sientes? Hipócritas
cansados de su farsa.
Mira: luce tus sueños
y mira perplejo
como sigue la vida, como pasa.
Y la gente no escucha. Sólo ve
detrás de la cortina y no mira
sólo sigue su propio instinto
como un animal en celo.

 TAGS:undefined

La carrera
La carrera ha comenzado.

Pónganse el dorsal y a la cola 
 si quieren participar.

No señalen con el dedo
al que lucha por su supervivencia
hasta que desfallece.

Ustedes
sigan adelante....


Cepillen sus errores insoportables.


Sigan adelante....
Sean infatigables y cristalicen
su pasado de melancolía

Sigan adelante....

Busquen el rancio martillo
de la rebeldía.


Sigan adelante....


Recuerden que nadie
se apiadará de ustedes
cuando atraviesen la bahía.


Sigan, sigan adelante...
Y cuando lleguen a la meta ¡óiganme bien!


No miren atrás ni se avergüencen.


Séquense el sudor
y háganse
una cura de humildad.

{
}
{
}

Deja tu comentario Esa muñeca a la que diste cuerda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.